21.5.08

acerca de la encuesta

La democracia es imperfecta, sí,
pero de todas las cosas imperfectas que conozco
(…)
No, creo que así no era.

Gilles Deleuze Edition

Hace unos meses firmé con pulso tembloroso el decreto para pasar a retiro a los oficiales castrenses de mis aguafuertes, tal y como el mundo occidental y bloguero los había conocido.

La abulia, el sinsentido y la necesidad de dar un salto hacia la modernidad -y un llamado anónimo- me impulsaron a sumirme en un berenjenal de significantes, en una tormenta de nombres, en la búsqueda de la estrella, la bengala pérdida, ese título que me represente y funde esto que soy como porteño e internauta.

El desbarajuste hormonal que me produjo este viaje hacia mis adentros -para conocerme, para saber por fin quién soy- me arrojó sin método, contra mi vida chiquita, un sinnúmero de posibles nombres, todos buenos, pero a su vez incompletos, como una mujer de Paul, como un gobernador bonaerense, como un sueño reformista.

Así que tras mucho meditar llegué a una síntesis que creí representativa respecto a mi pequeña existencia menor: sólo otro emo peronista.

No tardaron en llegar las críticas, como siempre, en este país de mediocres. Cadenas de mails; diatribas escritas en letra de molde; campañas de generales multimediáticos; caricaturas casi cuasi mafiosas de mi persona; notas gerontofóbicas; y hasta un escrache en el palier de mi edificio.

Todos recriminaban mi socarronería, mi desobediencia civil, mi rebeldía innata, mi incapacidad de adaptarme a este mundo injusto e inequitativo. Criticaron mi supuesto autoritarismo, mi aparente necedad, mi inexistente nepotismo… ¡hasta me tildaron de hegemónico!

Recapitulé.

Me dije, en voz alta, “Eh, quizás tengan razón, quizás tenga que rever mis principios rectores y convocar a una mesa de diálogo tendiente a lograr puntos de acuerdo en vistas de un concierto nacional ante las postrimerías del bianiversario natanaeliano”.

Llamé a todos los sectores, y, mediante una encuesta, puse a competir entre ocho (8) opciones de nombres posibles a quienes representaban lo viejo -los noventas, el neoliberalismo, las relaciones carnales- con lo nuevo -la continuidad con cambio, la profundización de las políticas a largo plazo, la redistribución del ingreso, el crecimiento sostenido y responsable; un nuevo modelo de país, en resumen-. Además, claro, otras 6 opciones de título, disgregadas, atomizadas, sectarias, incapaces de poner los grandes acuerdos por sobre las pequeñas diferencias.

La encuesta sigue en pie, indoblegable; al final de la misma, que se me antoja eterna como el agua y el aire, por el voto popular y soberano de las masas anónimas, decidiré el nombre final de este blog.

Ah, el pueblo expresándose libremente.

Hasta tanto, sin embargo, podemos hacer algunos análisis de importancia.

Reflexiones semifinales
En primer lugar vemos como con un 30 por ciento de los sufragios sólo otro emo peronista se alza con un destacado e inobjetable primer lugar a años luz de su inmediato predecesor, el incapaz aguafuertes castrenses con un desilusionante 18 por ciento. La legislación electoral decretada ahora mismo entrona “nombre” en primera vuelta cuando consigue un 30 por ciento del electorado más 1, o más de 10 puntos respecto al inmediato perseguidor. Hoy estaríamos definitivamente llamándonos SOEP a pesar del robo de boletas y de las urnas impugnadas por fiscales de la oposición, rentados por capitales trasnacionales. (La OEA se negó a auditar el correcto funcionamiento del acto eleccionario alegando poca importancia institucional para la región mediante un facsímil de rigor.) También vemos como un tapado barato el ajo, improvisado sobre el cierre de listas para llegar a las 8 opciones, redondea una excelente elección con el 16 por ciento de los votos, gracias a su carisma y sus sólidas convicciones republicanas. Más atrás, La sangre y la leche juntas (11%) logra meter dos constituyentes onlines, en una elección que mejoró significativamente los porcentajes esperados de acuerdo al boca de urna. Nada queda en tu casa, Nata, por su parte, alcanza su mejor performance a la fecha, logrando meter un diputado electrónico. Lejos, todos con votos, algo destacable, la paleoizquierda y el ultranacionalismo, la vanguardia iluminista y Rescatando el costado Ryan,
respectivamente, juntan unos mangos para sus próximas campañas con sus sendos 9 por cientos. Quizás, Un demagogo entre gorilas hubo merecido mejor suerte que el triste 6 por ciento alcanzado, apenas 3 votos: uno de pobreza y dos de castidad.

7 comentarios:

eseasuntosuenararo dijo...

Queres inducir a los lectores a que voten por SOEP.

Peronista!

nolugareña dijo...

yo

escribientes dijo...

Pero si es que esta entrada es literatura. Estáis escribiendo de puta madre tío.

"pero a su vez incompletos, como una mujer de Paul, como un gobernador bonaerense, como un sueño reformista"

Supremo.

Juan dijo...

nolugareña! es voto cantado! estás quebrando una máxima (zorreguieta) del orden constitucional democrático y soberano y todo eso!
pido que se anulen los votos de nolugareña! afueeeera!!! afueeeeeraaaa!!! en canaaa!!!

(???)

Cloe dijo...

Jamás en mi vida pensé que de una encuesta por un nombre de un blog se pudiera sacar un texto asi. Jaja.

ImagaZool dijo...

Como podemos arreglar para que "barato el ajo" suba en las encuestas?

ImagaZool dijo...

Cuelo mi comentario en este post viejo para dar mis hurras por el nuevo diseño.
Me gusta mucho!

Y muy bien lo de diferenciar el link de nolugareña del resto de la chusma.
Que grande!

Slds!