18.6.08

merecimientos realmente existentes

Sabía que iba a generar disidencias el post anterior, esa reformulación eterna de que cada sarasa tiene los denguengues que se merece. Se usa para todo, ¿no? Cada verdulero tiene la fruta que se merece. Cada departamentito tiene las mesitas de luz que se merece. Bueno, eso.

Como dice Mer, no creo que nadie merezca nada, cada quien tiene lo que le toca según las posibilidades realmente existentes. Nosotros no tenemos los futbolistas que nos merecemos, tenemos la suerte de tener muy buenos futbolistas, eso no quiere decir que el azúcar zodiacal endulza caballos del sur, dice Gelman; es decir, no mezclemos los porotos (de soja). También Juan dice ¿Y quién afirma que Panamá es Panamá y no tu pelo?, pero eso no tiene nada que ver con lo que intento decir, aunque queda lindo.

En realidad el post anterior surgió como una realidad que a mí se me hace incontrastable. No digo clase política, no digo legisladores, no digo “políticos”, no digo más que lo que digo: tenemos mejores gobernantes que los que nos merecemos. Hago en ese decir una obvia referencia al hoy, no estoy hablando de toda nuestra experiencia política del siglo XX. Digo, tan solo, que estos políticos que hoy rigen nuestros destinos son mejores que los demás grupos corporativos, por llamarlos de alguna manera, de la sociedad. Es decir, esta cúpula del Frente para la Victoria es mejor que nuestros militares, es mejor que nuestros críticos de cine, es mejor que nuestros policías, es mejor que nuestros gobernadores, es mejor que nuestros empresarios, es mejor que nuestros docentes, es mejor que nuestros cineastas, es mejor que nuestros bloguers, es mejor que nuestros periodistas, es mejor que nuestros medios. Sí, obvio, una tía mía que es re honesta es mejor enfermera que Díaz Bancalari legislador, seguro, pero no estoy haciendo ese tipo de competencias oblicuas. Digo que es más interesante escuchar a un ministro oficialista que a cualquier diputado de la oposición, que me cierra más la idea de Marcó del Pont que la de Prat Gay.

Un país donde la izquierda dice que dejen de usar a las Madres de Plaza de Mayo y las Madres les regalan sus pañuelos a la Presidente en un acto público, nacional y popular, en la Plaza de Mayo.

Es una elite dirigente de muy buen aprendizaje, de muy buena oratoria, de muy buenas ideas, de muy buenas convicciones, de muy buena formación, con gestión encima, además, con conocimiento real de la Argentina viva y con voluntad da cambio. Faltan cosas, sí, ya sé.

Si quieren hago nombres, aunque no es mi intención, pero en un Gabinete necesitás tres tipos de ministros para gobernar un país como el nuestro. 2 o tres ministros batalladores, algo mercenarios, con conocimiento del armado real del poder, que sepan hacer caja y que defiendan ciegamente cualquier cosa que le digas que tiene que decir. Necestitás 2 o tres ministros prestigiosos y de perfil bajo para otras carteras a las que quieras bajarle el copete respecto a anteriores gestiones; y necesitás en cada uno de los ministerios madre (que cada Gobierno define cuáles son) tipos honestos, probos, intachables y trabajadores. Este gobierno decidió que Jefatura, Planificación e Interior sean la caja y el poder existente; que Cultura, Economía y Cancillería sean perfil bajo y decidió que Salud, Trabajo, Educación, Ciencia y Técnica y Desarrollo Social sean los de gente proba y honesta, que trabaja.

(Justicia para mí es ministerio aún porque bajarlo provocaría más líos que claridades, pero hoy Justicia es nada más que un sello para elevar a ministerio la política de Derechos Humanos. Más la Policía, que es Aníbal Fernández. Aunque se vaya a vivir a la Ushuaia subsiberiana va a llevarse a la Policía con él; se va de vacaciones al mundo exterior y se lleva la Policía con él, está claro. Un ministro como Aníbal para hacerse cargo de estos engranajes de mierda es tan necesario como meses quieras mantenerte en el poder.)

Análisis finales
No es que haya dicho todo, es que no tengo muchas ganas de berenjenear más y tengo cosas que hacer, como ir a la Plaza, por caso, pero lo que quiero resumir es que este gobierno, con las fuerzas realmente existentes, como dice Torcuato Di Tella, está haciendo un mejor Gobierno que, se sabe, cualquier otro gobierno desde hace mucho tiempo para atrás, y que, esto es lo más importante para mí, que este es un mejor gobierno que lo que los habitantes de este país quieren de verdad, los ciudadanos, digamos. La gente, en general, cree que el Estado debe tener el tamaño de un anillo de compromiso, que son todos chorros, que hay que reprimir, que tiene que haber más penas, cárceles, y patrulleros. Que tenemos que dejar de mirar para atrás, que para qué revolver mierda. Que el clientelismo es lo peor que tiene la patria. Que oponerse a un sector económico es soberbio. Que se termine el conflicto aunque ganen los que merecen perder porque estamos cansados de mirar la tele y que aparezca este tema que parece no tener fin.

