22.7.09

Juan Gabriel Altavista y el entrismo filial en la sociedad post-alfonsinista

Gracias al amigo Freedonians (¿gracias?) llegué a la página personal de Juan Gabriel Altavista. G-Fer respondía atento a mi consulta sobre si alguien recordaba al hombre detrás de El Show de Las Tortugas Ninjas. Sólo recordaba yo que podía llegar a ser el hijo de Minguito y no más.


¡Y era nomás! Y además era importante: un tipo que supo repechar pasillos de Televisoras Color Ele Ese 80 y Pico. Lo peor es que encontré el disco ese programa (para bajar, acá).


Sigo, G-Fer encontró la página personal del hijo de Minguito, del precámbrico, diseñada por un webmaster de esos que ya no hay. Pero lo mejor llegó con su archivo fotográfico personal que desnuda una época, literalmente, de donde extraje la formación completa de aquella película fundacional del período cine nacional post Olmedo que encabezaba el Profesor Pancurulo también conocido como El Profesor Punk, y que hizo las delicias de la Familia Argentina.


Atiéndase la importancia que el nepotismo cultural revestía en aquellos ochentas, con más hijos de Torres y de Carreras que de personas de a pie salidos de castings.


Atiéndase también la cantidad de rostros reconocibles que perecieron en el ejercicio mediático, seleccionado que supo entronarse circa 1989 musicalizados con Conversación Nocturna de El Ritmo Mundial de Los Fabulosos Cadillacs en la serie Así son los míos de lunes a viernes a las 13 por el viejo canal 13.


Atiéndase a los otros hijos-de entre los que contamos al hijo de Chico Novarro y al hijo de Rodolfo Machado.


Pero volviendo al archivo del hijo de Minguito, y al nepotismo hegemónico, repasemos quiénes eran y preguntémonos qué-fue-del-hijo-de, para entender fatalmente que la única que supo reinventarse era la menos pensada.



Pero eso no es nada, porque ayudados por el archivo recordamos además que el joven Juan Gabriel había vivido un tórrido romance con la otrora vedettísima Gisela Barreto, cuyas últimas señas diera en el malogrado Reality-Reality de Azul Televisión, televisora en eso de propiedad australiana.


Dios Todopoderoso sabe cómo una generación borró de su disco rígido esta imagen que bien puede explicar la pérdida de votos a manos del neomenemismo. Los pueblos que olvidan su pasado están condenados a repetir sus errores, o algo así, y descubrimos en la volteada, que Gisela conserva también página web propia y, deducimos, comparte diseñador mesozoico.



Para finalizar, y siguiendo con la gesta patriótica del entrismo filial, encontramos al gran ídolo de mi hermana desde que tengo memoria, mejor dicho, El Hombre que descubrió que para ser eventero no precisaba destacarse en ninguna rama del arte, solo concurrir, sandwichear y pasarla de 10, a quien descubrimos no ya como El hijo del Gordo Porcel sino como una persona con nombre y apellido: Jorge Segundo Porcel.


11 comentarios:

G-Fer dijo...

El haber recordado el nombre de Altavista Jr. refuerza mi planteo de la necesidad de llegar a una tecnología que nos permita hacer backup de nuestro cerebro, formatear y reinstalar sólo lo útil. Odio haberme olvidado cosas de química y física que estudié (y que tampoco me sirven de mucho en la vida real, pero bue...) y recordar cosas como ésta.

Pero lo peor es que en la época del Show de las Tortugas Ninja yo ya era un boludón veinteañero!

Ahora, una pregunta, Nata: si hacemos un mashup de J.G. Altavista y de Porcel The Second(?), no obtenemos a Walas de Massacre? Se lo dejo para que lo piense...

La niña santa dijo...

Y yo me acuerdo que ella le decía a él "mi capullito" con esa forma de pronunciar la doble L que tienen los correntinos (ella lo es) y los riojanos.

Vincent Vega dijo...

Che, el cura se habrá quedado bizco?

elaguay dijo...

Como me calentaba esta mina XD.

Raúl dijo...

¡Qué hermosa Ileana Calabró a los 25! Aunque no pasaba nada con ella hasta que "se reinventó".

nanolefou dijo...

Primero: Che, La Barreto sigue estando un caramelo o esas fotos son viejas.
Segundo: Este jorge segundo heredó todos los gustos, incluso la pasión por las pizzerías, por lo que se ve. Groso!

nanolefou dijo...

Google it!

"Dudo sinceramente de cualquier noción de principio sea total.
No siempre siento que mis manos amasen textos u otros alumbramientos que no sean más que mi reflejo vital de una suerte de vida-reflejo de aquello que no he sido.
Pero también de aquello que, mal o bién he logrado también.
O, en lo que no recuerdo o lo inimaginado."

Google it!

Desarmandonos dijo...

Che googleé el blog del gordo y la verdá que el tipo escribiendo la rompe.

Héctor dijo...

Emo, te olvidaste de la obra postuma del hijo de minguito junto a florencia peña (la florencia peña de nuestra pubertad) que podes ver aca:

http://www.youtube.com/watch?v=Kq52Odg7IFU

Saludos

Anónimo dijo...

No arruinen la época de mi infancia, el show de las tortugas era lo mejor, cómo bailaba y era felíz en esos tiempos donde lo único que había que hacer era estudiar y luego ver la tele, insoportable era jugate conmigo.

mariana dijo...

Jajaja,lo ùnico que heredò el hijo de Porcel fue la gordura,porque de talento ,nada...
¿Y què es de la vida del Hijo de Altavista? ¿A què se dedica?