3.4.08

un sector económico contra un gobierno democrático

La puja entre los sectores empresariales del campo y el núcleo duro económico de Cristina nos deja muchas cosas buenas, que pasaré a enumerar, y que exceden a si las retenciones son justas o no, si el campo es la oligarquía o no, o si este es un gobierno federal, unitario, o montonero o un capitalismo de amigos o un menemismo con derechos humanos o cualquier otra cosa.

Los medios pusieron en evidencia que un sector importante es llamativamente rencoroso con el Gobierno de los Kirchner. En este tiempo les ha ido demasiado bien. Tomando en cuenta que son los mismos sectores que sólo se movilizan por su bolsillo no es despreciable que un puñado de miles de personas odié tan virulentamente a un gobierno. Ese hecho puntual, una clase media y una clase alta citadina movilizada por pura ideología no es un tema menor. Estamos ante un odio a una clase dirigente elegida en gran medida por las partes menos favorecidas del modelo actual. Y un conjunto de personas que le va mejor que antes odia al Gobierno con fruición y se moviliza. Y no es un odio amistoso: es un odio furibundo. Es bueno que la clase media gorila se movilice por ideología, toda movilización es buena, me gustan las marchas y las contramarchas.

Eso nos lleva al otro tema, el tema de la falta de respeto de las clases educadas. El pequeño conjunto de la sociedad que pudo estudiar, a nivel medio, a nivel terciario, a nivel universitario –incluso muchos a nivel universitario con gastos de traslado, hospedaje y alimentación- disponen de un universo de palabras ofensivas para dirigirse a la Presidenta. Le achacan su soberbia (?) y le dicen cosas como “Conchuda”, “Renunciá”, “Tomatelas Hija de Puta”, “Ladrona”, “Mafiosa”, “Reteneme esta” y demás argumentos que poco hacen a la capacidad ejecutiva. Uno puede ser un conchudo y un gran ministro del Interior, o un soberbio patrio pero un legislador de lujo, por ejemplo. Pero más allá de esto, en esa falta de respeto a la figura presidencial, se esconde sin lugar a dudas un intento de golpe institucional y una degradación de la figura más trascendente de la política nacional, y hay que ser muy necio para creer que un país puede mejorar sin un presidente fuerte y plebiscitado. Y querer que se vaya cuando ganó hace 100 días por 23 puntos sobre el segundo me parece más soberbio que cualquier discurso frontal y crispado de cualquier personaje de estos días.

Una cosa positiva, por otro lado, encuentro en este lockout. Se volvió a discutir de política y la ciudadanía en masa se interesó, ya sea para apoyar un sector o al gobierno. El discurso de Parque Norte sumó más rating que Boca / Colo-Colo, dato no menor. Llegó, sumado los 5 canales que trasmitieron en directo, a casi 50 puntos. Y Canal 13 levantó la trasmisión para pasar el cacerolazo, creo que Telefe también. Eso es buenísimo, que la gente empiece a conocer a los actores, a los ministros, a los secretarios de Estado, a los intendentes, a los empresarios, a los grupos sectoriales, a cómo funciona el mercado de Liniers, a cómo funciona el Mercado Central, a que los precios dependen de la oferta y la demanda, a la importancia de la obra pública, a la discusión sobre la coparticipación. Es bueno desde dónde se lo mire que a la gente le interesen estos temas.

A su vez aparece un nuevo inconveniente respecto al campo. Ayer escuché todo el acto y más allá de Miguens –impresentable orador y personaje funesto- y uno que se zarpó de Paraná que llegó a decir "banda de mafiosos", todos tenían razón. Cómo no creerle a un chacarero poeta, a una señora que lee una oración, a un representante de los pequeños y medianos productores agrarios con un discurso de centro izquierda conciso y estudiado, a De Angelis que derrocha carisma. El tema que los medios no dicen -otra cosa, y van- es que es sólo el reclamo de un sector. Un sector que representa a un parte de la economía. El gobierno representa a la suma de los sectores y su rol, que los Kirchner usan mejor que nadie, es terciar entre unos y otros. Menos al agroexportador para favorecer a la industria, más ajuste fiscal para subsidiar tarifas de servicios públicos, nivelar retenciones para regular precios internos y mejorar la pluralidad de granos sembrados.

