14.3.07

Animal de festival

El post anterior me disparó una idea, con tanta mala suerte que me dio en el pecho y casi me mata. No, en serio, hoy estoy vivaracho, estoy hecho un loco tremendo, intratable: un pillín.

Lo viste. Seguro que vos también, alguna vez, lo viste: te hablo de ese eterno personaje que repecha las calles por la noche. -Usa las botamangas del pantalón bien metidas en las medias y una boina calzada hasta las orejas, ¿te fijaste?- Nadie sabe, no, de dónde cuernos viene, jamás se le conoce a dónde diablos va. De todos modos, si lo vieras pasar, miralo con mucho recelo: puede que sea, otra vez... el animal de festival.

El animal de festival es un sujeto que va a todo hecho cultural y que no entiende una jota. Va porque está bien. Porque quiere hacerse el que le gusta el arte. Generalmente son ratas y van a todas cosas gratuitas, eso demuestra que no les gusta el arte, porque no pagarían 100 pesos para ver a Spinetta con una orquesta de cuerdas neozelandesas en el Colón. Puede ir tanto a una muestra gratuita del Circo de Bambú como a un recital de No lo soporto, como a ver a una banda de música celta, como a una exposición de Xul Solar en el Malba (estrictamente si aceptan libreta universitaria).

El animal de festival tiene un sesgo muy simple para elaborar qué es lo que está bien y qué es lo que está mal: lo popular. Lo peor de todo es que se dicen progresistas y votan a Zamora. Los Auténticos Decadentes están muy mal; Hamacas al río es buenísimo, aunque nunca lo haya escuchado. El animal de festival ama a Godard con la misma hidalguía con la que odia a Spielberg. El animal de festival odia lo que representa Francella pero ama a Capusotto. El animal de festival agota todas las funciones de todas las películas de todos los eventos de cine independiente, pero en su casa jamás alquilaría un devedé de Jarmusch. El animal de festival sólo frecuenta actividades culturales en compañía de Otros, jamás iría porque le gusta solito su alma a ver a De la guarda, y eso demuestra fielmente que no le gusta De la guarda. El animal de festival siempre gusta de todo lo que ve, jamás dice Fui a ver una película al Cosmos y me aburrí como una ostra. El animal de festival no va al cine solo. El animal de festival no se compra discos originales. El animal de festival no tiene mucha onda.

Resumen: Al animal de festival no le gusta el arte, hace como sí porque está bien pero jamás se va a dar cuenta, actúa así estando convencido de que eso está bien: el animal de festival no es autocrítico.

Pero todo esto sería perdonable sino fuera porque después se cree que entiende el arte mejor que vos. Porque después que le dijiste que te gusta Alejandro Sanz, y que lo fuiste a ver a Vélez, te hace cara de me defraudaste. El animal de festival discrimina.

El animal de festival no puede creer que haya gente que ve a Susana Giménez, y piensa que es mejor que esa gente. El animal de festival quizás no mire televisión, o no tenga directamente, y odia el fútbol.

El animal de festival es fascista.

5 comentarios:

nolugareña dijo...

Acusar de fascista a alguien está reservado sólo para Dorio en estos días. Te extralimitás Natanael.

Yo conozco muchos animales de Festivales. Hay uno que si va sólo y que se te pega como garrapara cuándo me ve... porque yo soy un poco animal de festival, asisto a mucha de esas cosas gratuitas y muchas veces voy sola, reconozco cuando algo no me gusta, compro discos originales, iría a ver a Ale Sanz, consumo mucha TV y pago entradas caras si el espectáculo lo amerita. Lo hago por placer y despés no pienso que sé mas de arte por haber estado presente. Y si descubro que alguien que consume cosas "politicamente correctas" se permite gustar de los hitazos de Cristian Castro me cae 10.000 veces mejor.¿Soy Fascista Dorio?

natanael amenábar dijo...

Tengo buenas noticas, para usted, mi querida Nolugareña, quiero decir, no todas la personas que van a festival cujan en la estructura del animal de festival. El animal de festival, digo, mi querida, es único es su especie, y absolutamente identificable. Digo, no verlo de lógico en una sociedad que votó dos veces a Menem.

Anónimo dijo...

Yo fui muchos años de mi vida animal de festival... hasta que lo conocí a tu amigo, escuché Alejandro Sanz, y acepté que me gustaba jeje.
No, en serio, tengo mi haber muchos BS As no duerme, Bs As Vivo, y centros culturales varios, cine en el complejo tita merello, festivales de danza y otras yerbas.
Pero hay algo que diferencia a los que vivimos en la provincia: tomarte el tren/ bondi/ subte un sabado y/o domingo solo para asistir a un festival o evento cultural es un esfuerzo sobrehumano que no se si se hace "para saber mas de arte", no lo creo. Es solo porque alla mas que la feria hippie de la plaza y un par de malabares no ves.

Si hoy tuviera tiempo, creo que seguiría siendo un animal de festival.
Marie

madano dijo...

Bueno. Sobre esto tengo muuuuucho que decir. Es un tema en el que me puedo explayar eternamente y con mucho mas fervor de lo que podría hacerlo sobre cualquier otra cuestión, seguramente mas importante.
Primero: ojalá uno encontrara a Animales de Festivales unicamente en Festivales.
Andan por muchos otros lados, son de los que pululan siempre acá y allá censurando, acotando, "recomendando": Son de los que leyeron lo que hay que opinar y también lo que nunca hay que decir, o pensar.
Porque como bien dijiste en tu post, hay un fascista en cada uno. No me asusta ser tajante en esto. Porque...somos tan democráticos que no podemos siquiera ver de reojo el unplugged de Ricky Martin y rapidamente señalar de "chatoidiotafaltodecompromisosocialhuecotonto"? Somos tan democráticos que no nos permitimos ni por un momento, mínimo, tímido, abandonar el prejuicio y darle una oportunidad a quien se dice ser Fanático de Stephen King o de quien va a ver el estreno de Rocky Balboa.
El punto es el siguiente.
A veces no sé si sostener la idea del autoritarismo que encierra tales conductas (en sus degeneraciones de inmadurez, pose o boludez)para inclinarme a la idea de que en realidad son todos tristemente, irremediablemente, y necesariamente, faltos de pasión.
Los animales de Festival nunca se permitirían poguear en un recital de Animal (incluso aunque les gustase el metal) porque Andrés Gimenez hace letras "cabeza".
Los animales de festival no conocen muchos sentimientos.Y creo que podemos decir muchos de nosotros con la frente bien alta y por qué no con un dejo de misticismo: Señor perdonalos. Ellos no saben.

Y sí. No saben nada por mas que lean mucho.

Gracias por este post que tanto me exorcisó.
(Recuerdo en Estudio Abierto una chica que llevaba orgullosa una remera de La Noche de los Museos.
Algunos se enloquecen tanto que pierden perspectiva)

natanael amenábar dijo...

Había pensado que nadie estaba entendiendo lo que quería a decir a riesgo de que enojen conmigo, así que gracias Madano por haber entendido el concepto, la idea de lo que quería decir.

No todo el mundo que va a festivales es para mí este "anímal" de festival.

Hay animales y no animales de festival, es como todo, diría la tía Mabel.

Bueno, besos a tutti fruti.