3.8.10

Aldea Googleal



Dentro de un rato voy a postear esto en el blog (1), capaz que decida ilustrarlo con una foto (2) o con un video (3) y en el trascurso de la nota chequearé en Google algún dato (4). Este sencillo acto insume de tres a cuatro herramientas google: Google mismo, Blogspot y Picasa o YouTube.


Siempre recuerdo de todo el bodoque infinito de No Logo que Naomi Klein cuenta que mientras estudiaba en Canadá en la universidad y con su grupo político se parapetaban con todas sus energías para exigir importantes derechos de género perdieron de vista que las marcas, las corporaciones, se les estaban metiendo en la educación pública, esponsoreándola.


La vida es eso que te pasa mientras estás preocupado en otras cosas.


Ayer terminé de leer El engaño Google, de Gerald Reischl, libro que reseñó muy bien La Niña Santa meses atrás. Y más allá de que a mi juicio busca encontrarle el pelo en el huevo a Google hasta en las cosas que son solamente geniales, dispara un montón de interrogantes. Ante todo es la mirada austriaca, eurocéntrica, de un fenómeno norteamericano. Hay mucho de orgullo. Por eso se me ocurrió pensar a partir de la muy buena información que posee algunas cosas desde la Argentina.


Intermezzo

Al margen, una cosa que dice el libro es que todos los buscadores rastrean sobre una superficie de internet que es pública pero que existen en la web millones de contenidos que no están anexados a los motores de búsqueda. Una masa silenciosa de contenidos que no están ahí. Que nadie puede ver, oscura, profunda, oculta. Me parece inquietante la idea.


Historia resumida del fenómeno computaderil

Se hacían maquinolas caras, imposibles y voluminosas hasta que vino IBM y generó la primera camada de computadoras más o menos personales, aún difíciles de usar o ubicar en un escritorio mediano. Más tarde vino Bill Gates y le metió un sistema operativo sencillo que le dio una lógica familiar e inventó la PC con programas que facilitaban complicaciones de DOS y casi se quedó con todo: Windows. Más tarde llegó internet y con ella y el tiempo Google se quedó con el oligopolio del uso de la web, un buscador sencillo de usar más determinados servicios que otorgan respuestas a necesidades del usuario. En tanto cada vez el uso de una computadora personal es más internet y menos otra cosa, Google se irá quedando con la suma de todos los significantes de la virtualidad.


Hard y Soft

Esta diferencia que cuando iba al colegio era sustancial, cada vez lo es menos. En aquella época IBM era la emperadora del hardware mientras que Microsoft se hacía con la dictadura del soft. Ambas eran opciones comerciales que se posicionaron muy bien en un mercado de economía real. “Esto es esto, vale tanto, acá está.” Nada es gratis, el software es legal, la empresa vale tanto, porque ganamos tanta plata.


Eran dos industrias la industria del hard y la industria del Soft. ¡Qué tiempos! Google es la primera empresa realmente exitosa de servicios gratuitos del mundo. Te cobra de otra manera, de una manera tan sutil que ni siquiera conocés, y que si conocés no te parece tan importante. Mérito ahí. Google cada vez vale más por productos que no se venden y que nadie compra. Google tiene un valor de mercado superior a aquellas empresas que venden productos de a millones a precios no tan razonables (como IBM y Microsoft), pero sin vender nada. Si el hard y el soft son industrias, como señalé, Google ni siquiera entra en la categoría de "servicio", porque es gratuito: google es un servicio gratuito: un oxímoron o un apostolado o qué. Google es más parecido al rol que desempeña un capital especulativo en una economía de mercado. Casi todas las computadoras tienen un procesador marca Intel que el usuario pagó caro y la mayoría de los usuarios usan Google sin pagar. El valor de mercado de Google es varias veces mayor al de Intel. Google en este sentido me hace acordar al valor de la soja. Google es un yuyo.


Sociedades de la información

Desde Perón para acá (?) se relaciona en todo el mundo la importancia de la industria con la importancia de las patentes, el valor de la inteligencia. Google es uno de los mejores ejemplos de ese valor de una mercadería intangible.


Los intangibles

Google tiene el valor inmenso de un intangible, es querible. Si es que las marcas tienen personalidad, carisma, Google es el Ricardo Darín de las marcas, le cae a todo el mundo muy bien. Aún sabiendo todo lo malo que tiene Google, Google sigue siendo una empresa muy querible.


Amplificado eso por ese sueño líquido de trabajar en sus oficinas donde todo es más parecido a un juego que a un laburo. Aunque quienes trabajen ahí terminen siendo esclavos voluntarios de la empresa más linda del mundo. ¡Hago más millonario a mis jefes con mis ideas pero me siento tan feliz!


