15.8.08

El caso Pontaquarto y otras investigaciones de TXT

semana txt - Share on Ovi
pontaquarto - Share on Ovi
En 92 números en la revista TXT hicieron algunas investigaciones, pero sin lugar a dudas la más rutilante de todas fue el Caso tras las declaraciones del secretario parlamentario del Senado, Mario Pontaquarto, valijero de las coimas en la Cámara Alta del Gobierno de la Alianza, que a tono con lo vendepatria de su Gobierno sobornó a los senadores para votar una ley que flexibilizó las conquistas sociales del pueblo trabajador asalariado. Medida más antisocial habría que buscarla en la historia.

Interesante y novedoso fue como hicieron para convencer a Pontaquarto de que diga todo lo que sabía. El tipo estaba arrepentido, y se autoinculpó, pero tenía miedo de que le pase algo a su familia. Entonces la revista, asesorada por un estudio de abogados prestigioso, le pagó al tipo para sacar a su familia del país y darle seguridad ante una posible represalia. Sino me equivoco esto no se hizo nunca, ni antes ni después. Después se puso en agenda la figura del testigo protegido con reducción de penas como pasa en Estados Unidos y otros países más prósperos. ¡Y cómo aprovecharon los 19.000 pesos que le pagaron a Mario! ¡6 tapas!

Pero no fue la única cosa que hizo TXT que modificó el panorama político: además Hernán Brienza encontró a Von Wernich en Chile dando misa. Hoy está preso. Encontraron que el capo de entonces de Poder Ciudadano, la onegé que se cree que la ética con forma de organización había cobrado una jubilación de privilegio pero exigía que los funcionarios públicos trasparenten sus balances. Renunció. En una nota pletórica de honestidad bruta el entonces secretario de Cultura Torcuato Di Tella se mandó dos o tres exabruptos en una charla con Fernanda Nicolini y a la semana tuvo que renunciar, Di Tella, no Nicolini. Dijo que no le importaba qué puta esté en Fondo Nacional de las Artes (estaba charlado que sea Nacha Guevara esa puta, que después creo que no asumió por otra cosa) y también dijo que en este país la Cultura no era importante, que lo que importaba era el hambre. Torcuato es el mejor analista de la derecha no-peronista argentina así que lo banco a muerte y lo quiero mucho (de verdad lo quiero mucho) por lo que en este caso no banco a TXT. Y por último, un tipo que manejaba no sé qué cosa del Hogar Obrero fue investigado y tuvo tres notas en la que demostraron que el tipo tenía contactos con paraísos fiscales y fideicomisos raros y demás datos de difícil comprensión que aburren a cualquier persona. Lo sorprendente en este caso es que el tipo era Iglesias, uno de los padres de Cromañón que más salidera mediática tuvo. No hago ninguna reflexión, sólo me sorprendió.

Crítica hace más de 160 números que está en la calle y todavía no denunció ni ignorancia, digo. Un diario opositor que no sabe qué denunciar es un diario sin bola ni manija que a lo único que se le atreve es al photoshop. Les doy una idea: corran por izquierda al Gobierno. Ah, no, cierto que están con el campo, cierto que son gorilas, cierto que el peronismo no existe.


3noticias - Share on Ovi

1 comentario:

matilda dijo...

mirá vos lo d iglesias!
O*O
las secciones d abajo, grx x los recuerdos
y x saber d lucas varela
q revistón