9.9.09

Ni a palos 2.0


Desde la semana pasada está online el suplemento Ni a palos, que sale cada domingo con el diario semanal, con el periódico, digamos, Miradas al Sur.

La página cuenta con un moderno software implementado por Patucho que logra que pasemos hoja por hoja el suple como si el salto tecnológico no existiera, con ruiditos del orden de lo irreal, además sumará contenidos extras, escenas recortadas, furcios de los redactores, impresiones de cómo se hizo tal o cual nota con la voz
de los autores sobrepuesta a los textos, y la posibilidad de leerlo en 17 idiomas.

En Ni a palos, desde el número dos a esta parte, tengo bajo mi irresponsabilidad tres columnas de opinión y la sección Currículum Mortae.

Comparto la primera de ellas, tal y como salió, y los abrazo sobre mi corazón.

Hoy: Luis Juez

El personaje ideal para inaugurar esta sección, Currículum Mortae, es el ex intendente de Córdoba Capital, Luis Juez, quien curiosamente se hizo conocido por fiscal.


Corría 2001 cuando ocurrió su caótica salida del gobierno de José Manuel de la Sota. En coincidencia, amanecía su popularidad, a caballo de su carisma sin par. Tuvo que ver con promover el honestismo desde su rol de fiscal anticorrupción, es cierto, pero su expulsión fue más un despegue que su tumba. Mirándolo con cariño fue una jugada que le salió bastante bien; viéndolo con suspicacia, le salió muy bien.


Juez perdió hace dos años la batalla por la gobernación instaurando la idea de fraude. Dejaba así la gestión municipal para convertirse en un mediático más que opina sobre diversos temas, con el tiempo suficiente para ir a todos los canales, levantando el rating de manera invariable.


Se destaca de los demás por su capacidad histriónica. Con lengua bífida puede llegar a sumar 15 ironías por minuto: los ‘juecismos’, que funcionan a dos niveles, destroza al político elegido con la enunciación y, con la metáfora popular, hace reír hasta a los muebles.


Como un Bambino Veira de la política, Juez suma adeptos anteponiendo el carisma a su capacidad de gestionar, a la mínima seriedad que se le requiere a un actor público o a la ductilidad para sumar aliados. El personalismo, que empuja a un tipo hábil a no esforzarse en generar una fuerza (o modificar alguna existente), sino todo lo contario: inflar su propio Partido Nuevo contra la Corrupción, por la Honestidad y el Trabajo, partido que además es él, y nadie más, al menos, visible.

Políticamente Juez se inició cuando el mismo De la Sota lo designó como titular de la Juventud Peronista. Durante el gobierno de Menem, tuvo dos participaciones: se colgó las cucardas del honestismo, sí, de vuelta, al renunciar a su banca por no avalar un aumento en las dietas de los legisladores, y el de la sospecha, por haber sido síndico del Estado en Papel Prensa.


Pero lo más atractivo de Juez es su capacidad para provocar carcajadas en cualquier audiencia sin reírse jamás él. ¿Es una pose o es un tipo alegre de verdad? Se me antoja con pocas pulgas, con gesto adusto, con mala predisposición ante cualquier situación que no tenía en sus planes.


Si tiene que ir a comer a casa de sus suegros el domingo y nadie la avisó y se enteró el sábado a las 11.30, Juez seguramente acompañará su malhumor hasta el domingo a la noche, cuando use a Mariano Grondona como frontman para su aciago destino fatal de ravioles familiares no deseados, trasfiriendo todo su enojo acumulado a, por ejemplo, Schiaretti.

5 comentarios:

perejil despenalizado dijo...

el minisenador electo es una farsa que hasta aca llego.

javier dijo...

gracias emo!

andaba buscando la pagina de miradas al sur y no la encontraba.

no te olvides de rezarle tu dios favorito para esta noche.

saludos.

Carlos Tofla dijo...

Nata, acabo de leer tu comentario a la revista-pastiche "Psicología Positiva"... Todas las mañanas tomo el 4 en Av. La Plata y Pavón y veo la tapa de esa revista en un puesto de diaros, que por alguna extraña razón la tiene exhibida justo al lado de la parada del bondi... hasta hoy, cada vez que veía la inexplicable caripela de Bergman integrando una inverosímil selección de "brillantes" pensaba "esa tapa es para que el Emo le saque el jugo"...
Veo que no me equivocaba...
Un abrazo.

G-Fer dijo...

"Lengua bípeda"? Es decir, una lengua con dos pies? O será lengua bífida, como la de las serpientes?

Un corrector a mi derecha...

natanael amenábar dijo...

Ahí está corregida, graxie