19.7.13

Fantino


En buena hora todos se ocupan de analizar a Alejandro Fantino. O tardíamente, no sé. Lo cierto es que Fantino y la medianoche son amigos desde hace rato. Veamos el primer recuerdo, Fantino reemplaza a Pancho Caldiero y se queda con Leto. Le inventa la cortina del New York New York en el comentario entre partido. Lujambio tiraba data desde una caja sepia. Mancuso dio 37 pases. Lujambio era @misterchip2010. 

Fantino había convencido a no sé qué ejecutivo relatando un partido desde la tele, sin audio. A él no le gustaba el fútbol, le gustaba el tenis. Y relató con nombres de tenistas. Eso dice él. Quedó. McEnroe se la pasa a Ivan Lendl. Fantino estaba hecho para grandes cosas, según dicen nunca fue hincha de Boca si no de Colón y a nadie nos importó demasiado. Pero empezó a mechar con Mar de Fondo y le tiró más el showbizz que el relato y se quedó unos años haciendo trasnoche en cable con momentos memorables. Ever Ludueña, Recondo, Maradona, Turco García, Palacios, uno hincha de river que cayó en desgracia, la vida, la trasnoche, el todo puede pasar, el “decime, vos, cuando eras pibe, en cinco saltos, y andabas en patas, en el río… ¿encarnabas con lombriz?”. La complicidad con el entrevistado, que fue pergeñando, perfeccionando, naturalizando. Fue haciendo de su forma de ser un estilo de conducción y de entrevistador. Fantino no es un extraterrestre que entrevista a Massa, es Fantino entrevistando al Loco Dalla Libera. Es lo mismo.

Sin Recondo, su adlter, su alter ego, su villano favorito, su némesis, su archienemigo, anduvo por ahí haciendo cosas. Condujo un ESPN Estudio maravilloso, que es de lo mejor que se hizo en producción para temas deportivos en las últimas dos décadas. Hizo un late night génesis de animales sueltos por lo coral pero más ahincado en lo ideológico donde hablaba de las virtudes de Cuba. Produjo con Dalí, su productora, a José Pablo Feinmann en Encuentro. Todo de memoria, sin chequearte wikipedia, igual capaz que no hay nada. Hasta, efectivamente, Animales Sueltos, es decir, hasta Coco Sily. Fanta ahí tienes a tu Coco, Coco ahí tienes a tu Fanta. Coco y Fanta corporation. Su descanso, su remo, su llenador, su cable a tierra, su hombre común.

De esto pasó un gobierno largo de Cristina, fue probando, deshaciendo, armando grupos, desarmándolos. Nada quedó salvo Coco Sily. El programa del año pasado estaba bien, la compañera Virginia Gallardo era perfecta, estaba inmodificable; Coco, como siempre; Fanta. 2012 mechó vip de esperanto y living de TN.

El living surgió sobre la marcha, entrevistas personales, nada nuevo, nada que funcione mejor. Fue todo el team de campaña de Daniel Osvaldo Scioli. Valeria Lynch, Pimpinela, Palito Ortega, Cacho Castaña, Karina. Después fue Maravilla Martínez. Tiró algunas de más. Le funcionó Tomás Bulat y lo fichó. Le pagaba con los cedines de los followers. Fichó a Luis Novaresio. Le anduvo muy bien Gabriel Rolón. Lo fichó. Le funcionó varias veces más. Este año hay elecciones, entrevista políticos, Urribarri, Insaurralde, Massa, De Narváez.

La que le hace a Francisco De Narváez, dueño del canal, la que le hace confesar, la que pasó, la que nadie le dio bola. ¡Mamá! Cómo echó a los empleados, cómo trataba a sus empleados, cómo se quiso matar. Vuelvan a verlo, háganme ese favor.

Hoy, la ausencia de Tinelli, la guerra de trincheras, la ausencia de espacios neutrales, una televisión abierta apolítica, redimensiona un espacio que no estaba pensado para eso y que como Fantino tiene una antena satelital sabe aprovechar. 

De cualquier manera, el cierre de campaña de cualquier tipo que quiera ganar las elecciones es Sin Codificar.


3 comentarios:

Ramiro B dijo...

yo te di fav hace un rato

Isa dijo...

Fantino es sobre todas las cosas un gran partenaire. Brilla haciendo brillar al otro, el que sea. Por eso Anita Martínez, Luis Rubio o el propio Coco Silly nunca fueron más graciosos que con él. Eso y su versatilidad son sus grandes virtudes: sea en una noche de quilombo de fútbol o de gatos o en la intensa calma de una entrevista intimista.

caca dijo...

hermoso Isa, hacete un blog que te lo remo