25.3.08

britney spears, gorda pero honrada

britney - Share on Ovi

Estaba husmeando los chismes del primer mundo y me encuentro a Britney en thesuperficial.com este banner de Cormillot como la ironía más acabada que puede hilvanar el adsense si es que el adsense puede pensar y acaba. Y es una página norteamericana, digo, para reforzar la rareza. Y me viene de perillas para comentar una extensa y linda y amistosa nota que trascribieron al castellano la gente de la RollingStone argento edition. Me sirvió, entre otras cosas, la nota, para conocer cosas que no sabía de la más hermosa mujer que ha dado la tierra en estas últimas décadas –sin contar a Bárbara Lombardo- y todas las cuestiones que hay alrededor de su fama y el asedio de los medios y la incapacidad que tiene de rodearse de gente que la quiera bien y qué difícil es para ella encontrar a alguien –productores, parejas, amigas, amigos, familiares- que no la quiera hundir para salirse a flote. La nota se titula algo así como Britney, la gran tragedia americana. El título ideal sería la pesadilla americana, juego de palabras de american dream, pero no viene al caso; al caso viene apuntar algunas consideraciones sobre ella. La mina harta de lo que la gente espera que ella sea va y se rapa, se descuida, y aumenta 15 kilos. Lo hizo Courtney Love y estuvo bien pero era una arrastrada desde siempre y ahí radicaba su encanto inclusive: en la posibilidad de que tan borracha te diese bola, la ilusión de que no repare ni en que no sabés articular dos palabras en inglés. Pero Britney siempre fue otra cosa, una nena, la novia perfecta, la nuera ideal. Tengo grabado a fuego From the bottom of my broken heart en mi retina con ese gorrito piluso de hilo tejido verde en la hamaca como la imagen mejor diseñada de la dulzura femenina; o esas caritas a la cámara de que ganas que tengo de debutar en Don't let me be the last to know. ¡Qué ángel! ¡Y es bellísima! Canta bien, baila bien, actúa bien en primer plano (es muy gestual) y tiene ángel. Sumado eso a dos o tres perversiones hacen de ella un bombastic love infernal. Qué caramba. O esa discusión ficticia con su Kevin de turno en Everytime que termina suicidándose arrumbada de pesares para despertar de un sueño horripilante, emergiendo de una bañera, con unas tetas de otro cuerpo; o aquel trajecito enterizo rojo de plástico en Oops! I Did It Again que vi mil veces -cuando no había youtube para repetir a piacere- o en Overprotected, con ropa de Kosiuko, donde hace liberar más endorfinas que la tableta Milka más grande del mundo y termina con esa carita a la cámara más tierna y perra en dosis equivalentes que el ser humano ha alcanzado en 2000 años de occidentalismo. Podría seguir con miles de videos pero me meto de vuelta en el american nightmare. Y es que fue más rockera que cualquier otra persona de su generación, es como el Pity pero modificada genéticamente de manera perfecta. Parecía Larry Flynt (que en su biopic estaba en pareja con una mujer que resultaba ser la Courtney, más linda que nunca): tuvo hijos, se les cayeron, no fue a las audiencias, se paseó con remeras que decían la Corte Apesta, vomitó en cualquier lado, fue a comprar ropa de madrugada con una bombacha visiblemente manchada de fluidos mensuales de color granate, tiene paparazzis hasta en la ducha, se casó con el mejor amigo de su infancia en Las Vegas y su mamá casi se muere porque no había firmado un contrato prenupcial, como es obvio, besó a Madonna, grabó Satisfaction y se cruzó a la semana a Mick Jagger en un ascensor y no le conocía la cara, vive en hoteles, toma todo tipo de drogas, cobra un millón de dólares una entrevista exclusiva, sale desnuda y embarazada en una revista, le piden autógrafos y responde “no sé quién te crees que soy pero seguramente no soy eso que imaginás”, va a la mtv y canta mal, baila peor, y está gordita como un cerdito, como para morderla hasta empacharse. Y lo peor es que sufre todo eso y no va a llegar muy lejos y morirá más pronto que tarde y hasta orbituarios hechos ya tienen los diarios.

Pero igual saca un disco muy bueno y sigue siendo la más grande estrella pop del planeta, pese a quién le pese. Aunque pese tanto que un Cormillot pavonee sus sienes plateadas en banners alusivos en perfecto castellano.

