9.11.09

Esteban Bullrich, el fruto de su voraz apetito

Estoy atrasado con las entregas, así que para ponerme más o menos al día y que no queden tan viejos en la consideración de la amable blogoplatea, a partir de hoy y por dos semanas, queda inaugurado el primer plan quinquenal de currículums mortaes, con Esteban Bullrich.



Mauricio Macri en 2003 tenía un partido, Compromiso para el Cambio, lo recordarán, con el que perdió su primera aventura electoral. Ricardo López Murphy poseía otro, Recrear, con el que hizo un buen papel en las presidenciables de ese mismo año (16,37 por ciento), la del recordado ballotage, con la Rata huyendo por tirante. Para las legislativas de 2005 ya tenían un frente -la Propuesta Republicana (Pro)- inventado por un creativo publicitario. Con ese sello ganan. En 2003, Esteban Bullrich era candidato a legislador por Recrear.


La historia que recorre esta síntesis política de consensos y acuerdos programáticos requiere poner un poco de atención en el rol de este muchacho, hoy segundo candidato del Pro detrás de Gabriela Michetti. Bien parecido, con linaje de aristócrata, 3 hijos divinos e intachable conducta cívica.


En 2005, naturalmente, diría Macaya Márquez, la derecha se abroqueló y ganaron las legislativas a nivel porteño. El espacio se consolidaba; Macri ansiaba la jefatura y el Bulldog ser presidente. Pero dos años después los entonces socios ya no eran pares. Macri tenía las mejores expectativas en 2007 para lograr su objetivo mientras López Murphy caía y caía. Por todos los medios se lo intentó bajar pero el terco líder de la derecha honesta fue igual.


Es sabido, Macri le sacó el apoyo del Pro, le bajó el pulgar, y ganó en segunda vuelta con el 60,94 por ciento de los votos. López Murphy y su delfín Bullrich obtuvieron un dignísimo 1,43 por ciento a nivel nacional.


Esteban, la nueva cara de la derecha, se obligó a la difícil tarea de agarrar a Recrear por las astas en 2008: se llamó a una elección interna por el liderazgo, compitió con el mismo López Murphy, hizo fraude –según denuncias del propio Bulldog- y se quedó con el sello, para fundirlo y asociarlo al Pro. Lo que se dice una actitud proba para con su mentor político.


El joven, de 40 años, se desempeñó profesionalmente como director comercial de San Miguel SA, líderes en la producción de limones a nivel mundial. Después fundó la consultora Fruitful Thinking S.A especializada en exportación de productos frutícolas.


Los que conocen su posterior trabajo legislativo, sus acalorados debates, empeño y conocimiento parlamentario, sospechan que Bullrich continúa ligado a la actividad privada: nunca dejó de mandar fruta.


Niapalos.

3 comentarios:

G-Fer dijo...

El amiguito de los ñoños de No al Impuestazo!

Anónimo dijo...

¡Cómo se ve que no tenés idea de lo que hablás!
Recrear, en 2003, apoyó la candidatura a Jefa de Gobierno de Patricia Bullrich. Esteban sólo fue candidato a legislador; y "de relleno", porque no salió.
Y en 2008, la interna sólo tuvo problemas en la provincia de Buenos Aires, donde todos hicieron de las suyas (RLM incluido; que no era candidato, además, sino que apoyaba a su propio candidato).
¿Por qué no leés antes de escribir?: todo esta data está en los archivos de los diarios en Internet; incluso de los que opinan como vos.
Me parece que el que manda fruta es otro...

natanael amenábar dijo...

Gracias por la corrección leí Bullrich Manfroni y pensé que era él.

Ahora lo cambió, respecto del fraude dos cosas: lo dijo López Murphy, que es más creíble que Esteban Bullrich, y mucho más que Buenos Aires Recrear no tenía, así que hicieron fraude en casi todo.

Y dije que compitió no que compitió él, tanto es así que es el que finalmente lo funde, literalemente, al partido.

Saludos!