4.7.08

Pilar Franco

La primera vez que la vi a Pilar Rahola fue en un programa de Susana Giménez hará dos años atrás. Es una catalana muy inteligente, con una oratoria trabajada, contundente y eficaz. En esa oportunidad venía a presentar un libro que había sido un suceso en España y que pretendía emular en, en principio, la Argentina -cosa que no ocurrió porque nunca editaron el libro-. Habló de su experiencia como madre de dos hijos adoptivos, su coraje para asumir la adopción y el amor irredento a su “gordo peludo” que vendría a ser su marido, “vasco” y “cariñoso”, calificaciones que, creo recordar, escogió Pilar. Su discurso era lacrimógeno, dulce, emotivo, entrador. Me cayó bien.

Se empezó a complicar cuando la entrevista empezó a transitar caminos que excedían a la intencionalidad de su adopción, cuando empezó a mostrar su ideología, y no ideología como Susana -me viene al pelo Susana como ejemplo- que muestra su escala de valores por omisión o por inocencia o, cuando no le queda otra, con un exabrupto, por hartazgo. Pilar era ideológica hasta en la nacionalidad de los dos chicos adoptados: una nena rusa, siberiana y un nene sudamericano. Empezó a relatar con cándido horror cómo encontró a esa niña en ese país comunista, o recién ex comunista, la pena que le dio, y las ganas de darle un mundo mejor, más occidental, más confortable, a la joven desangelada por su fatal destino natal. Después la entrevista se degeneró aún más. Habló de su trabajo, era periodista. En su currículum como ítem ineludible resaltaba su trabajo afín para el Estado de Israel. La innumerable cantidad de premios que la comunidad judía ortodoxa de todos lados le había dado por defender a ultranza las políticas israelíes más condenadas por la comunidad internacional. Aun esas que atravesaron las humanas fronteras, aún las ocupadas. Aún las más de un centenar de políticas que se dan de bruces con las Naciones Unidas. Y, ergo, afín con la política internacional de los Estados Unidos. No hay que ser muy lúcido para saber dónde se cobra el cheque. Terminó cayéndome no tan bien, a pesar de que fue rápida, locuaz e ineludiblemente carismática.

Después naturalmente le perdí el rastro hasta que descubrí que consiguió un bolo en La Nación como columnista de opinión. Su eje se centraba en, citando las sutiles firmas de La Nación misma, pegarle al Gobierno, y a sus aliados latinoamericanos “de izquierda”.

Busqué el libro. Se llamaba “Carta a mi hijo adoptado” y tenía una foto de su hijo en la tapa, sudamericano él. Es decir, lucró con la adopción de su hijo -me dicen que no lucró con ese libro porque las ganancias fueron donadas a una ong, como si ella no hubiese sacado réditos de otra índole con su escritura, por ejemplo escribir de las derechas en los diarios del subdesarrollo-.

Siempre me jodió que vengan de afuera a decirnos lo que tenemos que hacer. Por más que vengan de Holanda a criticar a Menem. Leí, una, dos, tres columnas, y las dejé pasar porque sí, porque fueron hechas en un momento no tan ríspido como el que vivimos hoy. En un país soberano las personas pondrían su interés nacional por sobre las opiniones foráneas. Diría “señora, respete, este gobierno, por más que no nos guste, lo votaron mis compatriotas, usted si quiere hable de Rodríguez Zapatero o si tiene criterio de Sarkozy o Gordon Brown o la política segregacionista de la Comunidad Europea”. Pero, no, nosotros le pagamos para que Pilar escriba en nuestros diarios mal de nosotros. Somos bien cipayos; bueno, no todos; pero los que tuvieron el poder casi con exclusividad, seguro.

Hoy publica un artículo llamado Cristina Perón. Tiene frases como estas:

[El acto de Plaza de Mayo fue] peronismo puro, en el sentido mesiánico que puede contener el término.

Cristina y Néstor reinventaban el pasado, incapaces de gobernar sensatamente el presente.