A tal fin solo mirar encuestas que se hicieron recientemente en varios diarios que preguntan si cobrarían un sueldo del Estado sin trabajar y en todas las encuestas más del 50 por ciento dice que sí. Imaginemos que además hay gente que hizo doble clic con la hipocresía derecha. Digo, si cualquiera de ese más de la mitad de votantes fuese gobierno haría las cosas peor que Cristina. Es decir, tenemos un gobierno mejor que la media de Argentinos, que es casi como decir un argentino de clase media.

Mientras estén bien de guita van a votar a los Kirchner, pero en cuento tambalee la economía macro (o la sensación -hoy parece que estamos en una crisis terminal) no los van a votar más. No están con Kirchner por la poca distribución que empezaron a instrumentar, por la apuesta a una necesaria reforma impositiva, por la libre saranganaga. Están porque les fue bien económicamente. Nada más. Entonces que este gobierno de Cuadros se aproveche de eso, se aproveche de esos votos de la clase media para hacer –o para mediante el relato, imponer en la agenda discusiones sociales que serían realmente difíciles de ejecutar -aunque a los bloguers y los dirigentes de la izquierda agrónoma de los trabajadores le resulte una sencillez asombrosa aumentar las ganancias y sacar el IVA-.

Por todo eso, me parece que este Gobierno es mejor que la gente que se queja de este, y, por ende, estos gobernantes son más de lo que nos merecemos, en términos de merecimientos realmente existentes.

1 comentario:

Mer dijo...

Hola Nata... no creo que pueda sacarse las cosas de contexto. Y ahora sí entiendo tu post anterior. No es lo mismo. Te juro que las pocas palabras para mí no dicen más que muchas =). No importa cuántas sean, sino que sean las correctas. Ahora sí entendí tu blog. Ahora sí entiendo lo que decís. Te cuento que cuando salieron a hablar Aníbal y Alberto juntos la otra vez sentí esto. Yo estaba aplaudiendo lo que decían estos dos tipos que realmente, como políticos, no me van. los veo más como Dirigentes de algún cblub de football de la pesada! jajajajaja Pero los aplaudí. Por esto que decís de que "este gobierno" es el mejor que he conocido. Esa frase sáquenla de contexto si quieren. Pueden decir, pero es patético, pero es no sé qué, pero es no sé cuánto... AAA bueno, pero de eso hagámonos cargo como sociedad... porque si es así y aún así es mejor, somso nosotros los nabos que no nos dimos cuenta de la mierda que vienen haciendo con este país los ditintos gobiernos, de lamano de los ditintos intereses financieros, de empresas multinacionales, mafias y etc. Ayer lo escuchaba a Alberto F. en Palabras Más Palabras Menos y realmente me pareció que estaba manejando bien la situación... Nunca en lo qeu yo he podido registrar de política he visto a un Jefe de Gabinete decir: yo creo en este modelo de país popular, de equidad, de redistribución. Que después haga lo que quiera. Pero el tipo no tiene furcios cuando dice gobernabilidad o institucionalidad como la mayoría de los ministros de los últimos 30 años. No quiero defender a este gobierno. Pero realmente cuando mis amigas que en general tienen pensamientos bastante progresistas se mandan barravasadas bien neoliberales porque son pibas que no se ponen a discutir de política con los diarios o los medios. O lamentablemente no se metieron en un ámbito académico (el que fuere, ya sea pelar papas pero en una universidad que le abra el bocho)dicen cosas que no son coherentes con otras actitudes que tienen... y esas contradicciones... por dios. "Yo no quiero que este gobierno use mi plata en un acto" AAA que telefónica use tu guita para pagarle sueldos 100.000 por mes asus gerentes está todo bien. "Nos mienten con la Inflación" aaaa que nos mientan los medios, está todo bien. "Este es un gobiernocompartido", aaaa ahora está mal que un gobierno no sea unidireccional, verticalista y jerárquico sino que se abra a sus ministros como un equipo o al ex presidente que tuvo un gobierno que má so menos nos ayudó a remontar la peor crisis de la Argentina. A la cola!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Déjense de joder. Aprendan a informarse. Lamentablemente, eso no se aprende a esta altura. se nos inculca en la adolescencia y en el seno familiar... Los que logran revertir eso son mis ídolos. Ojalá haya muchos.