11.2.08

como todo tiene que ver con todo

¡Sos vos mascapito!
¿Qué? ¿Te quedaste con ganas
de que te comamo' el rosquete?
¡Estás zarpado en Pancho loco!
El Negro Pablo, Okupas.
Hoy vamos a hablar sobre Pancho Ibáñez. Muchos mails llegaron en estos días pidiéndome que hable sobre Pancho Ibáñez. “Eh, Natanael, cuándo vas a hablar sobre Pancho Ibáñez.”, dijo uno, por ejemplo. Pancho Ibáñez es alguien que da para hablar, así que hablemos de Pancho Ibáñez.

Qué sabemos de Pancho Ibáñez. De Pancho Ibáñez sabemos que es locutor, sumamente serio, pero a la vez cordial y hasta puede resultar jodón, si le cabe el término, a Pancho Ibáñez.

Pancho Ibáñez tiene el aura de los tipos creíbles, todo lo que diga no sólo es verdad sino que “está probado científicamente”. Pancho Ibáñez no habla ni de fútbol, ni de política, ni de religión, porque son disciplinas donde la verdad no está probada científicamente.

Sabemos que Pancho Ibáñez estudió abogacía en Santiago de Compostela y que es el argentino que mejor saca el acento ibérico. Es un español de pura cepa gálica. Nunca estuvo acá Pancho Ibáñez. Pancho Ibáñez no existe. Pancho Ibáñez son los padres.

También sabemos que hizo un programa de radio durante mucho tiempo en Holanda, aunque no desentrañamos nunca si hablaba en holandés, español o inglés, allí. Y también sabemos que inventó la famosa frase “y como todo tiene que ver con todo…”.

Pancho Ibáñez tiene acciones en La Serenísima y parece ser que fue quien trajo la idea de hacer el Actimel, el Desafio Actimel, y –próximamente- el Plan Quinquenal Actimel. Parece ser, además, que tiene rencillas y altercados varios con María Laura Santillán para ser la cara de la compañía y que cobra 50.000 pesos en mano por comercial.

Sabemos que hizo un programa que se llamó La Aventura del Hombre y que la gente lo confunde con El Deporte y el Hombre, mítico programa de disciplinas atléticas variopintas conducido por Nicanor González del Solar. Cuenta, siempre cordial, y amigable, Pancho Ibáñez, que la gente se le acerca con ánimos dialoguistas y le dice “Eh, Pancho Ibáñez, ¿cuándo vuelve El deporte y el hombre”? Y el les dice que ojalá pronto, pero por dentro se rie como niño. Las primeras veces intentó desalentar el error de la turba esperanzada pero, finalmente, Pancho Ibáñez, renegó de aquello debido a que el error era mucho más usual que su reverso. Lo mismo debe ocurrirle a Nicanor, por el contrario.

Pancho Ibáñez tiene pinta de buen tipo, pero tanta pinta de buen tipo termina siendo dudosa para algunos extremistas del análisis de las personalidades, más afines al cinismo. Por mi parte creo que es un buen tipo sin más.

Pancho Ibáñez no sale en las revistas del corazón y debe ser el suegro perfecto que toda hija quiere para su madre divorciada, o viuda. Pancho Ibáñez ama los pájaros, la construcciones arquitectónicas clásicas, el color azul y los paseos en mateo por el rosedal.

Pancho Ibáñez está casado en primeras nupcias.

Pancho Ibáñez hizo un recordado programa de preguntas y respuestas, llamado Tiempo de Siembra, respuesta redonda. Allí, cada loquito iba con su tema y exponía y contestaba sobre ese tema muchas veces, cuánto más sabía ese loquito más plata se le daba: este el único programa que premia el conocimiento, no se cansaba de decir nuestro amigo Pancho Ibáñez, extasiado: se lo veía muy contento con el programa.

Pancho Ibáñez es un tipo que nunca se equivoca, sin embargo en un programa que se llamaba La Centuria, cuando hacía copetes, parecía copeteado. Uno de esos programas de furcios que ya no están como, Parece que no, pero como los otros, nosotros, también nos equivocamos, mostraban cuando Pancho Ibáñez se equivocaba y era muy sano verlo humano. Laura Oliva humanizó a Pancho Ibáñez por aquellos años.

La Centuria era una cualquieriada que se mantenía más o menos digna porque la conducía Pancho Ibáñez, porque sino no tendría sentido: el hilo conductor era "el Siglo XX", y todo de lo que se habla en la tele es del Siglo XX. Al menos en esa época, que era el Siglo XX, no como ahora que estamos en el XXI. En esa época del siglo XX se hablaba, según consta en un relevamiento de Ricardo Rouvier, un 98 por ciento de cosas que sucedieron ayer o en el siglo XX.

Esto es así, la cultura de la inmediatez, la cultura de lo efímero, lo inasible, lo fugaz. La cultuta fast.

Bueno, elevado sea este homenaje a la figura épica de Pancho Ibáñez: el hombre slow.