Hay algo que nadie dijo, quizás porque es políticamente incorrecto, pero ¿para qué siembran soja? Para ganar plata. Bueno. Si ven que la soja no da la rentabilidad que ellos esperan, que siembren otra cosa. Porque parecen decir que están obligados a sembrar soja, o lo dejan traslucir. Inviertan en productos que no necesariamente necesiten ser exportables. Siembre granos que los argentinos consumimos. Son vendepatria en lo que hacen y después dicen ser la patria. Ahí hace agua el discurso. Tienen ocupado el 50 por ciento de la superficie sembrable con un producto que los argentinos no consumimos y no quieren repartir la guita y cortan las rutas y desabastecen el mercado interno y hacen a muchos productores que precisan estos productos ir a pérdida, matar pollitos, cortar la cadena láctea. ¿Y dicen ser la patria? La reserva moral, la Argentina profunda. No, muchachos, no.

Por último, uno es a partir de lo que hace, si, pero unos es también a partir de con quién se junta o de quiénes lo defienden. Si te apoya Macri, Carrió, la Sociedad Rural, Grondona, Longobardi, el grupo Clarín, los economistas ortodoxos neoliberales, la Coalición Cívica Libertadora, los radicales, las clases medias golpistas e injuriosas, me temo que no tienen razón. Me lo temo seriamente.

9 comentarios:

Juan dijo...

La clase letrada compuesta por el gobierno tampoco se aprendió muchas palabras, eh: reaccionario, oligarca, y pará de contar. Si D´elía pega, es porque primero le pegaron los otros (???) y entonces está bien, porque es defensa propia. Lo dijo Kristina. O sea, argumentos pobres, de los dos lados. Si pegan los otros, son oligarcas y deplorables, si pegan ellos, está bien son héroes nacionales. Qué onda? Demoinzación a full, de un lado y del otro, y así no va. Son tan poco serios los oligarcas terratenientes como la señora K.

Y sí, es el reclamo de un sector, al que todos aprovechan a sumarse, sólo para estar contra el gobierno de turno. El afamado centro de estudiantes de filosofía y letras, el martes, día del cacerolazo espontáneo, pasó por las aulas anunciando el hecho y diciendo que ellos se iban a sumar a la marcha y que blablablableta. Luego, se enteraron que en esas protestas participaba Cecilia Pando y cía y se fueron al mazo, empezaron a decir que ellos NUNCA

participaron de esa manifestación. Quejarse por quejarse es fácil... y sin la mínima noción de nada, grupos de la "izquierda letrada universitaria" CREEN apoyar "al pueblo" y le dan duro, cuando en verdad están apoyando a un grupo de "culorrotos forrados en guita" que no le dan nada al país.

En esta, estoy parcialmente con el gobierno de Kristina. Pero ojito, pónganse serios... a bajar los humos y cambiar las maneras en que se dicen las cosas. Porque vamos a llegar a un extremo en que si muere "un blanco" en una protesta "va a estar bien, porque es oligarga y reaccionario".

Ahora, a redistribuir, vistesss, ¿porque la plata a dónde va?

Apollonia dijo...

Debemos estar en sincro, porque yo también tenía ganas de pegarle a la clase media hoy.

Pero mientras a mí me ganan las no-ganas de escribir, Ud, mi amigo, se despacha con un análisis conciso y entretenido.

¡Albricias!

La niña santa dijo...

Ey Natanael, veo que te has despachado con ganas eh. Me parece muy bien. Yo fui a la plaza el 1º de abril, más que para "apoyar al gobierno" me pareció importante movilizarme (muy gracioso lo de mis jefes yuppies asustados que me dejaron salir antes del trabajo -estoy a unas cuadras de la Plaza de Mayo- porque se venía la manada de muchachos y yo justamente aproveché que me dejaban salir para unirme a ellos!) para que la derecha retrógrada no se sienta tan potente, no? Tendrán billeteras todo terreno y el poder económico y simbólico a su favor (por los siglos de los siglos, amén) pero no se puede negar que el pueblo con todas las letras, el que la hombrea todos los días, es otro. En parte es el que estuvo en la Plaza el 1º de abril. Por eso fui. Cristina estuvo muy bien (obviando lo que ya dijo 15 veces y volvió a repetir, como por ej. que "por ser mujer me cuesta más" que lo repita tanto ya le juega en contra, me parece) y lo del paro del campo ya no se sostiene, quedó claro que a más dureza de las medidas, más pérdida de adhesiones.
Lo que decís que la derecha se mueve por ideología, me hace un poco de ruido. Porque todos nos movemos por ideología, aunuqe no la tengamos del todo sistematizada. Pero una ideología es un sistema de creencias y valores que permite que el mundo sea visto de una manera y no de otra. Y desde el momento en que nacemos en adelante, nos inscribimos por herencia y elecciones propias, dentro de una ideología específica, lo cual no está para nada mal. Y seguirla no está para nada mal, es lo que hace que una persona sea coherente o no. Ahora, en lo que sí adhiero a tu post, es que todo este conflicto (que está lejos de estar resuelto) puso en boca de todos temas como: política, clases sociales, modelo de país, economía, educación, racismo, discriminación, etc. etc. Que se discutan esas cosas (de nuevo, por fin!) siempre es bueno, porque además se hace visible todo lo que como sociedad nos falta aprender y tolerar. Nunca creí que iba a vivir una etapa política, más allá de toda la desmovilización que hay y que parece imposible recuperar. Pero yo estoy más pensante que nunca, y veo que muchos de mis contemporáneos tb lo están (los blogs son un gran ejemplo para ver esto, el tuyo lo es) Así que si al menos semejante quilombo sirve para esto, bue... bienvenido sea, pero a no quedarnos en esto y nada más!