[Tienen el] poder casi absoluto, democracia de bajo perfil, amordazamiento de la oposición, persecución del periodismo libre, demonización de los sectores civiles opositores, confusión entre los intereses del país y los de sus gobernantes y, en definitiva, una presidencia que está más obsesionada en vigilar al ciudadano que en garantizar sus derechos.

No comments (0 abrevalijas).

Para terminar, porque también hay otra nota en un diario norteamericano que critica la boina que se puso Cristina Fernández en Francia para marchar por la liberación de Ingrid Betancurt (Por ello la boina de la presidenta resulta antipática. No por estética del horterismo, sino por semiótica del progresismo reaccionario) voy a responderle una frase con la que cierra esta linda columna llamada Cristina Perón:

Y en lo político, la Argentina cabalga hacia un populismo de viejo cuño que, como aseguran los analistas, puede resucitar al peronismo más añejo, pero también dinamitarlo.

Quédese tranquila Pilar, que este gobierno es más conservador que el populismo de viejo cuño, que ni siquiera se levantan las voces de la derecha -como usted- por su populismo, “su melodrama”, “su progresismo reaccionario”. Se sublevan porque ni siquiera admiten que el Estado intervenga un poco en la economía después de décadas de libre mercado y concentración de la riqueza.

Esto ya alcanza para que sea mejor que todos los gobiernos anteriores de los que tenga memoria fáctica. Y los argentinos lo saber y por eso la votaron con la primera minoría como le gusta decir a los desestabilizadores.

No nos venga a decir lo que tenemos que hacer. Es mucho mejor ser Cristina Perón que ser Pilar Franco. Y si quiere ayudar, adóptese un chaqueño pobre. O no, mejor no ayude.

Me dicen que no es franquista, que Franco fue enemiga de sus ancestros, claro, porque ella es catalana; pero repite los mismos preceptos fascistas pero del otro lado. No me extrañaría que sea una activista de la secesión de Catalunya.

15 comentarios:

goliardo-argentino dijo...

a mi me dio por las pelotas, cuando el rey de españa quiso callar a chavez. eso es en cualquier lugar del mundo, es colononialismo, acá y en venezuela se aplaudió al rey cipayamente.
esta pilar no la conozco, deber ser una "victor suiro" española, osea: "una boluda total".

romina dijo...

Lo peor de haber leído ese artículo, "la boina de Cristina" fue leer lo que publicaban los comentaristas argentinos en La vanguardia. Hablaban de justamente, persecución, caos, dictadura, y no lo podía creer. Y eso que era antes de los peores días del conflicto con el campo. Pura impotencia.

Pero bueno, ya la conocemos a Pilar y ya sabemos qué esperar de ella.

Saludos!!

Sandro dijo...

A mi me encanta esta mina, creo que es honesta, es brillante y es valiente. Puedo entender que te moleste lo que dice de los comunistas. Pero tus comentarios sobre su hijo son UNA VERGUENZA. Me has dado asco. Y nunca vino a presentar su libro, porqué no está publicado en Argentina. Ni tan solo te enteras. Leyendo comentarios como el tuyo, aún admiro más a Pilar Rahola. Por cierto, su familia fue represaliada por Franco, su abuelo fue condenado a muerte y asesinado y muchos se exiliaron. Incluso de la memoria de su familia te ries, cuando la llamas Pilar Franco. Tu comentario DA ASCO.

Anónimo dijo...

la Chupa Pilar y todas las gallegas Peteras...


Abrazo




Wally

Pedro dijo...

¿Cómo puede haber tantos disparates en un solo comentario? Rahola tiene tres hijos adoptados. Una de ellas, la niña, es de Siberia. El niño, al que dedicó el libro, es sudamericano. Y el libro fue para una ONG, Intermon Oxfam. Además, ¿a alguien le puede parecer extraño que se critique la Unión Soviética? Ella conoce Siberia, y su crítica es razonada. Creo, sinceramente, que su comentario contra ella rezuma odio. ¡Qué pena! Soy español y me he topado con su comentario. Me siento realmente triste de ver tanta maldad.

natanael amenábar dijo...

