13.5.10

el fin del periodismo

Casi a la par que nacía Crítica de la Argentina, Esteban Schmidt empezaba a dibujar un texto perfecto, que publicaba por entregas en bonk y que departía acerca del fin del periodismo. Hoy que el diario no ya de Lanata está convaleciente sus palabras cobran dimensiones proféticas. No está demás releerlo, o editarlo. Hoy, con el diario tomado por sus trabajadores, las ratas huyendo por tirante y su continuidad en cieguemos, me parece atinado volver sobre la figura descomunal de Jorge Lanata.

Me atrevo a afirmar que la gente de TEA y demás escuelas de periodismo le deben a Lanata y a su selección nacional de periodistas de finales de los 90’s, gran parte de su ampliación edilicia y matricular. La crisis de representatividad que eclosionó en 2001 mató todas las instituciones, las corporaciones, menos la periodística. Al contrario, se puede decir que de alguna manera el periodismo capitalizó en esos años los vacios que dejaba la política, la justicia, la iglesia y demás estructuras, para sí. Del cuarto poder virtual pasó la corporación periodística a ser y considerarse el tercero o segundo poder, siempre virtual, claro. Y algunos miembros de la elite de esa corporación se creyeron ese poder como realidad. Pero la realidad tiene resortes que el periodismo no puede accionar si el que maneja los resortes no quiere.

Kirchnerismo.

Yo fui uno de los que se matricularon en una escuela de periodismo por aquellos convulsionados años. Culpa de Lanata, Caparrós, Tenembaum, Castelo, Paenza, Zloto, Sietecase, Verbitsky, Sivak. Quizás por eso mismo nos ensañamos como audiencia más con ellos que con el resto. El equipo de Día D era el recambio de la elite periodística. Desde el desparpajo, el honestismo y la verdad, reemplazarían tarde o temprano al statu quo que había legitimado todo lo que el poder económico necesitaba. No sabíamos entonces que esa nueva elite reemplazante era la contracara de la legitimación de una época. No quiero tampoco ser injusto, en mayor o menor medida los sigo escuchando a todos, y considero que tarde o temprano volverán cada uno de ellos a encontrar su espacio en los medios desde una mirada progresista real, porque son inteligentes y porque los necesitamos. Vale aclarar que Verbitsky y Paenza siempre entendieron todo y que Sietecase es dentro del concierto periodístico un voz disonante y valiosa. De Sivak desde hace un tiempo que no sé nada (tras el libro de Evo) pero tengo las mejores referencias también.

Conjuntamente con mi primer año de TEA se dio el primer año de Kirchner en el Gobierno. Recuerdo un ejercicio del profesor de Taller 1, Carlos Achával, consistente en escuchar en vivo la cadena nacional de Néstor Kirchner, que no sabíamos entonces de qué se trataba (nacía el estilo K) y que terminó siendo el anunció de los juicios a parte de la Corte Suprema menemista. Eso había que hacerlo en máquina de escribir: titulo, bajada, volanta, cabeza informativa en pirámide descendente. Las 5 W.

No entendí en su momento (y recién entendemos ahora) que el kirchnerismo entre otras cosas cambió la manera en que la prensa se debía dirigir a la sociedad si lo que se buscaba era cumplir con honores el rol de ejercer con responsabilidad La Comunicación Social. Dos años y medio después, ya fuera de TEA, el coro de diarios existentes y mi cabeza más cerca de un gobierno que de un grupo empresario dueño de medios, conllevaron a que decida no querer ser periodista: si esto es el periodismo, no quiero ser periodista.

Me hice un blog. La máxima nadie te obliga a ser periodista y si la obligación de tener que trabajar de comunicador te lleva a tener que decir cosas que no pensás por un sueldo, siempre está la posibilidad de vender medias en los colectivos o seguros puerta a puerta. Como estaba en un buen trabajo, preferí seguir ahí.

Toda esa elite de recambio de la que hablé antes desapareció de la TV. Muchos dijeron que eran perseguidos, que al poder no le convenía, que eran peligrosos, sarasa. Lo cierto es que no le interesaba a los dueños de los medios porque ya no era interesante para la audiencia un programa periodístico en prime time. Luis Majul se espectacularizó para vivir. Tenembaum y Zloto se fueron al cable, Paenza a Estados Unidos y el resto a la gráfica o a la radio.