11 comentarios:

La Momia dijo...

Estas muy loco, pero me gusto a lot.
Aguanten los Jackeristas!!!

Apollonia dijo...

No, no, La aventura del hombre contaba con la conducción de Mario Graso.

Cómo olvidarlo...

Anónimo dijo...

Todo lo que diga de Pancho va a ser ultra-subjetivo porque Pancho me hace acordar mucho a mi papá, mejor dicho mi papa me hacía acordar a Pancho....Porque cuenta siempre las mismas anécdotas y siempre me resultan graciosas, porque se hace el serio pero en el fondo es un tierno, y porque no se si será verdad lo que dice pero yo le creo.

(Igual creo que la credibilidad de Pancho no va acompañada por su imagen. Le creería mucho mas si siempre hubiera sido una voz en off)

PD: Eh, Natanael cuando vas a hablar sobre Juan Alberto Badia?

Besos y generalas dobles,
Marie

Fix Perez Bracamonte dijo...

Pancho cumple; Natanael dignifica.

natanael amenábar dijo...

No sé qué tienen que ver los jackeristas y pancho ibáñez, no le veo el link; pero acá somos todos charlianos (-|-).

Respecto de Mario Craso, o como sea, no lo recuerdo ni un poco: odiaba el lunes porque era el único día que no tenía nada para ver en la tele y la aventura del hombre seguida por el mundo del espectáculo me parecía la muerte. Además, en el mundo del espectáculo te decían lo que íbamos a ver. Aparecía una voz en off y el tarataratarata tu tu tun taratatarataratarata tu tu tun. Hoy vamos a ver un película protagonizada por sarasa. Malísimo, mandá la película de una. Verguenza les debería dar.

Odiaba los lunes, como las peluquerías y las panaderías, los lunes a la noche la tele estaba cerrada. Hata que apareció Un hermano es un hermano, un hermano it´s a brother.

Muy bueno Portales y Francella.

Entonces si era Craso, no sé cuál era el programa de Pancho. Pero la historia es cierta, no así que le gusta el color azul.

Gracias Fix por tu máxima justicialista, no la merezco, no soy digno.

Marie, respecto de Pancho, adhiero en todo y lo de hablar de Badía me parece "una buena idea", ja ja ja.

tachame el 2.

Manuel Chinaski dijo...

Badia se convirtio en mi idolo cuando apareció en todo x 2 pesos interpretando el video "Abre Badiiiiiia, abre la puerta por favor"
y recuerdo una gran anecdota en la que el aclamado conductor le pregunttaba a palo pandolfo que opinaba de la descarga ilegal de internet (esperando un ataque a esta por parte del versatil autor) y Palo dijo: yo cuando era chico grababa la musica de la radio en un cassette asi que creo que es parecido. a veces lo hago
GROSO

Fix Perez Bracamonte dijo...

Es cierto que el conductor original de La aventura del hombre era Mario Graso, famoso presentador de documentales varios (incluso un ciclo que se llamó Cineclub Infantil los sábados a la mañana) que alcanzó su mayor fama en las décadas de los 70 y 80.Que luego hayan cambiado el conductor de La aventura del Hombre puede ser, pero el original era Graso.
Pero también es cierto que Pancho Ibañez condujo El deporte y el hombre. Como nunca lo miré, no me acuerdo si él estuvo durante toda la duración del programa o si también en la etapa final lo condujo otro.
Y también me acuerdo de Larrea haciendo las introducciones de El mundo del espectáculo a las que aludís.
Si a eso le agregamos que vi a Víctor Sueiro conduciendo Juguemos en familia (con su famosa frase "y esto recién empieza" antes de irse a un corte) me recibo de geronte.

Apollonia dijo...

Jaja, antes de ver todo esto escribí un post sobre Badía.

Una locura

Ah, che, es Graso, no Craso.

Y para mí que la próxima semblanza debería ser la de Luis Sandrini.

Diego Córdova dijo...

Hola ! Fui uno de los loquitos que contestó en el programa "Tiempo de Siembra" de Pancho Ibañez.

Estuve durante su primer año, en 1995, contestando sobre misiones espaciales, desde Yuri Gagarin hasta nuestros días, así que no pregunten si el hombre llegó a la Luna o fue una farsa ! ja ja !

Un grato recuerdo el haber pasado por la tele y conocer a Pancho a quien seguía desde El Deporte y el Hombre (La Aventura del Hombre era de Mario Grasso !).

Pancho me resultó un tipo impecable, tanto en cámara como detrás de ella, tanto en un estudio de TV como en una mesa compartiendo un asado.

Además estaría bueno que ese u otro programa de esas características vuelva a la TV argentina que tan maltratada está...

Que sigan bien !

Peperina dijo...

sin palabras, aplausos a esta entrada de blog! :)

Magda Perez dijo...

disfrute leyendolo. Como olvidar " la aventura del hombre" lo veia en familia. Es el profesor q una alumna quiere tener para quedarse enbobada escuchandolo.