8.10.08

Todos con Gastón

Este año no miré una sola ficción con ganas. Empecé un poco con la tira de Facundo Arana pero me aburrió rápidamente. Después le di una oportunidad a Socias pero, aunque no está mal, no es la temática que me interesa: mujeres ricas con tristeza. No sé si hubo algo más a lo que le haya dado más de un rato de mi tiempo, tan preocupado con seguir las altisonantes voces de los voceros de la pampa. De casualidad vi hace unos días el avance del programa de Gastón Pauls y me hizo reír. Así que le di una oportunidad y me obligué a recordar “martes 22.30”. No me arrepentí.

El avance consistía en un otrora actor súper exitoso, ahora olvidado, que supo ser cabeza de una típica serie de adolescentes de Canal 13 a las 7 de la tarde de la que sobran ejemplos: Clave de Sol, Canto Rodado, El Refugio, Montaña Rusa, Montaña Rusa Otra Vuelta, La Nocturna, Chicas y Chicos, Calientes, y largo etcétera. Un tipo le dice en el avance, “¿vos no eras de la tele?”, y recuerda, “¿no tenías una frase?” y Gastón Pauls, Juan Perugia en la serie, Paco en la serie de la serie, se hace el sorprendido, y luego, animado y feliz grita “¿Y ahora me lo venís a decir?” Buenísimo.

Primero decir que es absolutamente verosímil, la serie se llamaba La vida es un Juego, el logo es un arco iris, y los personajes, además de Pauls, eran tres tipos que habían realmente participado de ese tipo de series, con sus nombres verdaderos, Esteban Prol (Montaña Rusa), Julián Weich y Cecilia Dopazo (Clave de Sol) y Julieta Díaz, que hasta donde recuerdo no fue de la partida de ninguna tira juvenil, pero solamente por falta de propuestas, porque en ese physic du rol encaja más que bono argentino en Venezuela.

Segundo. La serie busca con mucho de absurdo contar la vida de Paco, Juan Perugia, Gastón Pauls, tras 15 años de su único y olvidado éxito. Cómo el protagonista de la serie más famosa de su generación se adapta al olvido colectivo y a su propio ego, desmedido.

Tercero. Gastón Pauls es un gran comediante. Ya dio muestras. En Soy tu fan se destacaba junto a Dolores Fonzi, tiene grandes momentos en Nueve Reinas y Felicidades. Y aunque no vi La suerte está echada, junto a Marcelo Mazzarello, dicen que está muy bien también ahí. Acompaña en la serie un verdadero olvidado del éxito de la tarde, Sebastián de Caro, haciendo de Sebastián De Caro en su vida normal. Y una chica muy bonita de la que no recuerdo su nombre ni haberla visto en ningún lado, que es la pata amorosa del conflicto. La dirección es de Gastón Pauls también.

Cuarto. Más allá de algún gag repetitivo, la serie se sustenta con el absurdo y la crítica al medio, a los productores, a los ejecutivos, al ambiente de las tiras de la tarde, a la presión de los padres para que sus hijos triunfen. En resumen, una crítica atípica al mismo ambiente de la televisión. El propio Perugia es un personaje que trasmite en partes iguales compasión y vergüenza ajena. Por momentos parece un tierno, por momentos un ser despreciable. Ayer trataba de convencer a Mariano Martínez de que lo meta en su tira y para parecer generoso ante Martínez, que es un buen tipo (?), terminaba actuando con un tan poco tacto que hubo un momento en que me paré y me agarré la cabeza. Muy bien Gastón Pauls, muy bien.

Quinto. No sé cómo se sostendrá, para mi va a disparar para cualquier lado, si es que saben adónde quieren ir, pero ese capítulo solo ya es lo mejor que dio la tele argentina en todo el año. El pastiche de estilos, la concordancia de cosas de la vida real con la ficción, los actores invitados haciendo de sí mismos, todo da un marco ideal para experimentar y lograr un producto novedoso y atractivo. Veremos cómo sigue, como anticipo vimos a Laport al frente de una cosa llamada algo así como Liga de Actores Populares Oportunamente Retirados del Trabajo (LAPORT). Un grupo de ayuda para actores olvidados. Detrás de los personajes de Palmiro Caballasca y Gamuza de Cebollitas, quienes dicen sus frases épicas en una charla, al que Juan Perugia concurrirá superado, no poniéndose a la altura de estos losers, Actores Anónimos, comandados por un Laport que trasmite una bronca fenomenal.

Muy recomendable el Todos contra Juan de ayer, que midió un excelente 7,7 en la polar antártica pantalla de América.

13 comentarios:

MP dijo...

Estuvo bien para el promedio, pero tuvo dos escenas-concepto afanadas a la serie inglesa "Extras" y otro concepto choreado de "Flight of the Concords". Una lástima.
Saludos
Mario

matilda dijo...

si, pareció haber un par de afanancios. incluso una reminisencia personal a allen.
a dif d natanael no lo tenía a pauls en comedia. sorprendió. mucho. esa mezcla de "compasión y vergûenza ajena" (tan allen) que por momentos hace sufrir, necesitar no ver. pero uno se queda.
las mismas incertidumbres con respecto al futuro (es que fue tan bueno este comienzo!)
la pata romántica sirvió mas q nada p el "nada" (veremos)
sínt: ek-selente post, contundente, abarcativo, preciso
(el anterior idem)

Anónimo dijo...

en realidad el anterior del anterior

Martín Zariello dijo...