No supieron, no quisieron o no pudieron entender que el periodismo ya no era lo que había sido y que sus exitosas formulas ahora no aplicaban. Cuando un gobierno hace cosas, muchas veces muy buenas, la sociedad cambia su mirada sobre las instituciones. Ya no es el enemigo el Congreso, el Presidente o el Ministro. Todo esto sin hablar de Clarín, que complejizó todo más, pero eso es otro tema.

El progresismo se dividió en dos y Página/12 supo capitalizar ese quiebre mejor que la nueva elite de la corporación periodística. El tiempo será más justo con José Natanson, Mario Wainfeld o Alfredo Zaiat, que con Alfredo Leuco, Susana Viau, Julio Blanck o Ernesto Tenembaum.

El fracaso de Crítica es más sencillo de explicar de lo que parece. Era un diario que no apuntaba a nadie. No tenía lectores posibles. Lanata pifió la mirada sobre la realidad, perdió la brújula del interés de su público.

No hacía falta Crítica.

Lo mismo que le pasó a muchos de sus pares antes nombrados, quienes se refugiaron en derrotas menos estruendosas o en grupos que los prohijaron y les dieron a cambio otro universo de audiencia: hoy le hablan a otros. Crítica Online tenía como lectores a un caterva de personas malhabladas, desinformadas, repitentes y discriminadoras que podían estar ahí o en Infobae o en Perfil, o en los tres portales a la vez.


Después vino todo lo que vino en Crítica, la venta a Mata y Figueiras y el desenlace al que asistimos hoy, con un destino aún incierto.

Ya viene siendo hora de una mirada para adentro de parte de ese periodismo, estamos a tiempo, antes de que la derecha desensille. Hay algunos que marcan el Sur: Víctor Hugo Morales, Juan Pablo Varsky, Reynaldo Sietecase. Es por ahí. Estudiar mucho, saber de verdad de economía, de política. No buscar el pelo en el huevo. Entender cuál es el enemigo de los trabajadores. Saber separar lo importante de lo accesorio. No prejuzgar. Tratar a todos con respeto. El periodismo progresista debe contribuir a que el país sea cada día mejor y no sólo a buscar vender más diarios o ganar puntos de rating.

Aprendan de la derecha que no se equivoca: los Grondona, los Morales Solá, los Ventura, los Pagni, no se dejan llevar por pasiones de época, apuntan, preparan y tiran. Y le dan.

Salvo que lo que quieran sea que vuelva la derecha para que su otrora periodismo exitoso tenga razón de ser.

47 comentarios:

Tomás dijo...

Che es muy bueno este.

Felicitaciones.

Néstor Sbariggi dijo...

Muy buen post. Es así

Saludos

sotopaiba dijo...

excelente post!! sobre la ultima parte. yo no creo q quieran que vuelva la derecha. si creo que no saben hacer otra cosa que no sea oposicion. aprendieron el periodismo en los 90, y esa es su realidad. por algo quienes se mantienen mejor posicionados son victor hugo, el perro, inclusive lanata a quien detesto cada dia mas.

Norberto dijo...

Muy bueno, con una sola crítica, valga la palabra, Mata siempre estuvo detras de los supuestos aportantes.
Es notable que desde el principio estubo a favor de la Aerolineas esclavizada que le convenía a Marsans.
Ah, como no tengo nada que ver con el periodismo, pero no me gusta que me traten de tarado, rompo lanzas por los mismos buenos periodistas, pero el resto no tendran nunca mi compasión porque el proyecto que se trunco en el 55 casi se vuelve a romper en el 08 por la obediencia debida al sobre.
Abrazos

El Comandante Rivero dijo...

Excelente. Buenísimo la verdad, te felicito. Coincido en todo realmente.

Saludos.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con el análisis del periodismo. Creo que de afuera siempre es fácil.
Saludos

natanael amenábar dijo...

El periodismo analiza todo desde afuera, saludos.

