1.4.09

RA

Nací en el 78, no con Kennedy en la cabeza, faltaba más, pero sí con videla, que es peor, porque es nuestro, en el mal sentido, pero en el real, mundial de fútbol, en lo onomástico, pero no en lo numérico, porque en lo numérico es 30 mil.

Estaba aún en la panza de Mónica en el edificio 102 del Barrio General Savio. Lugano uno y dos para los amigos y para los no tanto. Hijo de padre de familia peronista de base con salidera radical tardía y madre de cuna radical, coleccionista de Centro Editor y posterior votante del PI en elecciones libres y testimoniales posteriores.

Recuerdo en mi más nebulosa realidad infantil pocas cosas. Recuerdo eso sí a Raúl Alfonsín y lunetas y lunetas de Renault 12 pegatinadas con las siglas RA en ovoidal bandera argentina que señalaban al líder radical como metonimia de la República Argentina.

Recuerdo, además, su voz familiar, como la de un pariente, acompañándome en la infancia. Recuerdo sus manos agitándose a la izquierda de su rostro. Recuerdo el gesto de mi vieja en la jornada de Campo de Mayo, asustada.

Tengo 30 años. Mi vieja es kirchnerista. Mi viejo no, pero tengo argumentos para convencerlo de cero en cada discusión, como si mi ausencia lo reseteara de ideología y tuviera que convencerlo de nuevo. Un hermano peronista y una hermana de izquierda honesta, que es casi lo mismo.

Gracias a las verdades que esta doctrina del intercambio bloguerístico me legó cada vez soy más peronista de ala dura. De defender intendentes del conurbano, sindicalistas de centrales únicas y legisladores verticalistas levanta manos.

Eso no me impide reconocer en Alfonsín un hombre con mayúsculas: RA. El último no peronista preocupado en el país.

Cediendo por las coyunturas, aunque mal, pero con la política en primer plano.

Valga esta necrológica como la importancia de la política en tiempo donde los comunicadores elevan la figura de Alfonsín desde el honestismo, cuando fue, en las peores y en las mejores decisiones de su vida, un animal político, siempre para bien, esto.

12 comentarios:

guille dijo...

Ponemos la bandera a media asta ,despues la seguimos.

Martín LatinoameriKano dijo...

Genial Emo.

A mi los blogueros me hicieron peronista de Kirchner y ahora me quieren hacer peronista de Perón, ¿a vos te parece?

Casta Diva dijo...

Excelente posteo, Natanael, me siento muy identificada con lo que escribiste y con lo que comentó Martín Latinoamerikano.

Gonzalo Agustin Sueiro dijo...

a todos los que tenemos treinta y pico la palabra Alfonsin tiene una significación especial, porque eramos niños y veiamos a los adultos que nos rodeaban, felices.

ayer mi mujer me hacia acordar de la frase: a vos no te va tan mal gordito! una linda frase

saludos

Horacio dijo...

pero esto parece una necrológica tuya, no de alfonsín

en cuanto a alfonsín, flor de hijo de puta... para más adjetivos, ver acá: http://irreflexionesarbitrarias.blogspot.com/2009/03/viejo-farsante-hipocrita-perverso-y.html

en vez de cunetas no serán lunetas? O_o

nolugareña dijo...

jajaja Tu necrológica!

Alfonsin es una calcomanía amarillenta en el vidrio de un Renault 12, si!

Es también es una careta de hule y unos cuantos imitadores noventosos.

Y es -izquierda honesta obliga- obediencia debida, punto final y pacto de olivos.

También es una especie de ceremonial honor impregnado en los guantes blancos que duermen en el cajón de madre, habitando la memoria y le crecen ramitas en los dedos, palito. Me pregunto que harán ahora en china con tanta naftalina cómo se les caían?

PD 1: ayer estuve escribiendo sobre Lugano 1 y 2, que nombraste acá y que también es muy Alfonsín.
PD 2: que goma es ser de izquierda honesta?

MP dijo...

Muy buena, Nata. Muy buen relato.
Una abrazo.

walter besuzzo dijo...

respeto....
se que no es bueno estar enojado con el que sin votarlo lo defendì muchas veces y todas me defraudo pero tu post como el de Ezequiel o Jorge Giles aquieta el espiritu

Anónimo dijo...

Muy linda la semblaza familiar de la época dorada.
La primera memoria emotiva de la política está vinculada a este hombre, a unos guantes blancos y a un calco del Che en la puerta de la habitación.
Más allá de que en mis escasas acciones políticas Alfonsín y la Franja Morada hayan estado siempre en la vereda de enfrente (Pacto de Olivos, Ley Federal de educación, Alianza, Leyes de impunidad) hoy pasé por el Congreso y me emocioné.
Me emocioné como me emociona la política y los hombres y mujeres que son capaces de entregar su vida al país.
Hermano peronista.

natanael amenábar dijo...

Todos son elogiosos che!

Izquierda honesta es la que es honesta con sus ideas más allá de las decisiones de los gobiernos. Ponele, si estás a favor de enjuiciar a los militares, estás a favor con alfonsín, menem o crisitna, independientemente de quien lo haga.

Martín LatinoameriKano dijo...

Esssacto Nata, tomando tus últimas palabras, yo creo que el tema éste de Alfonsin está bueno para replantearse si vamos por un modelo o vamos por el partido. Digo, porque hay opiniones diversas, y esencialmente a lo que me refiero es lo que resumió Artemio en su excelente conclusión sobre el tema de la muerte del ex presi.

A mi me parece terriblemente preocupante haber leído en las últimas horas reivindicaciones de Duhalde y paralelamente puteadas a Alfonsín, porque es evidente para cualquiera que el cabezón hizo mas por dañar al modelo que defendemos todos los días que el propio Alfonso. Ni hablar de la rata. Entonces, ojo, como se puede desprender de las palabras de Artemio, a no caer en el partidismo sin modelo o ideas porque la cagamos como con el turco.

Es un tema que me preocupa de antes que la muerte de Alfonsín, pero que puede empezar a dar algunas señales.

Anónimo dijo...

El día de felices pascuas, estabamos en Miralla , me recuerdo parada frente al televisor intentando desentrañar el discurso, ¿Qué hay detrás de esto?.
Los guantes me los dio el abuelo Oscar , por que consideraba era la persona que mas los valoraba , y me dijo que eran para uds , el estaba emocionado por haberle dado la mano
Los libros del Centro Editor me los iba a buscar al Kiosco de diarios el rubiecito que tocaba todas las frutas y madre lo acompañaba teniendo que dejarlo sólo en los últimos 30 mtros.
Radicheta arrepentida