29.6.05

subjetividades

Fácil es comulgar gustos, visiones del mundo, afinidades, certezas. Lo difícil es encontrar personas con las que naturalmente se coincida en subjetividades.

subjetivo, va. (del latín: subiectīvus) adj.

Perteneciente o relativo a nuestro modo de pensar o de sentir, y no al objeto en sí mismo. (Lo subjetivo es la cosa-en-sí-kantiana del pensamiento; es una idea del mundo sin ob.)

Se puede pensar algo y estar seguro de ello y defenderlo hasta la agresión. Pero no lo podemos probar, ni mucho menos. Y aún menos si al que se lo queremos probar tiene otro universo de subjetividades.

Porque se puede catalogar y archivar a las personas a partir de su cosmos de subjetividades -eso ha sido sobreprobado en los más variopintos escenarios académicos; no será AC el espacio para reincidir en el desande de los caminos de la catalogación de las personas-. La discriminación es, esencialmente, cuando dos visiones subjetivas se entrecruzan. (Una de las dos con más poder, claro está, pero dos cosmovisiones al fin.)

El ser subjetivo puede comparar dos películas y decir que una es mejor que la otra por fuerza de la razón noúmenica, “lo que ni los sentidos ni los aparatos alcanzan a percibir”. La crítica periodística es lo noúmenico por antonomasia: la institucionalidad de una subjetividad como certeza. Y es, de alguna manera, impunidad, incluso, por el alcance.

Supongo que la definición correcta de la amistad es: Dos individuos coincidentes en sus universos de subjetividades en más de un 87 por ciento. Y no: “Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato”, como sugiere la Real Academia Española, con sorna.

4 comentarios:

Budka dijo...

No estoy de acuerdo con el 87 por ciento como porcentaje que define la amistad. De hecho, hasta este párrafo estaba un 88% en coincidencia con tu universo de subjetividades...

Creo que este es el fin.

¿Qué hago? ¿Me hago el boludo y lo dejo pasar, o me voy a chatear a Terra con alguien cuyo nickname nombre, precisamente, su más terrible carencia?
Esto último me garantiza un aséptico 5% o 6% de concordancia (todo lo que uno puede querer reconocer de uno mismo en otro)

Por lo pronto es un gusto tenerlo al qwerty nuevamente.

Un abrazo.

natanael amenábar dijo...

Sos mi primer comentario eπ.
Bueno, si estabas en un 88 por ciento el no concordar con los porcentajes (tomando como base cierta 100 subjetividades compartidas; para simplificar las cuentas) bajaría a 87 el porcentaje de comulgación de sinsentidos. No es el fin. Estamos al límite.

Si sirve de consuelo omití que si se compate desde un 52 hasta un 86 por ciento las irracionalidades el resultado es: "buen compañero".

Apollonia dijo...

No sé, hice las cuentas y creo que vos y yo estamos en un 81% de coincidencias, y bajando.

¿Qué hacemos, renegás del peronismo, por ejemplo, y, coincidiendo, volvemos a ser amigos, o nos convertimos gradualmente en 'amigos souvenir'?

Qué dilema...

natanael amenábar dijo...

Al peronismo como al tango todos llegan en algún momento... evaluá esa posibilidad y quemá etapas.