4.8.08

Tittarelli not dead

Uno da vueltas
buscando el momento de dar el paso
No hay nada que no daría
por estar dentro de tu abrazo

Amar es eso
dos corazones bebiendo de un mismo vaso

Uno, Jorge Drexler

Tittarelli Malbec Label - Share on Ovi

Algún tiempo atrás investigue con éxito dispar las desavenencias de Cab Titarelli & su Sacacorchos Peronista. La experiencia historiográfica pereció antes de tomar forma definitiva –y aún perdura en algún cache de google, el inconciente de internet-. Lo que intentaba ser un homenaje al vino peronista por excelencia escondía un sentido orgullo, la empresa vitivinícola que mejor supo congeniar precio con calidad en las mesas de los asalariados y los descamisados.

Hasta la prensa internacional se hacía eco de tamaño milagro de la industria del vino, con estas palabras:

Titarelli - Share on Ovi

El orgullo nativo encumbró a la saga de varietales Tittarelli a marca argentina como lo son Aerolíneas Argentinas, YPF o Vauquita. Ya ninguno de todos estos emblemas son nuestros. Así como en el axioma yupanquiano -las penas son de nosotros; los viñedos, son ajenjos- ahora descubrimos que el capital apátrida no sólo se quedó con esta empresa henchida de patria sino que malaconsejado por un dudoso equipo de marketing de jóvenes imberbes renombran a Tittarelli con total impunidad, como quiso hacer Repsol con nuestros Yacimientos Petrolíferos Fiscales. Veamos:

uno - Share on Ovi

Qué impunidad. Qué desazón. Qué tristeza infinita, porque no tiene fin.

Mientras se me ocurre alguna especie de presión viral para intentar evitar que nos roben quizás la última marca que orgullosamente nos representa como argentinos y peronistas, los dejo con una imagen que trasunta melancolía y arbitrio.

DSC01955_redimensionar - Share on Ovi

Oh, Suave, Oh, Tittarelli,

No te olvidaremos.

7 comentarios:

Horacio dijo...

tittarelli???? eso es un aceite de oliva :P

Libreta de flores dijo...

me hizo reir mucho lo escrito. bodega uno es un nombre en exceso moderno y no de mi agrado.
gorilas.

Libreta de flores dijo...

lo mandé dos veces y lo quise borrar...me parece re buchón que deje las huellas cuando suprimís un comentario.
blog gorila.

jajaja, ¿estoy bastardeando el término?

Dardo dijo...

Jajajaja, voy a confesar algo.
Toda mi infancia mi viejo tomó Titarelli (o como sea que se escriba).
A poco de venir a vivir acá, encontró una vinería que es grande como un cuarto de manzana y tienen hasta vino de pis de cebú. Y como es barato el lugar (y alcohólico mi padre), compra damajuanas pa' tirar pa'rriba.
Cuestión que el día de mi cumpleaños, en casa había dos damajuanas de "Bodega Uno".
A mí no me da ningún prurito servir vino de damajuana en una jarra y llevarlo a la mesa; hasta tiene su cosa artística.
Pero que fuera "Bodega Uno"... era como un Bordolino con pretensiones.

Pero me dejás tranquilo: era Titarelli, con otro nombre.

Igual creo que nadie tomó vino, no?

natanael amenábar dijo...

Ahí te borré quejosa el comentario repetido. No malgastes el término gorila, sino te va a pasar como al pastorcito mentiroso y cuando veas un gorila real nadie te va a dar bola.

Dardo, no tomamos vino porque no ofreciste, como mal anfitrión que sos, sólo nos diste licor de melón y branca menta con coca cola caliente y sin rolito.

Sí, Horace, además es el mejor aceite de Oliva, con una señora con alas súper decimonónica. ahora los genios publicitarios le van a poner "Dos" a eso.

Tittarelli no se murió, que se muera Resero la Puta Madre que lo Parió.

Damián dijo...

"Uno busca lleno de esperanza el camino que los sueños prometieron a sus ansias..."

Isa dijo...

En un claro caso de esquizofrenia, Damián soy yo...