Y a Juan le quiero decir que lo de "en defensa propia" que dijo Cristina lo dijo por quienes estábamos en la Plaza el 1º de abril, se refería a que quienes concurrían ese día a la Plaza lo hacían "en defensa propia", es decir, contra el avance inescrupuloso de la derecha más retrógrada del país, que a 100 días de un gobierno elegido por el voto popular, ya estaba pidiendo el golpe. No se refería con eso a D'Elía, en absoluto. Al menos así lo entendí yo.

Un beso a todos!

Martín Zariello dijo...

"Cómo no creerle a un chacarero poeta": jajaja (eso quiere decir que me reí cuando leí), me mató esa frase. Coincido contigo, Natanael, estoy a favor de las discusiones políticas y veo con buenos ojos la proliferación de discursos acalorados en la mesa familiar o del café. El discurso de De Angelis me hizo acordar al título de un artículo que leemos en Letras: EL DISCURSO INTERRUMPIDO: "Y yo quería decir...¿Qué?, ¡pará!.. señora presidente yo...¡esperen!". Saludos. Carrió cada día apesta más.

PD: Ayer a la noche hubo un reportaje imperdible de Rozín a Bernie en C5N.

natanael amenábar dijo...

Juan, el antikirchnerismo se recomiendo dosificarlo porque sino como varias dosis de vacuna, trasmite enfermedad. No es tan malo de verdad el gobierno, más allá de lo que se crea. O al menos eso creo yo. Y yo quiero guerra civil, quiero levantar armas ja ja ja.

Apollonia, lei lo que escribiste y estaba de acuerdo y quise comentar pero Haloscan funciona como la secretaría de Comercio: un conjunto de buenas intenciones implementadas de una manera torpe y que provoca reacciones de antipatías.

Niña Santa, qué bueno que les tengan miedo y los hayan dejado salir antes. Eso habla, bastante bien, del tema de clase y del medio de ciertos sectores a que los "pobres" tomen la plaza de mayo.

Me quedé con ganas de decir cosas porque hay mucha tela para cortar. Yo también fui a la Plaza y estuvo rebuenísimo. Había muchísimos "autoconvocados" y muchísimos tipos enbanderados detrás de organización atomizadas a las que estoy seguro que no le llega ningún apoyo económico.

La militancia no es mala, por qué detrás de una organización como puede ser "La Juventud Socialista de la Provincia de Buenos Aires", que fue al acto, tiene que haber plata. Es estúpido creer que todo el que milita en una organización está pagado. Es estúpido y es un discurso antipolítico reaccionario y golpìsta en sí mismo. Basta con eso. Camioneros puede poner colectivos para llevar a los muchachos pero los muchachos pueden no estar de acuerdo y quejarse. Es cualquiera esa idea de que a los compañeros de un sindicato se los obliga a participar, le dan un chori y cantan lo que le dicen. Es más razonable la idea de que Camioneros es un gran sindicato, y que le pagan bien, y que tienen derechos adquiridos que antes no tenían, y que están contentos con Moyano como conductor, y que por eso van, cantan, se movilizan y, hasta llegado el caso, ponen el cuerpo por una defensa de algo que antes no tenían.

Eso es ir en defensa propia, como dijo la presidenta.

Estar entre tantas banderas, tanto colorido, tanta algarabía, tanta gente que piensa como yo, me pareció mágico.

natanael amenábar dijo...

Corvi me perdí a Berni! Era para más de 23 minutos. De Angelis tiró, "una ambulancia, dónde, qué, ah, sí, bueno vemos, es grave, ah, ya está, bueno... me cortaron la inspiración". Eso mismo es el carisma del tipo, para mí, lo ves de abajo y decís es un buen tipo, que dice lo que piensa, no como los políticos que son todos chorros y la chequera k que paga gobernadores.