Pincha Carioca dijo...

Me parece muy acertado y adecuado el análisis. Sólo discordo en Sietecase que me parece un tanto sobrevalorado. Nunca le encuentro una posición. Siempre está como que si, pero como que no, o viceversa.

Ricardo dijo...

De esa camada lanatiana, los que supieron mantener una mirada más enfocada son, creo, Zloto y Sietecase.
Los demás derraparon mal y es una lástima.

Muy buen post.

Tomás Münzer dijo...

Muy bueno che, aunque creo que no quisiste ser duro o más tajante, porque en efecto, esa crisis de representatividad que trajo el neoliberalismo y la postmodernidad la capitalizaron toda los medios, de hecho, cuando se le empezó a dar tanta importancia a la farandulización de la política, las encuestas, los spots, los candidatos famosos (ex deportistas, actores, etc.) es en esa época, cuando se elimina la militancia y en su reemplazo surge la comercialización de candidatos, con el marketing político, los Agulla y Bacceti, los Souto, Durán Barba y demás. Hay muchos trabajos al respecto y seguro los conocés, así que animate a decirlo sin tapujos. Toda esa representatividad de las instituciones pasó a los medios luego de la crisis, el kirchnerismo puso en crisis la legitimidad de los medios y trajo como solución la vuelta a la política, enhorabuena.

Papipo dijo...

Bravo, bravísimo!

No dijo...

Lo dije y lo repito: gran post gran emo

un abrazo

Carlos Tofla dijo...

Emo, excelente análisis.
Un abrazo.
Ct.

Lucas Carrasco dijo...

Muy bueno, che. De verdad.

Colo dijo...

Excelente post, muy bueno!

Bistiarj dijo...

Muy bueno, aunque creo que la respuesta que le haz dado a Anonimo no es buena. Mas bien esquivaste respondarla.
Saludos

Adriana dijo...

Bistiarj, lo que le dio a Anónimo es la respuesta perfecta.
Casi un haz de luz, has visto ?

Anónimo dijo...

"Crítica Online tenía como lectores a un caterva de personas malhabladas, desinformadas, repitentes y discriminadoras que podían estar ahí o en Infobae o en Perfil, o en los tres portales a la vez"
Desbanquinaste con tu segmentación de audiencias. Para mí, tiene periodísticamente 2 errores: no genera empatía -es un artículo de opinión, man... echás lectores-, y generalizás y el arbol te tapa el bosque.

Mery dijo...

Muy bueno coincido, quizá sería un poco menos benevolente con Lanata pero bueno. Igual tenés razón. Genial posteo. saludos m.

elerlich dijo...

¡Muy bueno!

G-Fer dijo...

Excelente análisis.

Que loco que dos de los tres que nombrás (VHM, Varsky) provengan del ámbito periodístico deportivo, que ha sido bastardeado desde los 90s desde las Escuelas Superiores(?) de Ciencias(?) Deportivas (Araujo-Niembro, Wolff) que son menos que un cursito con pasantía en los multimedios del ramo.

Marcela Viguera dijo...

Coincido plenamente.-

Bistiarj dijo...

Adriana sigo sin coincidir. El articulo me gusto y mucho. Pero si anonimo/a, pregunta por la posicion del periodista o en general del enunciador (con una formula que se parece mas al sarcasmo que a una pregunta) del articulo, creo que se le debe responder en detalle (sin comprometer la privacidad claro esta)
Me parece que Natanael solamente lo espejo y por ende no fue un poco mas alla en la discusion.

Por otro lado si es cierto lo que dice Natanael (lo cual creo a medias) no tiene sentido enunciarlo, por que es redundante, es sabido (todo esto tomando al sarcasmo en su literalidad)

Saludos y espero que mi comentario contribuya.

Zabo dijo...

Aplauso, medalla y beso. Genial el post.
Un abrazo !
Zabo.-

MarianoMundo dijo...

