17.9.10

tiene la palabra



Hola, qué tal, seguramente me conocen por mi peinado loco y mis trajes sastre al cuerpo, mi nombre es Miguel Ángel Pichetto, soy rionegrino. Alguna vez quise ser gobernador de mi provincia y no se pudo. Actualmente soy el presidente del bloque de senadores del partido justicialista, joya, nunca disidente, del congreso. De eso quería hablarles, casualmente. Resisto un currículum vitae, de hecho, mi fortaleza es mi vida. Ya lo saben, soy peronista. Quiero decir, soy un hombre de partido. De chico me di cuenta que si quería cambiar la historia de este país me tenía que hacer peronista. Porque el peronismo es la única fuerza política que cambia la realidad. Lo demás es cosmética. Ahora es cuando me dicen petulante, engreído o soberbio. Qué me quedaba si no. ¿Intentos desesperados por aggiornar supuestas corrientes de pensamiento extranjeras o supuestos partidos populares del siglo pasado? No jodan. Entendí de pendejo que tenía que ser peronista porque quería cambiar la Argentina.


Claro que no siempre se pudo, los estoy escuchando, murmurando, lectores silenciosos, lo que pasa es que no todos podemos llegar, llegan algunos. ¿Ustedes pensaron que una persona vive como muuuucho cien años y que un periodo presidencial dura ahora cuatro, pero duraba seis, y que si sos bueno te reeligen seguro, es decir, pongamos, mínimo, 8 años?


Yo, sí.


La respuesta a la pregunta que no voy a hacer es obvia, sólo 3 tipos de una generación pueden quedar en la historia como presidentes dignos. (Si a eso le sumamos que no todos los presidentes que llegaron intentaron o los que van a llegar intentarán ser dignos, todo se complejiza aún más.) Digamos que de una generación bienintencionada y sin interrupciones de facto sólo tres tipos o mujeres pueden llegar a presidentes.


De esto quería hablar, y no hablé, decía más arriba. Porque me pareció atinado poner un contexto. Les recuerdo, soy Miguel Ángel Pichetto, quizás me recuerden por haberle dicho a ese que vote rápido o por haber hecho llorar a Negre de Alonso o por dar el último discurso en el debate de la ley de medios que estamos implementando.


Soy aquel, yo.


Sí.


Y, como dije, soy un hombre del partido.


Porque tempranamente me afilié peronista y tempranamente entendí que era mejor un gobierno nuestro malo que el mejor intencionado gobierno de cualquier oposición. O algunos de ustedes, lectores, que veían en 1999 a Duhalde como el anticristo hoy en un eventual ballotage con De la Rúa no votarían a Tachuela con las dos manos.


Bueno, eso que ustedes tienen volátil, yo lo tengo claro de pibe.


Sigamos.


Y no lo digo en joda, de hecho, cuando fue la votación de la ley de medios yo arranqué de bien atrás mi exposición, yo repasé y justifiqué la ley clarín, la ley de bienes culturales, porque estaba convencido entonces y sigo convencido hoy que era lo que tenía que hacer. Las viudas del kirchnerismo a mí me la soban porque yo me comí el apoyo a Saiz en Río Negro (que encima es uruguayo) y porque muchos temas actuales me ponen contra las cuerdas de mi propia historia. Sería más fácil para mí que la hegemonía de la construcción de poder de los noventa siguiera como hasta 2001.


Pero saben qué. Aún sin gobernación, con la mano en lo más alto, desde mi rol, esperemos que no eterno, vocero definitivo del kirchnerismo legislativo, me siento mucho más feliz conmigo mismo que si fuese cabeza de ratón de un peronismo distinto.


Es mejor, como no se suele decir, ser cola de kirchnerismo que cabeza de menemismo.


Quizás algún día sea gobernador, me lo merezco, o vicepresidente, o ministro de relaciones exteriores, por qué no, pero puedo perjurar que estos años de retórica legislativa a todo o nada fueron para mí todo.