Otra cosa que pongo a debate. Está bien que un sector -la patronal del campo- le imponga entre las condiciones del acuerdo un cambio de política fiscal, que le diga a la presidente en cadena nacional que habría que rediscutir la coparticipación de las retenciones. O que se metan en cuestiones como la política exterior. No sé, a mí se me hacer un abuso, pero que digan lo que quieran.

Otra cosa: En el acto cantaron "Vamos Cristina la puta que lo parió". Eso sí me hizo añorar los tiempos de la militancia con contenido ideológico. Consignas eran las de antes.

"Vamos Cristina la puta que lo parió"

Desarmandonos dijo...

"Hay algo que nadie dijo, quizás porque es políticamente incorrecto, pero ¿para qué siembran soja? Para ganar plata. Bueno. Si ven que la soja no da la rentabilidad que ellos esperan, que siembren otra cosa. Porque parecen decir que están obligados a sembrar soja, o lo dejan traslucir"

Buenísimo. Exacto. Qué gente ustedes che, vos, Niña Santa, Zariello, Juan. Un Abrazo para todos.

Dardo dijo...

No leí los comments, después lo hago.

De Ciencias Políticas yo no sé un carajo; de hecho, las detesto. Odio la política.
Pero eso no me quita la opinión, je.

Vos decís que a los K les ha ido bien en este tiempo.
¿Por qué ganaron los K su primera elección? Porque los argentinos (que a boludos no nos gana nadie) habíamos pedido con sangre "que se vayan todos", y apareció el estrábico éste, de quien en nuestra perra vida habíamos escuchado hablar. El tipo estaba en política hacía 30 años, pero era lo que más se ajustaba al "que se vayan todos" que tanto queríamos.
Por eso ganó K. (Lo de ganó es relativo, porque en realidad ganó Menem, pero bueh)

Por qué ganó K OTRA VEZ?
Fácil: porque el tipo hace 30 años que está en política. Y si hay algo que ha aprendido es que no conviene tener enemigos, sino chivos expiatorios.
Es una paparruchada que no haya oposición en la Argentina. La Carrió es impresentable (yo la apoyaba, pero hace unos años que dudo seriamente de su estado mental), Lavagna no tiene idea de nada, Macri sólo puede ganar en Capital, la izquierda jajaja cómo me río. Y lo más increíble es que todos ellos, que sí son oposición al gobierno, están tan peleados entre ellos (ni hablar de la izquierda) que no pueden hacerle frente en nada a los K.

Lo cual me lleva a lo que más me interesó de todo quilombo hecho por malcogidas con Essen en la mano y chongos muy lindos con chombitas Lacoste.

Todos pedían que renuncie la conchuda, que la hija de puta soberbia se las tome porque este país ya no la quiere.
Amén de que tuvieron que cerrar el orto porque vieron que no tenían razón (en lo de "este país no la quiere", eh), queda una pregunta suelta ahí.

Suponete que hubieran ganado los chacareros y se hubiera acatado el pedido de la clase media-alta.
Xtina se toma el helicóptero.
¿Quién sube?

No, en serio, pensaron en eso?
A quién pedía la clase media en la presidencia?


Porque yo pienso y pienso y pienso, y ni siquiera Macri me suena una respuesta posible (vamos, que a Macri en Capital lo votaron los pobres; si me dicen que el 65% de la Capital es clase media-alta me mudo para allá enseguida, así subo en el escalafón social!!!).

Después hay una cuestión un toque más constitucional, por decirlo de alguna forma.
Estamos en democracia y nosotros elegimos a nuestros gobernantes por medio del voto.
¿Eso nos da el derecho de pegarle una patada en el culo cuando se nos canta?
Votamos a Pepe, gana Pepe y en dos años Pepe se manda una que no le gusta a un sector de la población, y entonces rajamos a Pepe.
¿Podemos hacer eso?
Porque si es así, que alguien me explique para qué mierda tenemos el período de 4 años, la reelección, la división de poderes, las elecciones cada dos años renovando media cámara y, sobre todo, para qué mierda tenemos el voto.

Cinzcéu dijo...

"El gobierno representa a la suma de los sectores y su rol, que los Kirchner usan mejor que nadie, es terciar entre unos y otros." ¿Qué más decir? Nada. Está todo (lo teórico, lo práctico, lo ideológico, lo político, lo económico, lo social, lo trascendente, lo coyuntural, ¡todo!) dicho. Say no more.