49tc4 - Share on Ovi

4 comentarios:

Cloe dijo...

Jajaja, lo del Cormillot me mató, casi me meo de risa.

Con la Spears me ha pasado algo que nunca me pasó con nadie, he pasdo de odiarla hasta lo más profundo de mi ser a tenerle pena, compasión y lo que es más increible, admiración!, y todo gracias a convertirse en una gorda drogadicta, borracha e irresponsable. Ha pateado el culo (inconscientemente pero lo ha hecho) a todos los que hicieron de ella un producto mediático y a EEUU en general y aún tiene las pelotas para pararse en un caño borracha y con un culo que parece pesarle una tonelada y grabar Gimme more.
El último disco es de lejos lo mejor que ha hecho en su vida y me atrevería a decir que incluso una de las mejores cosas del año.

Cloe dijo...

Jajaja, lo del Cormillot me mató, casi me meo de risa.

Con la Spears me ha pasado algo que nunca me pasó con nadie, he pasdo de odiarla hasta lo más profundo de mi ser a tenerle pena, compasión y lo que es más increible, admiración!, y todo gracias a convertirse en una gorda drogadicta, borracha e irresponsable. Ha pateado el culo (inconscientemente pero lo ha hecho) a todos los que hicieron de ella un producto mediático y a EEUU en general y aún tiene las pelotas para pararse en un caño borracha y con un culo que parece pesarle una tonelada y grabar Gimme more.
El último disco es de lejos lo mejor que ha hecho en su vida y me atrevería a decir que incluso una de las mejores cosas del año.

Dardo dijo...

Tendría que salir un sociólogo o un periodista inteligente (no un Bebe Contemponi, por ejemplo) a analizar este tema.

En primer lugar, Britney fue, por lejos, de toda esta camada de pendejas poperas pos-Spice Girls, la que tenía la voz más mediocre y a la que le daban las mejores canciones. Vamos, que si no te gusta "Baby, one more time" no tenés ni idea de la vida.

Después pasó todo lo que contás. Y ocurre algo muy interesante: Britney es la única estrella de rock que hay hoy en día. El novio de Kate Moss (el Pete Doherty ése) parece la hermana Bernarda al lado de Britney.
Eso es lo loco: el rock ha muerto, el muerto revivió en forma de pop, y ahora tiene la cara de una chica que hace un par de añitos nomás era el material que toda una camada de adolescentes usaba a la hora de masturbarse.

En tercer lugar, está el impacto bizarrísimo de algo que vos mismo dijiste. Cito: "Está gordita como un cerdito, como para morderla hasta empacharse". Es idea mía o es la primera vez en la historia universal que tenemos un sex symbol gordo?
Está bien, Britney está re colocadísima y está más loca que Gimena Cyrulnik. Pero si no fuera por eso, Britney sería un ícono que les ayudaría a todas las chicas con unos 5, 10 kilitos de más a sentir que ellas también pueden ser sexies.

Y, por último (pero no por eso menos importante), el increíble "Blackout". Yo no sé cuán seria puede ser la carrera de Producción de Música, pero si existiera algo así, definitivamente tendrían que usar este disco como material de estudio.
Y al que me diga que "Piece of me" no es un temazo, le rompo la cabeza con un matafuego, al mejor estilo "Irreversible".

natanael amenábar dijo...

Un lujo de comentarios, no soy digno!

Bueno creo que adhiero en todo. Está logró hacer de lado un odio de Cloe, con lo que le gusta odiar! Eso es como ceder un montón, me parece.

Y respecto a Britney, loose control, creo que es un sex symbol gorda y todo, así que ya saben chicas con kilitos de más: es sólo una cuestión de actitud. Pero no nos engañemos, ella tiene la perfección en el rostro. Es la cara perfecta. Hay una foto en la que está arruinada, con el maquillaje corrido, can ojos de haber llorado en los 5 minutos anteriores, sacada de pastillas (ella dice "mis vitaminas", casi como pablito lescano de damas gratis) y sin embargo está hermosa, pero cuando digo hermosa no es, es más o menos linda, está como producida su demacradez, como si Rocca Cherniavsky le hubiera hecho una producción fotográfica de ese estado para una muestra en el Malba.

http://cache3.asset-cache.net/xt/79810795.jpg?v=1&g=editorial10&s=1

Ah, y me olvidé de la vestimenta de azafata cuando con la cola ahuyenta demonios e implanta el comunismo en una pais isleño.