24.8.07

Todos los caminos conducen a Reno


Ayer soñé con la canción All the way to Reno. Hoy llegué al trabajo y me bajé Reveal de REM para escucharla.

No sé si es así en los sueños de otros pero en mis sueños el espacio en el que se suceden las acciones forma parte de un mapa irreal pero con direccionamientos similares a la realidad. Construcciones distintas a las reales pero en disposiciones más o menos correspondientes a lo que en verdad es la civilización porteña.

Por ejemplo: hay una arquitectura onírica que vendría a ser la casa de mi infancia, mi casa de Lugano -que no se parece a sí misma pero, indefectiblemente, se parece a mi casa imaginaria sucesiva-.

No la habitan sus verdaderos moradores sino un sinfín de comisionistas que dan rienda suelta a su intangibilidad, propia de protagonista de los sueños: desaparecen, no los puedo tocar, mutan, cambian de rostro como de opiniones, son difusos.

Sin embargo hay mojones en el sueño que señalan que para algún lado existe una casa o un edificio que soñé antes (un lugar en el que sucedió un sueño anterior, otro capítulo, otra cosa).

Tiene cierta lógica cartográfica el damero de mis sueños.

Al momento de despertar indefectiblemente olvido mi representaciones simbólicas.

Cuando puedo dormir bien, hasta tarde, cuando el despertar no depende de agentes externos, cuando estoy en ese instante que deja coexistir la vigilia y realidad, puedo trazar sin esfuerzo -como un virtual google earth (valga la redundancia)- el mapa imaginario de la ciudad de mis sueños: mi casa de Lugano vendría a ser mi kilómetro cero, mi casco urbano.

Mi casa imaginaria de Lugano vendría a ser mi Reno.

All the way conducen a Reno.

El movimiento involuntario de ojos que precede al sueño se llama REM.

Quizás soñé todo este razonamiento por eso recordé la canción.

Quizás no.

2 comentarios:

Fix Perez Bracamonte dijo...

Mis sueños muchas veces transcurren en una ciudad imaginaria que siempre es la misma, a pesar de que existan pequeñas variaciones entre una noche y otra. La ciudad es sólo el escenario; por ejemplo, una noche el sueño transcurre en un sitio, y otra noche en otro, con un argumento distinto.

natanael amenábar dijo...

Fix, hay una canción de Silvio que se llama "Existen (todo el mundo tiene su Moncada)".

Lo redefiniría así: Sueños (todo el mundo tiene su Reno).

***

Moncada es el primer bastión que los revolucionarios tomaron en Cuba, que vieno a ser el origen de la toma de pastilla. A no, de la Bastilla, a no, de La Habana. Tren blindado mediante, allí en Santa Clara, donde los cubanillos se despetaban para verlo.