Muy bueno chango!
Sí quiero decir que no estoy de acuerdo con el título, no creo que sea el fin del periodismo. Se trata de un cambio de época, de paradigma. Como tal, genera sus tensiones, quiebres y reposicionamientos.
El periodismo se tiene que rehacer, reescribir, desde sus mismas entrañas.
Me preocupa que no haya una generación nueva de periodistas que pugnen por emerger. Estamos hablando de los mismos personajes, que ya tuvieron su cuarto de hora. Si el periodismo va a cambiar, tiene que generar nuevos nombres.
Abrazo

María Inés dijo...

Creo que la credibilidad es imposible que retorne. Los que como Majul, aceptan recibir un premio que saben que no ganaron, demuestra su falta de principios y los muchachos de Lanata fueron, y no es que fueron porque no tienen derecho a equivocarse sino porque no es un error, es codicia y eso no tiene retorno. Tienen precio y lo sabemos, apostemos a nuevas caras y premiemos la coherencia.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Excelente Post. Excelente.
Nicolás Tereschuk (Egresado TEA 1997)

Isa dijo...

Cuando son ingenioso sos muy bueno; pero cuando escribís sos mejor. Es siempre una alegría pasar por acá. ¡Gracias!

Diego F. dijo...

Muy bueno Emo, me quedo con esto "Es por ahí. Estudiar mucho, saber de verdad de economía, de política. No buscar el pelo en el huevo. Entender cuál es el enemigo de los trabajadores. Saber separar lo importante de lo accesorio. No prejuzgar. Tratar a todos con respeto. El periodismo progresista debe contribuir a que el país sea cada día mejor y no sólo a buscar vender más diarios o ganar puntos de rating. "

Abrazo

Carolina Diotti dijo...

Es uno de los mejores posts que leí sobre Crítica y sobre el periodismo en general. Soy periodista de la misma camada noventosa de fascinados con Verbistky, Eliaschev, Tenembaum. Coincido con vos: siempre hay una opción. Eso hice. A tiempo por suerte. Gracias!
carolina

gato d dijo...

Natana me sentí muy identificado con el post (hasta pague los 300 pesos mensuales en tea un par de años antes que vos) Buenisimo el post.
Te invito a visitar nuestro blog
http://www.tresempanadasparados.blogspot.com/
saludos

Hernan dijo...

Excelente, estas mas para 678 que para Duro de domar.

Un abrazo

Anónimo dijo...

VHM es muy poco sólido en sus argumentos políticos y económicos. No tiene estudios al respecto. Pero dice cosas con las que coincidis, por eso te parece que sabe.
Se privilegia la coincidencia ideológica por encima del conocimiento y la profesión desarrollada de verdad.
El Verbitsky de los 90 se comìa crudo a Ricardo Jaime, se desayunaba a Capaccioli y se hacìa un festival con las coimas venezolanas.
No es el periodismo lo que importa, es la ideología.
Un buen periodista de derecha siempre serà mejor que un mal periodista de izquierda.
Y al revès también.

Anónimo dijo...

no se como aguantas estar en duro de domar,hay que aguantar a los que tenes al lado y en frente!! la jazmin !!! no me gusta el programa ,para gorilas tengo todos los canales todo el dia como en cadena nacional. aguante 6,7,8

Gonzalo Agustin Sueiro dijo...

muy buen post, felicitaciones

richi L. dijo...

Excelente ensayo!

Yo, no escribo pero leo (casi dirariamente) este y otros blogs de... cómo llamarlo a este grupo, panperonautas? siempre encuentro algo interesante. Pero cada tanto aparece una joyita como estas. Que puede tener tantas opiniones favorables como desfavorables, que induce a la discusión constructiva, que plantea temas, etc.
Digo yo, no se podrá hacer un anuario con los, por ejemplo, 5 mejores posteos del mes, elegidos sanamente y en familia? realmente es muy buen material de lectura política? Creo que este va.
Otros ejemplos son http://deshonestidadintelectual.blogspot.com/2009/10/una-respuesta-para-quintin.html, que fue realmente el que me abrio los ojos con el tema de los blogs politicos,
y http://burbujascondetergente.blogspot.com/2010/03/hay-que-cuestionar-el-saber-burgues.html , porque me hizo cagar de risa como pocas veces
...
y muchos mas que ahora no podría recordar pero seguro van a ir apareciendo

eso, nomás.

natanael amenábar dijo...