Suyo,


Miguel Ángel Pichetto,
Senador Nacional
Provincia de Río Negro


(Aclaracíón: lo escribí yo, no Pichetto. Es una versión libre del pensamiento que inagino tiene el senador.)

14 comentarios:

MarianoMundo dijo...

Una genialidad Emo. Un gran tipo Miguel Ángel.
Y sí, se lo merece.

Kluivert dijo...

Señor Miguel Ángel, aprovecho la ocasión que brinda este bonito espacio para decirle que cuenta no sólo con mi voto sino con mi admiración.

Petardo Contreras dijo...

Bastante aplicado!

Anónimo dijo...

El día del debate por el matrimonio igualitario el Senador me llenó de felicidad por el muy pertinente carácter anticlerical su exposición , que dió en el clavo arremetiendo contra el principal adversario político de la norma: la iglesia católica. Me parece también admirable su permanente apuesta por la construcción colectiva , que queda evidenciada en su labor parlamentaria, en cada vez que se declara "un hombre del partido" y cuando denosta a los libre pensadores de la política, en especial de las cámaras. En tiempos plagados individualismos veleidosos, la lealtad a aquello en lo que se creyó siempre, no es poca cosa.
Un abrazo, Verónica

Cristian dijo...

Sus discursos en el Senado son muy buenos. Se nota su capacidad intelectual. Lastima su pasado menemista.
Saludos

Hernán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Y esto a cuento de que viene? Siempre que veo al señor Picheto lo recuerdo diciendo algo así como "hay que obedecer al presidente", en pleno discurso del senado. Solo alguien que no entiende de republicanismo puede pretender que es honorable , como senador, "obedecer al presidente ". ¿No le alcanzaba con eso que ahora viene a escribir esto. Nunca será presidente usted, Picheto. Pero no porque "solo tres de cada generacion", sino porque no entiende que la gente no vota segundones ni tercerones. Ojalá empiece usted a pensar mas en el país y la gente que en su partido y en usted mismo.

Anónimo dijo...

"y tempranamente entendí que era mejor un gobierno nuestro malo que el mejor intencionado gobierno de cualquier oposición", peronismo golpista en estado puro. O nosotros o nadie. Joya. Hermoso. Por eso son lo que son.

Anónimo dijo...

Es lo maravilloso que logra este gobierno: que alguien con un peinado como el de Pichetto defienda con uñas y dientes esta agenda legislativa.

Nalliendraug dijo...

Yo digo... ¿los que le responden a Pichetto es porque te siguen el juego o porque no entendieron?

Anónimo dijo...

muy bueno!!

Porque no te haces la version de los 90 de Picheto, puede ser graciosa tambien
Te doy un ayudamemoria, por si no te acordas.

http://www.facebook.com/video/video.php?v=1615838716154&ref=mf

Solo hay algo peor que un incoherente ideologico: un boludo q lo idolatra

Li dijo...

hay algo del peronismo que es muy irritante: ellos van por el poder, luego discuten para qué van a usar ese poder, cuál es el proyecto.
eso explica que picheto pueda ser menemista, kirchnerista, trosco tercermundista, lo que se necesite.

qué enorme suerte que tuvimos que Nestor y cristina se jugaron por un proyecto que la mayoría de la gente jamás hubiera votado!!!!
un milagro justo, por una vez!!!

Anónimo dijo...

Sigan pensando que este partido totalmente vertical, autoritario, corrupto por donde se lo mire, democratico a medias e intolerante con todos los demas es la solucion.
Estos que hoy se llaman peronistas "verdaderos" lejos estan de serlo son los mismos "estupidos e imberbes" que su lider así nombró y los llamados "disidentes" son mas parecidos a la lacra que siempre fue este partido. Piensen de vuelta que "repesenta" el peronismo de manera objetiva. Para mi ser "gorila" no es insulto pero bueno para ellos todo lo que no les pertenece es malo, inocrrecto o equivoco.

Anónimo dijo...

Emo, muy bueno. Una sola cosa: Miguel no es rionegrino de nacimiento, sino por adopción. Nació en Banfield. Y se fue a vivir a Sierra Grande -eso sí que es hacer Patria!-.