26.2.11

si los Estados se pelean, los devoran los de afuera

Es conocido que Argentina es uno de los países más antinorteamericanos del mundo. De América, el que más. Y eso es una buena noticia, porque para generar mística de país lo mejor es entender rápido el enemigo. Y Estados Unidos es un gran enemigo de todo lo que no encierre su división política, hablando en mapas. Qué exista una denominación escolar de los países, cartográficamente hablando, que se llame división política, es otra genialidad del cinismo del planeta.

Divisiones políticas aparte, Estados Unidos es un gran país. Todo lo que somos tiene mucho que ver con la cultura yanqui. Todo. Si quieren lo enumeramos, pera entender que nadie está exento de esa gran cultura occidental total que es Norteamérica, sin recurrir a las chicanas del biempensante. Decía: El Agente 86, Volver al Futuro, Los Ramones,
El Padrino, Madonna, el hipismo, Alf, Andy Warhol, Los Autos Locos, Woody Allen, el automóvil, V Invasión Extraterrestre, la Guerra Fría, Tori Amos, el videojuego, Coca-Cola, Los Simpson, la publicidad, Smashing Pumpkins, el supermercado, Robert De Niro, Mc Donalds, la propiedad privada, Pixar, Michael Jackson, el cine, las guerras mundiales, las agencias de noticias, Tim Burton, Cuba y la llegada del hombre a la luna.

Todo es una gran construcción yankee, todo lo que hemos visto o sospechado tiene un germen en las mentes de ese país imperialista, generoso y mezquino.

Si es cierta esa máxima que reza que uno juega como vive, la Argentina no vive como Estados Unidos. A los norteamericanos les gusta jugar a otras cosas: al béisbol, al fútbol americano, Xtreme games, hochey sobre hielo, póker, apuestas deportivas. De alguna manera Argentina se ha mantenido ajena, por suerte, a esta dominación subrepticia. El básquet, deporte universal, como el fútbol, no entra en esta enumeración.

Pero en lo que es la otra recreación, el entretenimiento, la televisión, la música y el cine, mierda que han hecho estragos. Han determinado la #victoriacultural global con argumentos de peso.

Por esas cosas no termino de odiar a Estados Unidos, aunque los odio profundamente, esa disociación insalvable es precisamente su salvoconducto a la conservación de la dominación de el hombre por el hombre, su mística.

Alguna vez Timerman padre dijo que un diario (un negocio) tenía que ser políticamente de centro, económicamente de derecha y culturalmente de izquierda. Siempre me pareció una genialidad, porque servía para explicar algo. Ahora lo entiendo, explica el mundo.

Estados Unidos es el diario del mundo, y maneja esa agenda.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Es la declaracion mas idiota que jamas podria haber leido ! Pero...,viniendo de un'zumbi', es perfectamente explicable ! Porque, segun la historia de la humanidad, siempre hubo demagogos-populistas, que lo unico que hicieron, es 'fabricar' idiotas utiles' ! Unicos capaces de generar la 'camita ideal', para: los demagogos, robar tranquilamente y los idiotas, justificar, tranquilamente ! Despues..., aunque despues de 100 años, con TODO destruido, los demagogos se van y los idiotas se quedan..., para pedir ayuda a los 'yanquis', para 'levantarse' ! Hasta que aparezca otro demagogo ! Asi, es la historia de los IGNORANTES ! Vagos ! Atorrantes ! Muchos..., latinoamericanos ! Suerte, que queriendo..., hay ejemplos muy edificantes ! Pero por ahora: viva la ignorancia ! No es cierto, pedazo de mediocre ?

Antonio (el Mayolero) dijo...

¡¡¡Faaaa!!! ¡¡¡Don Anónimo, usted si que madruga para decir güevadas!!!!

maría pía dijo...

Che, los que llegaron primero a la luna....fueron los rusos!!!
Por mi parte, por un lado odio a "los estados unidos", esa marca repugnante, negocio de la guerra,y a ese ser "yankee", come-hamburguesas y consumidores de cualquier mierda, de la cual el resto del mundo no está exento,obvio, pero ellos son los reyes de tan tamaño mercado de pelotudeces; pero no puedo odiar, no lo logro, a los estadounidenses en general ni a muchos de sus productos culturales, son bien brillantes, tenés toda la razón.
Saludos
de BAndoneón

Rodrigo dijo...

Yo consumo mucho de lo que viene de usa y no me quejo ya que cosas como los gadgets tecnologicos, series y peliculas, videojuegos,libros y tantos productos culturales y de entretenimiento vienen de alli y geniales, asi que por lo que hacen bien no los "odio".

Si quisiera que dejaran de ser la potencia mundial que son ahora para que en paises de latinoamerica no alla mas golpes de estado de las clases dominantes de siempre apoyadas o mandadas por los gringos.Ni que hablar de las cantidades de cagadas que han esparcido por el mundo con su capitalismo salvaje llevando a guerras y hambre extremo.


hhaa antes que me olvide: Matias la estas rompiendo en duro de domar!!! cuando empezaste alla por 2010 no hablabas muy claro que digamos y estabas muy serio, ahora te soltaste y tu intervencion el martes es para coronarte como el mejor panelista de duro con diferencia!.



Te dejo un saludo "bro"

chau

Sol dijo...

La única forma de quitarle poder a yanquilandia es que todos los países le den la espalda. No alcanza con Argentina, Venezuela y Cuba. Hace falta una concientización. Ya con que se contagie a todo latinoamérica la cultura antiyanqui sería maravilloso, pero con piñeryras y garcías, por ejemplo, es bastnte poco probable.
Lo que dice Rodrigo en el comentario anterior no lo comparto. Si admirás su tecnología y la consumís, les estás haciendo el juego. Hay que demostrarles que no son nada. Y llevar Zeigeist a las escuelas, para que entiendan desde chiquitos, jeje.

Saludos!