A Tomás hay que editarle un libro nada más que con la saga del amor en los tiempos del kirchnerismo.

Paco Urondo dijo...

Exelente Emo como siempre .
Abrazo .

Georg Christoph Lichtenberg dijo...

Si te parece el modelo ruso actual (Putin, Medvedev) de acumulación de capital y desarrollo (empresas concentradas en manos de amigos del poder y persecusión a toda opinión disidente, ya sea de izquierda, centro o derecha), es absolutamente coherente tu posición.

Anónimo dijo...

El selectivo nuevo progresismo en el periodismo se maneja con slogans: "Hacerle el juego a la derecha..." "Hablar de las cosas de fondo..." "Te paga el monopolio...". Selecciona de qué hay que hablar, quienes están habilitados para hacerlo, cuando y como. No debate, refracta. Omite toda una agenda con la excusa de que es saludable dudar de los medios...Desde otros medios!
Es válido un nuevo pensamiento unico aunque se coincida con el?
Realmente creen, en el fondo del corazòn, que Tenembaum y Zloto son de derecha?
Y que Barone, alfonsinista con alfonsin, menemista con menem, aliancista con la alianza, despreciador de Maradona siempre salvo ahora, es mejor periodista que ellos?

Nora dijo...

Excelente tu comentario, nosotros esperábamos a Lanata los domingos en Día D como hoy esperamos 6,7,8. Creo como dice la tradición que el gorilismo es un viaje de ida; muchos cayeron en eso; además lo único que saben es confrontar PD:me cayó como una patada que Lanata dijera que los trabajadores de Crítica protestaban por $300; lástima que ahora sólo se acuerden de ellos la buena gente, no el monopolio

Samurai Jack dijo...

Lanata avisó cuando todo empezaba que tenía guita para un tiempo, habrá pensado que venía una avalancha de anunciantes y salió mal entreo otras cosas porque Clarín le pateó en contra... porque no averiguan si no hizo lo mismo con los anunciantes del fútbol para todos?

Sibila dijo...

El artículo me parece excelente.
Felicitaciones.
En lo único que discrepo es respecto de Lanata: creo que su ego es demasiado grande, más grande que su vocación periodística.
Pero tal vez sea sólo mi manera de verlo, quién sabe...

Lila dijo...

brillante, Matias, bravo!!
sos muy lúcido...
sólo disiento con vos que, quizás sì el periodismo está a veces para ver el pelo en el huevo.
El problema es si lo hace sólo para serle funcional al establishment....

No se si leíste la nota Blaustein en el Argentino, tiene algunos puntos de contacto con la tuya:

http://www.elargentino.com/nota-91026-Y-en-eso-vino-un-aventurero-espanol.html

siempre un placer leerte!

Anónimo dijo...

Decis que te decidiste a ser periodista mirando un programa de television de Lanata y luego abandonaste esa vocacion cuando conociste al grupo Clarin. Un poco liviano todo, no? Creo que te falta tomar mucha sopa.
Leete a Rodolfo Walsh, a Verbitsk y a Bonasso. Y eso por nombrar solo a tres locales. Podrias mirar un poco tambien, aunque sea de pasada, al Orwell de la guerra civil española.
Donatello

pollo dijo...

excelente post.....creo que les pasa esto de que cuando estaba el menemato estaban mas comodos, habia varias cosas para criticar y quedar como un copado....ahora les pasa q deberian decir cosas q estan bien, y se les desdibuja la imagen del canchero sentado arriba de una letra gigante ( igual reconozco q tambien admiro a ese canchero ), ahora se investiga sobre un ascensor de cristal y no se q pelotudez. Por otro lado sigo escuchando a lanata y su teoria sobre si el estado debe pagarle a un periodista(y siempre dice q no porque el puede generar la guita para pagarse)...esa vision de la independencia que termina dependiendo de la empresa q le paga, del aupicio, del rating, del tipo q pone la guita, es tambien una mirada muy de los 90's sobre el periodismo, como si el estado generara una dependencia enorme y el dinero privado fuera un canto a la libertad.

patricio dijo...

Felicitaciones che.