Advertí varios afanos: los padres de Juan son los padres de George de Seinfeld. La situación de la propina es un motivo básico de la serie de Larry David (incluso cierta música y desenchufe de los actores me recordó esa serie). El amigo que no quiere vender un disco evocó una escena de Alta fidelidad. Igual es divertida, saludos.

natanael amenábar dijo...

Yo no tengo millas de sitcom encima, pero todos coinciden que amén pseudo ladri, la serie anda bien. Una suerte ver un programa de humor sin tener que colarte a Jethro Tull.

Gracias Matilda por tus palabras, especialmente por "ek-selente" y por "afanancios".

La niña santa dijo...

Para los que están preocupados por el futuro de la serie, les cuento que ya está toda la primera temporada (la única por el momento) enteramente filmada porque hace meses que vienen esperando pantalla en Telefé y no les daban el lugar (a pesar de estar negociando con ellos), entonces las mil vueltas de la vida del personaje se conviertieron en las mil vueltas de serie misma, por lo que mientras esperaban que Telefé sacara la tira al aire, seguían grabando y grabando. Hasta que Pauls se cansó de la jugarreta, se pasó por las pelotas las pelotas del canal y salió a buscar pantalla. Así fue cómo terminó en América, ya con toda la tira en el asador. Lo "arriesgado" de todo esto es que si de ahora en más los capítulos son una mierda, no va a haber posibilidad de cambio.
Eso, voy a ver si me acuerdo de ver el cap. 2

romina dijo...

No eran nueve reinas? Bah, capaz que era un chiste y no lo entendí :S

La serie me la olvidé, pero mirá qué casualidad que ayer recibí una invitación para ver "La suerte está hechada" con subtítulos y estarán en el lugar nada menos que Marcelo Mazzarello (Marciello en el post) y... Gastón Pauls!

Salutes!

Cloe dijo...

Tengo que decir que no me gustó nada, pero nada de nada. Para empezar es lo mismo que hicieron el año pasado con una serie española llamada "Gominolas" evocando a un grupo musical infantil (como parchis) y a uno de sus miembros que es igual de neurótico que Gastón en esta serie, queriendo reunir a todos de nuevo. La española me pareció pésima y esta aún peor. No sé que me gustó menos, si esa insoportable verguenza ajena al ver lo tonto que es el personaje o el hecho de que lo pinten como un "pobrecillo olvidado" cuando lo que tiene es un trastorno psicopático de tres pares de cojones.

Yo estaba ilusionada por ver la serie y todo pero a los 10 min se me empezó a hacer insoportable teniendo incluso que cambir de canal por la verguenza ajena que sentía.

Luego además la fotografía me pareció malisima sin contar el guión, en fin, para mi un desastre, siento no coincidir contigo en esta Nataelito, otra vez será.

ulises dijo...

Yo apoyo a este tipo de series. Es cierto que le roba bastante a Extras (hay situaciones que son exactamente las mismas), pero bueno, es mejor que roben ese formato a que traigan el programa ese de Marley, el de las figuras en un muro que es francamente inexplicable.

natanael amenábar dijo...

Gracias Romina, no fueron chistes ni nada. Esto pasa en las redacciones donde el editor sos vos, también. Marciello es un legendario guitarrista de heavy metal, compinche del nac&pop Ricardo Iorio, quienes orgullosos estaban de cantar el nombre de Juan Perón en aquel recordado tema del disco de Almafuerte homónimo, Orgullo argentino, que sabe ser tag mío.

Cumpliendo un sueño de niño estoy,
cantando el nombre de Juan Perón.
Pues de mi tierra fue benefactor.
Y no seré yo quien lo olvide.

natanael amenábar dijo...

Gracias Niña por la info nueva que desconocía: Claudio se te escapó la tortuga. Metiste dos bluffs con la serie de los dos maridos de florencia peña y el aquí no hay quién viva y ahora te mandás esta omisión. Igual te banco, Claudio.

Cloe, quizás no te guste en serio, lo que respetabilísimo, pero creo que muchas de las cosas que hacen reir son guiños a la argentinindad adolescente que veía estos programas, anclado a las 7 de la tarde en canal 13.

Ulises, es cierto, coincido, mejor robar ideas que pagar formatos. Al menos reducis costos y cagás al imperialismo.

Abrazo para todos, como dice Zaiat, busquen novio, busquen novia.
Dándo vueltas, como un plato volador.

Anónimo dijo...

A Gaston lo quiero desde siempre!

No vi lo de anoche, porque veo Socias. Son problemas de mujeres ricas es verdad, pero hay problemas de mujeres que no hacen distinción social...

Voy a tratar de verlo, Pauls igualmente me gusta mas como productor que como actor. Produce cosas copadas, su productora que tiene con Alejandro Suaya casi siempre hace cosas que me gustan. Creo se llama Rosstoc o algo asi.

besos,
marie

wallyzz dijo...

Me gusto porque: Me dio verguenza ajena, me hizo reir de lo absurdo, me trajo recuerdos y ademas porque lo banco a este pibe, me parece buen tipo, que se yo, me conformo con ciertas cosas de la gente asi que Pulgar arriba loko


Abrazo