10.11.10

militancias

1.


En estos días se está hablando mucho de juventud y militancia, y en buena hora que se haga, que se visibilice lo que ya estaba para que se sumen más chicos y chicas imbuidos por el fervor kirchnerista epocal. El Yo quiero militar mediante mails o desde el portal de La Cámpora vivió días de inbox’s llenos y logueos apresurados, que se trasladaron a la sede central de la organización con más de 500 pibes y pibas de cuerpo presente. Todo esto lo saben ya quienes frecuentan los blogs nac&pop.

2.


Otra organización está sucumbiendo los códigos fuentes de la patria internetiana. El colectivo Orsai, demudando a miles de asombrados espectadores.

Les cuento un poco a los que no lo saben.

Orsai es el blog de Hernán Casciari, joven escritor argentino residente en las afueras de Barcelona que se hizo famoso por varios blogs, y que ganó premios, lectores, adeptos y fans. Escribía en El País de España y en La Nación de acá. Gasalla lo llevó a la calle Corrientes, con taquillas agotadas. Hernán tiene un amigo, El Chiri, que viajó el año pasado a España para verlo después de mucho tiempo, y de sobremesa larga idearon la posibilidad de mandar el mundo a la mierda y dedicarse a la afanosa tarea interrumpida del sueño de la revista propia. Para ello, renunciaron a sus trabajos y llamaron a un par de colaboradores que dieron su sí. Tras un letargo de casi un año de no escribir en Orsai, Hernán contó la propuesta y tiró un par de líneas fuerza para los próximos meses, nebulosas.

Ni bien se supo de qué venía la mano, una jauría de fans impropios del neoliberalismo web, supuestamente añejados en los barriles de la apatía individual, dio la bienvenida a la romántica idea de empezar de cero, del bar en la playa.

Estrambóticas novedades como que en Cuba se iba a repartir gratis, que el valor de la revista sería el precio del diario del sábado de más tirada de cada país iberoamericano multiplicado por cinco, PD$ (en la Argentina, 52 pesos). Y como les empezaba a ir bien sin mostrar ni la idea de un artículo ni el nombre de un colaborador mensual, El Chiri empezó a añorar el sabor del fracaso posible, y dijo no. Por eso Casciari, su amigo, le montó una pizzería con horno importado, pizzero (un tal Comequechu) y demás condimentos.

La militancia entra a ranquear porque Casciari confió en sus lectores la organización del dispositivo distributivo de la revista en toda América Latina. Primero fue pidiéndonos a los comentaristas que habláramos con los libreros de cada zona para convencerlos del valor heroico de convertirse en vendedores de la revista. Hay videos de fans cordobeses en plan misionero, llevando la palabra de Hernán. Pero al poco tiempo se vio que muchas personas estaban también entusiasmadas con la idea de comprarse paquetes de 10, 20 ó 50 revistas para oficiar de distribuidores oficiales, eliminando al intermediario. Hay un foro en la web en la que los compradores pueden nuclearse por barrio, ciudad y provincia para contactarse con los vendedores más cercanos en Rosario, Santa Cruz de las Sierra, Monterrey o Zaragoza.

Como Casciari vio que todo esto era bueno, que vendía una revista cada 39 segundos, que estaba ganando guita, y que tenía más punteros que Ishii en José C. Paz, se autoimpuso vender sólo hasta el 10 de diciembre, y siendo que el #1 verá la luz en enero, se comprometió a no reimprimir ejemplares posibilitando a los distribuidores tanto poder estipular el precio de reventa que se les ocurra como la certeza de que este número será de culto. Ya lo es.

3.


Entonces sí llegamos al #picadonacypop, que se organizó hace dos meses el primero, y que ya va por su quinta (o sexta) edición. Un grupo de twitteros nacionales y populares encolumnados detrás de la conducción eficaz de Ernesto Gallegos (aka) @berenjenal.

El suceso filodeportivo supera día a día las expectativas de convocatoria hasta el punto que tenemos que cercenar espacios, poner límites temporales para anotarse, extender el alquiler de las canchas, y triangular equipos altamente competitivos.

Tras la singular coerción del comandante Víctor Taricco, zaguero de fuste, los convites están en vías de nacionalización. La idea es generar uno, dos, muchos #picadosnacypop, para que florezcan mil Turus Flores.

Ya hay online un foro para que se busquen por provincias, no hace falta que sean twitteros. Después de cada match, los pospartidos son espacio fértil para el debate, la discusión política y la calma chicha de la cerveza.

Prontamente habrá un portal para compartir los picados de acá, allá y todas partes. Y como los compañeros son generosos en ideas, sólo damos el puntapié inicial para ver en qué termina todo esto.

Por ejemplo, ¡ya están organizando una #marathonnacypop por la reserva ecológica!

Militancia, con el cuerpo, la pluma y la redonda.

Lindos momentos para ser vividos, ¿no?

3 comentarios:

Kluivert dijo...

Realmente, muy lindos. Sigo a full lo de Hernán y es maravilloso. Lo admiro mucho. O, como diría Ricardo sobre Baby (?), lo quiero. ¿Califico para los partidos nacionales y populares aunque sea holandés y no use twitter?

natanael amenábar dijo...

Sí, claro.
¡Date de alta en el Foro ese y anotate!

Mauri K dijo...

Que bueno!.
Las cosas que me pierdo....