19.10.09

no me digas binner, míster puñetero



El santafesino Hermes Binner es un personaje atípico para la política que supimos entronar. No deja de ser una brisa fresca su llegada a las grandes ligas ni pasará al olvido demasiado rápido para los simpatizantes del Estado alegórico, los que prefieren lo institucional a lo real, lo simbólico a lo aritmético. Peinado a la gomina hasta el último de sus occidentales cabellos, el primer gobernador socialista comenzó su carrera política siendo secretario de Salud de la municipalidad de Rosario. Es médico. Luego fue dos veces intendente de la ciudad que siempre estuvo cerca. Desde allí construyó una sólida administración que ganó premios a la eficiencia, a la gestión innovadora, a la práctica a imitar, en muchos foros internacionales. Es un tipo serio, en ambas acepciones del término. Socialista desde que tenía dos años de edad forjó una carrera sin sobresaltos pasando de ser auténtico a popular sin dejar nunca de ser socialista a secas. Cuando tuvo que hacer alianzas las hizo con el radicalismo, fiel a la tradición de un socialismo que no encuentra sus votantes entre quienes necesitan la inclusión. El socialismo de elites, extraño proceso que se da en la Argentina. También es un tipo serio porque no ser ríe. Menos mal que no llegó antes a la política porque un debate televisivo entre Binner y Reutemann podría anestesiar un continente. En las reuniones previas al Gran Cuñado se intentó rescatar la figura de Binner como uno de los participantes pero el cómico designado no encontró una sola cualidad digna de exagerarse. Está prohijado por la Fundación Libertad, institución miembro de la Red Liberal de América Latina, cuyos socios asustan. Su posición respecto a la renta extraordinaria del campo no lo dejó bien parado en la dualidad izquierda derecha. Como otros líderes, su capital no es extrapolable al delfín escogido. Con una imagen positiva por el séptimo cielo perdería las elecciones legislativas en su provincia a manos del candidato “justicialista federal”, el mentado Lole. Eso demostraría su incapacidad para formar un grupo homogéneo de representación. No sería justo hacerlo pasar por socio fundador de un club al que todas las fuerzas políticas le pagan su cuota religiosamente. Tiene futuro presidenciable.

Currículum Mortae #5. Ni a palos.

8 comentarios:

burgues asustado dijo...

impecable..yo lo definiría como el fiel exponente del socialismo municipal, que no se aguantá un paro de taxista de 24 hs,y hablo porque milité con ellos...muy buen post..natanael será posteado en el Burgués, abrazo.

Avallay dijo...

Si, si muy bueno. Explcia en parte porque el socialismo en 45 decidió estar en al vereda de enfrente, junto a Braden y, salvo algunas excepciones entre 1965 - 1973, no moverse de allí.

Pomez dijo...

Que casualidad, yo hice un CV de Binner hace poco tiempo. Pero creo que en el mio queda mejor parado.

Carlos Tofla dijo...

Emo, si seguís tirando de a una frase como ésta en los próximos veinte posts, avisame y te edito un libro:
"En las reuniones previas al Gran Cuñado se intentó rescatar la figura de Binner como uno de los participantes pero el cómico designado no encontró una sola cualidad digna de exagerarse."
Un abrazo.
Ct.

manuel el coronel dijo...

El socialismo siempre fue igual, en España, Francia, Argentina o Chile. Negros, nosotros les hacemos el trabajo de reclamar, pero ustedes no jodan, que la queja la hacemos nosotros a nuestro modo. Nada de salir a la calle, si?

Charlie Boyle dijo...

Emo lo de la Fundación Libertad no es correcto. Está apadrinado por otras fundaciones como la Fraternitas y otra alemana socialdemócrata. La relación con la Libertad es por la fucnión pública.
No mande fruta que alli le erró

natanael amenábar dijo...

Sabía que a Charlie no le iba a gustar.

El Filómata dijo...

Mi padre decía de los ambiguos que eran anfóteros. Un idiota como Binner diría de los ambiguos: no me perjudican ni me benefician... todo lo contrario!.