14.10.08

justo cuando la gente más cantaba y reía

pulqui II

Los gorilas de mi videoclub amigo no tienen El Pulqui, un instante en la patria de la felicidad en sus bateas, así que resignado a no verla casi me andaba cuando en la esquina de Rodríguez Peña y Corrientes observé el póster en una casa de venta de películas antiguas -y no tanto- y entré y por módicos 25 pesos moneda nacional me hice el con el dvd original del documental que cuenta la historia detrás del sueño del artista plástico Daniel Santoro de reproducir en escala 2:1 el famosísimo avión justicialista que en pleno occidente de post-guerra alcanzaba los 1.000 kilómetros por hora moneda nacional. Un orgullo.

La película está bien, muy bien, pero eso lo sabía, lo intuía, lo que me sorprendió fueron los extras, especialmente la entrevista a Daniel Santoro, el artista plástico nacional y popular por mérito propio -y por abandono-.

La entrevista a Santoro promedia los 40 minutos, parado delante de cada una de sus obsesiones, como un presentador televisivo de si mismo. En primer término se planta delante de sendas colecciones de arácnidos, caracoles y muñequitos de raigambre occidental. De esta manera tarántulas, caracoles y chicas superpoderosas compiten por llamar la atención del ojo curioso, mientras Santoro da rienda suelta a sus conocimientos en materia de morfologías del universo, comparando la espiral de la caracola con las vías lácteas: lo macro y lo micro, casi como si hubiese un dios. Después él, como un creador omnipotente se parará en medio de una ciudad en miniatura construida con la ayuda de sus hijos, mientras un tren recorre en escala el conurbano de cartón corrugado, un rascacielos se eleva pequeñamente, y una villa y una casa con pileta, construidas con los mismos materiales justicieramente, denotan su rol cosmopolita en el micromundo. También hablará de lo que para los chinos es el lenguaje de las nubes y de las cascadas, mientras se lee sobre su cabeza “Evita Perón castiga al niño marxista leninista”, pie de una obra suya en la que Evita adoctrina mediante nalgadas un bebé con barba moscovita. No se pudo ver pero supongo que en un cuadro complementario Eva castigará a Roosvelt, ya que a Santoro gusta de jugar con la Tercera Posición Histórica, ni yanquis ni marxistas, el vacío ideológico, el peronismo, que para él es todo exterioridad, todo para afuera, por eso nadie puede echar a nadie del edificio del peronismo, porque nadie es el peronismo, por lo que termina dictaminando que todo el mundo a la larga terminará siendo peronista, y se ríe, pero después corona con que no exagera, que será así, proféticamente, el mundo: peronista.

Pero lo más interesante para mí fue una disertación al pie de su cuadro Campo ideológico con árbol de la vida (Homenaje a Xul Solar), Óleo, 150 x 150 cm, 2006. Veamosló.

Óleo, 150 x 150 cm

¿Lindo no? Bueno, explicó el cuadro, una columna es el capitalismo, la derecha; la izquierda, el comunismo, en el medio, el vacío, que puede ser tanto una cosa como la otra, según la época y los conveniencias, el peronismo, cuyo campo ideológico puede ser todo lo que vaya o venga de una cosa a la otra, arriba de la pirámide, la trilogía, dios, evita, juan domingo, y los únicos privilegiados son los niños, abajo, el árbol de la vida en el medio es el tributo a xul solar, numerología, las 20 verdades peronistas, que se recortan sobre un prado, la república de los niños, el bosque, la barbarie, lo que representa el peronismo para las clases cultas. Los patronos del arte, las burguesías. Lo que realmente me importa desclasificar, sigo.

Santoro hace una espectacular descripción de lo que es el mercado del arte en nuestro país, siempre tan atento de las vanguardias occidentales, tan atento que el arte argentino es émulo del europeo y, en menor medida, del norteamericano. El arte nativo como arte de exportación, como producción de commodities sin valor agregado, que no representa lo argentino, pero se vende bien, y es bien recibido por las revistas y los críticos foráneos y por los establishment autóctonos, siempre tan atentos a lo que pasa, para ponerse en consonancia, no sea que se nos pase el tren de la historia, y que quedemos aislados del mundo. Respecto de todo ese arte, para los críticos vernáculos, tan exterritoriales ellos, lo que hace Santoro es Kistch.