Gracias por las correcciones, no tengo un máster en Pilar asimismo cómo ella no tiene ni corno idea qué es el peronismo, rezumo odio y doy asco. un abrazo

nanolefou dijo...

He leído la nota "Cristina Perón" de Pilar Rahola y me ha parecido vomitiva.
Yo saludo a todos los españoles que se han ofendido con este post, ya que todos coinciden en que hay en el imprecisiones, pero la verdad es que también es muy imprecisa, asqueante y fascio-militante, ha sido la nota de Pilar Rahola acerca de la presidenta.
Si hay que explicarlo a los gallegos, también hay que hacerlo a muchos argentinos: El diario La Nación, donde escribe "la madre ejemplar española", ha sido uno de los mas fuertes y decididos propagandistas de todos los golpes de estado en la argentia, es un ícono de la intelectualidad gorila y es COMPLICE DIRECTO de la muerte de 30000 argentinos durante la última dictadura. Y los amigos de Pili (Morales Solá y Aguinis, por ejemplo) son vergonsozos exponentes de la derecha mas hipócrita y repulsiva del país.
Es decir: es muy lindo ser progresista en los papeles, cuando se puede cobrar bien en la ventanilla del poder imperial y avalar secretamente los mas atroces atentados contra los pueblos. Pero algunos no le creemos, madrecita.

Roberto dijo...

Leyendo las cosas que dicen mi paisana, mezclando su condición de madre adoptiva, e intentando denigrarla como persona, entiendo porqué va tan mal la izquierda argentina. soy votante socialista, adoro a Pilar, y creo que lo vuestro es de manual reaccionario. Lo siento, pero desde España, muy mal.

La niña santa dijo...

A ver, ustedes los españoles, tan progres que son, tan "macanudos", tan buena onda, defienden a una mujer, a una compatriota, pseudo periodista además, que escribe columnas de opinión en un diario como La Nación (lean por favor el comentario de nanolefou) que representa los intereses de lo peor del pensamiento conservador en la Argentina, de la derecha golpista e intolerante. Y no sólo Pilar escribe columnas "de opinión", que cada uno puede pensar lo que quiera, sino que sienda españolísima ella tiene el tupé de venir a criticar lo que sucede en el interior de la Argentina, con un gobierno democrático elegido por la mayoría. Si hiciera un paneo del conflicto es una cosa, pero no necesitamos "soluciones" de una extranjera a los problemas nacionales. Simplemente eso es algo que nadie puede hacer con los conflictos de otro país, ni un español con Argentina ni visceversa.
Además el post es una crítica dura con la sociedad argentina, no sé por qué se quedan solamente con lo que dice de Pilar y no sé por qué la defienden tanto. Será políticamente correcto adoptar niño un siberiano pero es mucho más humanitario que si realmente tiene ganas de tener un hijo que adopte un español, no? Y no ande coleccionando niñitos de todas las nacionalidades porque "ay qué lindos, mirá qué negrito hermoso el africanito, mirá qué rarito el desnutrido soviético"
Hay algo que se llama CULTURA y hay algo que se llama GLOBALIZACION y para la 2º, la 1º es un obstáculo, por eso la idea de que "no hay barreras" y de que todos podemos vivir en cualquier lado porque somos re libre sí sí oh qué lindo el libremercado. Si se comen ese buzón, allá ustedes, pero en Argentina todavía creemos que preservar lo nuestro nos hace fuertes.
Todo en Pilar (sus columnas en La Nación y su compulsión por adoptar niños a lo Angelina Jolie) simplemente no encaja con nosotros.
He dicho.

Anónimo dijo...

