26.8.10

El riquelmismo es un kirchnerismo



Estoy en condiciones de afirmar la paridad doctrinaria existente entre Juan Román Riquelme y el binomio Cristina y Néstor Kirchner. Como vivimos en el mismo país habitado por la misma gente también existen puntos en común entre los irracionales fans de Román y los llamados kirchneristas. Claro que existen riquelmistas no kirchneristas y kirchneristas no riquelmistas, porque una cosa es el fútbol y otra es la política. Pero principalmente porque muchos destacan más el don de juego en Román que la manera de pararse ante el universo; los mismos que denostan al kircherismo por las formas y no tanto por las medidas. Pero si nos remitimos al duro núcleo de representación de ambos movimientos populares y masivos encontraremos que dentro de sus filas encuentran adhesiones amplias. El riquelmismo en Boca y el kirchnerismo en el PJ alcanzan más del 70 por cierto de adherentes positivos. Y ambos también encontraron en sus lineamientos adscripciones de lo que se podría denominar transversalidad. Por sus medidas los Kirchner y por su forma de jugar Román hallaron impensados defensores. Radicales K e hinchas de River que aman a Román, hay por todos lados.

Otro punto de unión es que tanto Román como los K son atípicos para lo que se suponía que sus adherentes a priori requerirían. Así Román proscribió el pedido de huevos en la cancha de Boca y el peronismo promulgó el Matrimonio Igualitario. Desde antes, seguramente, había bosteros a los que les gustaba el buen pie y peronistas a los que les gustaba la carne jugosa. Román y los Kirchner de esta manera cambiaron la concepción que de sí mismos tenían tanto los simpatizantes del partido político mayoritario como los hinchas del equipo de fútbol más popular.

Ambos no confían en los medios.

No, claro, sí, está también la estrategia de la soledad para la construcción política. Tanto el 10 como Néstor y Cristina se saben de viajar en combi, pocos amigos. La estrategia de ambos es ser mejores que el resto, sabiendo que lo son de antemano.

Ahí está Néstor organizándole una contracumbre a Bush en Mar del Plata y aún sigue haciéndole en cada pesadilla a Macri, Román, su Topo Gigio.

El riquelmista y el kirchnerista tienen razones para ser kirchneristas o riquelmistas pero las verdaderas razones son de otro orden, no de la razón.

Creo que ha quedado claro que hay muchas paridades entre Román y los Kirchner, dicho esto, me retiro, no sin antes hacerles llegar un cordial saludo a todos ustedes, deseándoles unas felices pascuas.

11 comentarios:

Diego E. dijo...

Hace tiempo ando con ganas de preguntarle esto a Artemio, pero ya que está se lo preguntoo a usted: ¿me puede explicar de dónde viene la enemistad entre Macri (o el macrismo) y Riquelme?

ariel dijo...

Genial el post. En cuanto a la enemistad entre Riquelme y Mauri me parece que se debe a que la dirigencia les hacía firmar a los pibes un contrato largo por dos mangos: en ese tiempo el 10 ganó practicamente solo tres campeonatos locales, dos Libertadores y una Intercontinental.

Kluivert dijo...

Muy buenas imágenes. En la primera Cristina está como chusmeando la revista del cable, para ver qué peli pone cuando termine el embole del fútbol (?)

Flavia dijo...

Es verdad, podría ser racional, pero no. Solo es puro amor incondicional.

Anónimo dijo...

ES LA VISION CLASISTA QUE TIENEN PERSONAS COMO MAURI...EL AMA A TIPOS COMO GUILLERMO O MARTIN,EXPONENTES CASI DE CLASE MEDIA Y NO PUEDE CREER QUE LO ENFRENTEN TIPOS COMO ROMAN,BERMUDEZ O TEVEZ ..."ESTOS NEGROS QUE MAS QUIEREN,"PODRIA IMAGINARSE PERFECTAMENTE UNO COMO REFLEXION DEL PROCESADO...

Martín L. dijo...

¡Uh, cómo se pondría Quintín si leyera esto! Me lo imagino irrumpiendo en los comentarios al grito de "¡Stalinistas herejes!"

Tomás dijo...

Me confieso el Huevo Ceballos (?) de Riquelme.

Soy de River y lo banco a muerte.

Carlos Tofla dijo...

Gran post, Emo... Le agregaría una similitud más: cuando la hinchada pide apurar, ir para adelante, los dos hacen una pausa, evalúan fuerzas propias y ajenas, y meten el pase-daga incisivo al corazón del rival.
Saludos.
CT.

PD: y una que pasa con Román, que esperemos no pase con los Kirchner: cuando no está en cancha, el rival se agranda...

santix dijo...

Sobre Riquelme y el otro:
Creo que discutiendo el contrato le dijeron a Riquelme que "nadie paga la entrada de la cancha para verlo a el".
Y en el partido siguiente hizo uno de sus golazos y lo festejo con su famoso "Topo Gigio" que en realidad era "escucha a los que no me vienen a ver a mi".

Horacio dijo...

ambos son maradonianos

ah no :P

PAF dijo...

Genial la reflexión. Un hallazgo! Será porque a los que nos gustan los creadores y los genios, entendemos que ellos no necesitan arrodillarse con los "creadores y administradores de prestigio" lease a la caterva de comentariasta, periodistas y opinólogos. Dale Emo