“En todo caso el que soy kitsch soy yo, no mi obra”, se queja Santoro, de verdad, enojado, porque supone, con toda la razón del mundo, que cuando le dicen kitsch le están diciendo en el mejor de los casos que él puede hacer algo mejor que lo que hace y en el peor de los casos que hace un arte decididamente menor porque en vez de trabajar sobre simbologías foráneas se empeña en trabajar con lo que es, con lo que lo marcó, con lo que lo representa y con lo que está orgulloso, con el peronismo, el colectivo, el movimiento que atravesó el siglo veinte argentino, modificándolo. Bueno, para los críticos, en su mayoría, supongo, el arte de Santoro es menor porque no tiene repercusión internacional y por ello es kitsch, porque kitsch es un escalón menor al arte, es artesanía, es precolombino, es sudamericano, es involucionado, es barbárico. No es arte.

No sé cómo se la ingenian los gurúes del arte para decir que no es arte lo que hace este artista maravilloso, como la juventud y como la música que llevaba en sus oídos en oprobioso general.

Web de Daniel Santoro: http://www.danielsantoro.com.ar/

8 comentarios:

dagnasty dijo...

Acá en la Conch' de la Lor' imposible conseguir la peli. Hace poco Sasturain lo entrevistó para su programa, el tipo es un lujo y da verguenza que no sea más conocido. El arte local es gorila, están todos cooptados por el dogma rockefelleriano de "arte abstracto anti-político". Una película que define muy bien al capitalismo personificado por Rockefeller decidiendo cuál será el arte comerciable para destruír al arte político es la imperdible Cradle Will Rock http://www.imdb.com/title/tt0150216/

Las obras de Santoro son impresionantes, la carga simbólica te deja sin respiración.
Hace un tiempo me pasé una tarde entera recorriendo el sitio y viendo cuadro por cuadro, dibujo a dibujo, era como tener 5 años de nuevo. Me acuerdo fielmente de un cuadro de Perón a caballo que estaba en la unidad básica de la JP donde militaba mi vieja, habían recuperado toda la iconografía prohibida y eran tiempos de la campaña del Tío Campora, ahí entre los tachos de engrudo y los afiches de campaña jugaba con otros hijos de militantes, era una extensión de los lugares diarios -la casa- el jardín de infantes- la sede- y a mi me causaba gracia esa foto de Perón a caballo, él tan serio y el caballo manchado que me resultaba gracioso. No encuentro la foto en colores, porque así es como la recuerdo, tal vez estaba pintada como se estilaba en esos años, http://www.legislatura.gov.ar/1inicio/050831/peron-caballo.jpg

A Santoro le robé una frase que es genial: "el peronismo no es de izquierda ni de derecha pero tiende a serlo".

natanael amenábar dijo...

gran comentario dagnasty, me convenciste de comprarme el libro de Terranova! ¿Para comentar en fotolog si o si hay que registrarse? ¿Me tengo que cumbizar?

De dónde te conoce el grandísimo Ariel Minimal. Un abrazo.

Mauri dijo...

Emo,te regalo esto entonces.
Que lo disfrutes.Saludos.

dagnasty dijo...

No te confundás de Terranova, no vayas a salir con el libro del otro, el que ahora es punk y peronista y hasta hace dos años decía "me tienen cansado con los desaparecidos, a mi generación no le importan los desaparecidos" ...uy ...a ver.... en una de esas lo tenés linkeado y yo comiéndole el cuero a lonjas!

=)

La verdad no tengo la menor idea de donde me conoce Minimal como para haber preguntado, tal vez por un comentario que hice de un show en el flog, o por el blog de Mal Elemento. Le hice una nota en tiempos de Martes Menta, he charlado un par de veces con él en distintas etapas de Pez pero la última vez ni mencione mi flog, o sea que no relaciona a la persona real con el nick asi que no se por donde viene que haya preguntado pero como pequeña anécdota personal virtual me sorprendió cuando me la contaron!

Fotolog es hartante, antes cualquiera podía comentar aunque no estuviera registrado, ahora obliga a todo el mundo a registrarse para poder comentar. En cualquier momento dejo de competirle a Cumbio (¿?) y me paso a blogger.

natanael amenábar dijo...

Acá no linkeamos columnistas de Perfil.

Francisco dijo...

Santoro es un capo.
Creo que torpemente lo consideran kitsch porque simplemente lo ven fuera de lugar, y no ven más allá. Y en todo caso a los que les gusta, lo ven como poner en el living una virgencita que cambia de color con el clima, para que las visitas la vean y digan ahh que freak que gracioso sos.

Esta es la contraparte del cuadro que decís, donde evita castiga al nño gorila: http://bp0.blogger.com/_-6OOSJByyUU/SHuxJ4fIi0I/AAAAAAAAChk/zUlzoi8GxCo/s1600-h/EvitaCastigaAlNinoGorila.jpg


Saludos!

dagnasty dijo...

"Acá no linkeamos columnistas de Perfil."

Eeeeeesa! =)

Charlie Boyle dijo...

Espectacular el post. HAcía rato que no me reia asi