Ciertamente, la niña santa ha dicho, y no puede decir más tonterías. Compulsión por adoptar niños? Su hijo mayor tiene 18 años, y lo adoptó cuando nadie lo hacía. Por otro lado, veo que esto es un rincón de extrema izquierda. Conozco muchos, muchos argentinos que están de acuerdo con Pilar y aún son más críticos. Perdón, me equivoqué, resulta que caí en el blog de la hija de Cristinita Botox

Romina dijo...

Entonces esos muchos, muchos argentinos son de derecha y se disfrazan de progres. No importa, acá se ve todos los días.

Un gallego dijo...

Vaya Romina, felicidades. Tu tienes la patente de quien es de izquierdas y quien no. Que pasa? No puede haber gente de izquierdas critica con este par de impresentables llamados Kirchner? Pues yo no he votado nunca a nadie de la derecha, ni lo hare. Pero los K me parecen de lo peor. Que hago? Me expulsas del paraiso? Eres la inquisidora mayor? Vaya tela!

nanolefou dijo...

Pero ¡Caramba! Resulta que ahora los españoletes nos vienen a contar quien es la Izquierda y quien la Derecha en Argentina. Y quienes son "impresentables"... caramba, ojos de Lince Ibérico deben tener estos señorones que nada saben de lo que acontece aquí y que vienen a explicarnos a nosotros.
Muchachos (chavales): Si votar al PSOE les permite dormir tranquilos, allá ustedes. Los felicito por su partido progresista que ha votado a coro con el PP y toda la derecha Europea la magnífica e inclusiva ley de migración. Debería darles alguna vergüenza: Mi abuelo y mi abuela (¡y cuantos!) llegaron de España en el año 50. Tenían mas hambre que el chavo del ocho y acá, cuando gobernaba el General Perón, supieron lo que era el trabajo digno, los derechos laborales, las vacaciones, la obra social, las 4 comidas diarias, el aguinaldo, las universidades gratuitas para sus hijos; en fin: fueron recibidos por un país hermoso que los trató como hijos. Y sabe que dice mi abuelo: que este es el mejor gobierno en años.
A tomar por culo, que nadie los descalifica por extranjeros, si no por no tener ni puta idea de que están hablando, y por defender a una periodista que opina con toda la irresponsabilidad y la ponzoña del mundo, repitiendo punto por punto los argumentos de la derecha mas recalcitrante de la Argentina.
Será de izquierda... seguro: una izquierda que avala el enclave imperialista en Medio Oriente y defiende la política genocida de Israel... una izquierda que se junta con Morales Solá y es columnista de La Nación ¡ Hermosa izquierda! Pero lejos, la queremos lejos...quedense con su izquierda de juguete

Anónimo dijo...

Oye, majo, que estar a favor de la "secesión de Cataluña" no tiene nada de malo. Y si te lo parece ojalá te invadan el país los chilenos y se queden 500 años dando por saco.

Eso si, la Rahola es una veleta política y sin principios, por muy buena madre que sea y tal.

Anónimo dijo...

¡Cuánta agresividad hay por acá!. Y cada uno dice lo contrario del otro... Creo que es la 1ª vez que leo a alguien decir que Pilar es ''algo facha''. ¡¡Y se lo leo a alguien de la Argentina!! Esa señora es, ( o era, ya no recuerdo), de ERC (Esquerra Republicana de Catalunya), o lo que es lo mismo Izquierda Republicana de Cataluña. Es decir, en principio es lo más izquierdista del mundo mundial. Pero en la realidad, señor Natanael, es una fascista más, como lo fue su odiado Franco. Para éste sólo había 'una, grande y libre' y para la Rahola exactamente lo mismo pero aplicado a su Cataluña, aplastada por el maligno y fascista Estado Español.
Aún así, no estoy de acuerdo con la idea que tenés de ella, (tampoco con esa forma, tan parecida a lo que detestas, de llevar tu ideología). Pero bueno, che, en realidad yo sólo quería escribir para decir: ¡¡¡a tomar por culo la Rahola de izquierdas o de derechas, española, argentina o pakistaní!!!
Ale, adeu, o adeus, o agur, o adiós...o anda y que os den (con cariño, eso sí).