3.7.07

análisis del análisis de la noticia

Se pueden decir muchas cosas malas del diario La Nación pero siempre se caracterizó por ser un diario más o menos serio desde su estructura, desde cómo comunica. Lo que sucedió ayer sobre la noticia de que Cristina finalmente será la candidata a Presidente por el Frente para la Victoria es sencillamente de pasquín, de diario de cuarta.

Para empezar, dónde se vio que el titular principal de un diario sea una columna de opinión. Yo no lo vi en mi vida. Ni en Infobae. Lo que estila el diario sabana por antonomasia es meter una notita de circunstancia, y minimizarla con la columna de opinión, que se llama, oportunamente, Análisis de la Noticia, y ahí cae el panfleto, a tomar la noticia por los cuernos y realmente, mediante la firma que tocó en suerte, decir lo que realmente piensan. Un gran recurso. Siempre guardando una lógica periodística, el estilo, lo que no se debe perder, ¿no?

A las 18 horas de ayer, ya habiendo trabajado todo lo que tenía que trabajar, se me ocurrió acercarme a La Nación para ver cómo habían comunicado la noticia más importante de la política vernácula de lo que va del año, es más importante que le triunfo moral del colectivo obispo Piña en Misiones por lejos. Ya me imaginaba que no era un motivo de festejo para los Mitre, pero quería ver cómo lo planteaban. Quienes alguna vez estudiamos periodismo desde la inquietud y no desde la ganas de ser famosos hacemos estas cosas cuando hay decisiones claves en las cosas que interesan.

Y ahí vi el titular del diario: Confirmado: la candidata será Cristina Kirchner Mi primer pensamiento, fue, correcto: bien La Nación.

La bajada decía, dice, La agencia Télam lo informó oficialmente anoche; se lanzará el próximo 19 en un acto en La Plata. Informativo, realista, poco jugado, no está mal.

Cabe subrayar lo que dije más arriba, es el estilo del diario, ser correcto desde la noticia y bajar línea desde el llamado Análisis.

Me adentro en el texto, en la cabeza de la noticia, en el primer párrafo: Como la extinta agencia informativa soviética TASS, la vernácula Télam se hizo cargo anoche de dar las novedades del régimen.

Punto y aparte.

No pude creer tanta subjetividad manifiesta, bajé desesperadamente a ver quién firmaba la nota, quién era el “elegido” de la sección política para comunicar de esta manera la noticia: Por Joaquín Morales Solá. Para La Nación.

No podía creer que le dieron la noticia de tapa a un columnista, que resolvió correctamente el título, pero que, ya desde la cabeza –que ya no es cabeza, porque no es noticia, es columna de opinión-, dice semejante improperio.

No hubo conferencia de prensa para hacer público el anuncio y ningún funcionario de nivel quiso enfrentar la curiosidad de los periodistas ni, sobre todo, sus preguntas. Nada. Sólo hubo un corto cable de la agencia oficial de noticias, cuando todos los teléfonos de la nomenklatura estaban apagados o no contestaban.

Bien por Joaquín, que tras 4 años sigue bogando por una conferencia de prensa que no se hizo nunca. Yo quisiera saber si cuando López Murphy o Carrió se postularon hicieron conferencia de prensa, y en el caso de que no si Joaquín se quejó. Y bien también por Joaquín que aún sabiendo que era domingo a la noche no se dio por abatido y llamó por teléfono a gente de la nomenklatura, que suena más a seguir refiriéndose a gobierno comunista que al enfoque del presidente como insignia K. Lamentablemente ahora vamos a tener a un Cristina Fernández en el gobierno, y Joaquín vas a tener que guardarte la K en el orto, bien al lado de la pija que ya debés tener de algún amigo tuyo comandante en jefe, quienes sí hacían conferencias de prensa para anunciar que iba a matar a 30.000 ciudadanos, y que por eso seguro los defendiste. ¡Patriota! ¡Institucionalista! ¡Republicano!

Después el talentosísimo Joaquín demuestra que además de ser un gran analista político tiene poderes que difícilmente posean los mortales. Veamos, siguiendo, algunos párrafos pletóricos de antología poética.

[a Kirchner] Lo atormenta la sola intuición de una imagen: ver a funcionarios y políticos correr indiferentes por su despacho para acudir al de su esposa. "Dentro de poco, ni los granaderos me obedecerán", dijo recientemente, con una sonrisa que delataba cierta preocupación.

Genial, genial, realmente genial, cuánto concepto Joaquín, cuanta cintura, cuanto oficio. No sólo lo conoce tanto al Presidente como para saber que está re caliente de que su propia mujer lo suceda -aunque lo haya decidido él, porque no le quedaba otra- sino que además sabe escudriñar las verdaderas intenciones que ocultan las pretendidas sonrisas K. Un genio.

(…) desde las retrasadas tarifas de la energía hasta el diferendo con Uruguay por las papeleras de Fray Bentos, que el canciller Taiana se propuso resolver antes del 10 de diciembre. ¿Hará Kirchner en 40 días lo que no hizo en cuatro años, o acaso le legará a su esposa esa herencia?

Se preocupa Joaquín, además, por los problemas de alcoba del matrimonio. No es un primor. Falta que diga que Néstor es un muy mal marido y que Cristina se debería quedar con la tenencia de los hijos.

Sin embargo, resultará muy complicado explicar que el país resolvió aparcar la República, aunque sea sólo por un instante histórico, para probar el gusto de una monarquía extraña y especial, en que la sucesión no se estableció entre padres e hijos, sino entre marido y mujer.

¡La gente vota estúpido! Por más que no te guste, por más que te gusten los golpes de Estado, la gente vota.

¿Y no era que éramos un soviet? ¿Ahora somos una monarquía?

Cuanto más conozco a los enemigos de Kirchner, más me gusta Cristina.

Nota de Joaquín Morales Solá para La Nación completa

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Entiendo perfectamente de lo que hablás, pero no comparto ciertas cosas...
Me parece que un diario "serio" como vos decís de La Nación puede (al margen que uno esté de acuerdo o no) tomar esa desición de elegir, no menos que al Sr Morales Sola, para dar esa noticia, y editorializarla justamente por lo que vos decís, por la importancia política que tiene. Y eso no es de pasquín, son elecciones del diario, que apuesta a que Cristina no gane en octubre...

Particularmente yo no creo en la objetividad de ningún medio periodístico, y siempre Página/12 y La Nación me parecieron mucho mas honestos que Clarín y TN y su periodismo "independiente", que me parece mas peligroso.

Besotes,
Marie

Anónimo dijo...

Debo decir que el análisis propiamente dicho de la noticia lo comparto, pero lo que puse en el comentario anterior es otro de tus caracteres que te convierte cada vez mas en NENO.

(Y eso, me hace quererte un poco mas)

Besos
Marie

Pumplafiz! dijo...

Si eso es todo lo que pueden hacer los enemigos para que no gane... Creo que tenemos K, varon o nena, para rato.