1.4.09

Caja PAN, Alfonsín y la ecuación energética

El logo del Plan Alimentario Nacional (PAN) lo acabo de dibujar porque lo busqué en Internet y no aparece por ningún lado. Sólo encontré esta foto.

El clientelismo radical era una cosa estupenda. Nada de plata, cosas básicas, nada de que el tipo decida comprarse un vino, no, harina, leche en polvo, azúcar, aceite, fideos, arroz, corned beef (?), lentejas y porotos. Las humildes casas de los acreedores de la Caja PAN se calefaccionaban con el nitrógeno generado por las bacterias y levaduras simbióticas que viven en el tracto gastrointestinal, producto de la digestión: especial para las noches de invierno hiperinflacionarias.

Yo quería a toda costa conseguir una caja PAN, mirarla, tocarla, dibujar el logo. Estaba como loco, pero nunca pude ver una a una distancia prudencial. Mi vieja decía que era para gente que la necesitaba más que nosotros. También me acuerdo de un vecino de edificio que estaba con su flamante caja PAN y, envidioso, decirle a mamá que vaya a pedir una y que no, que era para gente que la necesitaba más. Y también que esa mina era una guacha porque tampoco la necesitaba. Enconos barriales.

La Caja PAN fue, para mi, todo un episodio institucional.

Existió en los años noventa una revista de cultura rock llamada Revolver, que era muy buena, mucho mejor que todas la revistas de rock actuales sumadas. En la contratapa reseñaban de a 50 discos con una oración. Muy útil (?). Eran irónicos, y no le gustaba nada de nada de todo lo que se editaba, salvo cosas muy extrañas entre las que recuerdo a Mercury Rev o The Beta Band. En 1994 salía el primer disco de los ingleses Bush, Sixteen Stone, la reseña decía: Es como si una banda uruguaya se llamase Alfonsín y tuviera mucho éxito en la Argentina.

Otra cosa que recuerdo siempre y que me sorprende mucho, como omisión colectiva, fue cuando Alfonsín decidió despejar equis para cerrar la ecuación energética prohibiendo la trasmisión de los canales de aire antes de las 17 horas. ¿Nadie se acuerda? Todavía estoy sentado delante de un televisor sin señal aburrido hasta el desasosiego, esperando que se hagan las 5, por el amor de un dios en el que todavía creía.

Imagínense lo que sería una medida así hoy.

Otra que interferencias, ataque a la libertad de prensa y crisis energética.

10 comentarios:

Gelsomina dijo...

No se mucho de la caja PAN pero vivi una situacion similar. Cuando iba a la primaria publica todos los dias despues de clase a algun alumno/a le tocaba llevarse a casa un sachet de leche. Una vez me toco a mi y la lleve a casa con mucho orgullo. Me acuerdo la risa que le provoco a mi mama mi imagen con un sachet de leche en la mano obsequiado por la escuela publica.

te invito a mi blog, tengo una tienda virtual de libros antiguos.Capaz alguno te interese. Un saludo. pronto subire long plays y discos raros.

http://gelsominadeposit.blogspot.com

Imaga dijo...

Me acuerdo como si fuese hoy de la no-señal en la tele.
Pero mi mente es un poco mas generosa, y dice que la programacion arrancaba despues del mediodia.

O fue otra vez?

natanis, cada dia escribis mejor, independientemente del contenido que se trate.
Un orgullo.

Besos!

Imaga dijo...

por cierto, el logo te salio perfecto.

Belanix dijo...

yox si me acuerdo. Es más, antes de la veda de tv daban una novela brasileña por canal 11 [Niña Moza], que por supuesto quedó inconclusa. Hasta ahora: la estan dando por canal 9.
saludos

Anónimo dijo...

La caja PAN circulaba muho por mi barrio, Luis Guillón. Nosotros nunca recibimos una, pero las he visto en los vecinos de enfrente. Me acuerdo que pegadito a la estación de Monte Grande levantaron un galpón, que tenía pintado en sus paredes, enorme, el logo de PAN, tal como lo dibujaste vos. Había que ir hasta ahí para conseguir una caja. Hoy en día ese lugar es una especie de centro cultural municipal. Un día te lo muestro, si querés.
Muy buenos los posts de Alfonsín. Estuve anoche y hoy sacando fotos del acontecimiento. Y escuchando. Muy raro todo, muy clasemediero diría.

Saludos
Mariano

Anónimo dijo...

Un temita más: leyendo los tags que clasifican este comentario, leo "clientelismo". No estoy de acuerdo. La caja PAN no era clientelismo. La gente, de repente, estaba cagada de hambre en serio. Eso era una ayuda, un parche, un placebo, lo que quieras. Clientelismo no.

Mariano

nolugareña dijo...

Alguien me hizo acordar hace unos años de el corte en la programación.
Y me recuerdo también mirando el cirulito ese que aparecía, de colores y números, minutos antes que empiecen Los Pitufos y el Inspector Gadget.

Pero nunca me había cuestionado el porqué. Pensaba que tenía que ver con la costumbre de la siesta, que se perdió en capital. Que no había programación porque simplemente no existía quien mirara la TV a esa hora.

Pensé que ibas a hablar del viejo (o vieja?)del asilo al que ibas con Remar que lo único que decía era "CAJA PAN!" y que te encantaba imitar.

Anónimo dijo...

yo consumía la caja PAN éramos cutro hermanos mi viejo hacia changas de albañil, mi vieja se ocupaba de nossotros. nos íbamos a una escuela del estado a buscarla a unas seis cuadras de mi casa, nos daban dos. estaría mal balanceada pero me salvó la vida, literalmente. pasábamos muchas noches sin cenar.
mi papá fue delegado gremial en la época del proceso estuvo años sin conseguir un trabajo en blanco en fábrica por ese motivo.
en ese momento me agradaba ir a buscarla, pero hoy día lo recuerdo con mucha tristeza. mi padre hoy no está, los cutro hemanos somos profesionales, no nos sobra pero vivimos bien. mi vieja está pensionada. la caja pan no era clientelismo...era alimento.

Harobed Fire dijo...

Es verdad,nosotros tambien buscabamos la caja pan,nos gustaba el cornebef o cmo se escriba,y en el camino juntabamos las lentejas que algunos tiraban y la polenta...para nosotros era una ayuda,no clientelismo!!!

Danilo dijo...

Jajaja se nota que no son hijos de obreros.