Esta intangibilidad no es universal, a pesar que Google existe en todo el mundo (en España, por ejemplo, lo usa el 93 por ciento de los usuarios) hay sociedades donde no ostenta el principado de la búsqueda o, lo que es más llamativo, ni siquiera es la primera opción, lugares raros como China, Rusia, Egipto, Bielorrusia o República Checa. Esos pocos países son los únicos que no serían “colonias digitales”.


Curiosidad, un país en el que Google es líder pero sólo tiene poco más del 50 por ciento de participación del mercado es Estados Unidos.


Globo aldeano

No hice comentarios sobre la información de individuos que acopia Google, sus relaciones con la CIA, los gobiernos del mundo, la línea fuerza del libro de Reischl, “una potencia mundial sin control en internet”, se lo dejo a Diego; yo retomo lo que Klein.


Mientras estamos preocupados con razón por un grupo de interés económico perverso como Clarín no nos estamos dando cuenta que, como un alien, se está metiendo Google, con amor, en nuestra vida. Google tiene también posiciones monopólicas, de buen dictador, que hay que revisar todo el tiempo.


Una hipótesis argentina y sudamericana

Nadie sabe qué pasará con internet, algunas empresas con Apple (los I-algo) apuestan todo el tiempo, más que al contenido, al soporte, esperando un día iventar un producto que se quede con todo. Quizás alguna algún día lo logre. Google casi desprecia al hardware (recién ahora estaría lanzando un celular). Hasta llegó tarde, desinteresadamente, a los exploradores, con Chrome. Lo cierto es que nada es para siempre, que todo cambia, que una nueva idea o aparato puede modificar la manera en la que entendemos la tecnología y el mundo.


Por suerte la Argentina es un gran país en estos menesteres, junto con la India somos El Lugar (por costos, por formación, por capacidad) que eligen las principales empresas de hardware y software para tercerizar su producción y sus servicios. Una maquila calificadísima.


La industria del videojuego es otra especialidad que en nuestro país encuentra creatividad y calidad.


Mi idea, como diría Oppenheimer, pero al revés, tratar de armar con ayuda del Estado un grupo de pibes brillantes, desde los mismos procesos de selección que tiene Google. En vez de laburar en Silicon Valley o Mountain View, que el sueño de los pibes sea the Paternal Way. Un polo de contenidos que busque reemplazar Google por nuestro Google, mejor o peor, pero nuestro, distinto. Que impulse Taringa! al mundo, por ejemplo. O Sónico. Que piense en plataformas nuestras que sean futuros Facebooks para América Latina y el mundo. Que el nuevo Twitter salga de la cabeza de un pibe de Rosario y llegue a Okinawa y al Norte de Carolina. Que sea más próximo ese día frio de agosto que invariablemente llegará.


Hacer celulares en Tierra del Fuego está bárbaro, pero tenemos que inventar el sistema operativo o el programita para que los usuarios de los celulares se bajen. Todo esto desde una visión de país, con carreras universitarias.


Tenemos los recursos humanos, las ideas, la creatividad y una visión del mundo interesante.


La información es el commodity más valioso.


Internet es el suceso más horizontal de la historia del mundo.


Algunas cositas para tirar y pensar.

9 comentarios:

Tomás dijo...

Alto post. Alto, alto.

Charlie Boyle dijo...

Estos son bienes de la economía de la abundancia, donde lo gratuito no se contrapone con la escacez de la economía real.
Hollywood es el soporte a un discurso yanki, google es otro soporte, para otra autopista.
Está bueno lo que propone, lamentablemente como todo lo de la economía de la abundancia no es capturable y así como hoy es google, ayer era Altavista y mañana será otra cosa, de todas formas creo que vale la pena ese arte esfímero que propone

El Comandante Rivero dijo...

Muy bueno el post, pero la idea final no tiene en cuenta la volatilidad de las empresas que generan o manipulan (en el buen sentido) el contenido de internet.

Google es un caso muy específico de una empresa que AÚN logra mantenerse líder en la mayoría de las ramas en las que incursionó.
Pero Google existe HOY, es lo que la gente usa hoy, y para llegar a este punto primero tuvieron que existir Yahoo, Altavista y Metacrawler, para luego DESAPARECER del mercado (en el caso de Altavista y Metacrawler) o cambiar de rumbo (en el caso de Yahoo).

Hoy en Argentina usamos YouTube, que fue comprado por Google, pero inicialmente Google quiso competir con Google Video, y le fue MAL por lo que optó por comprar a YouTube. Acá el usuario manda. No importa si sos Google o 4 nerds en un garage.
Ahora en Estados Unidos el liderazgo de YouTube se lo disputa (con muy buen éxito) otro sitio: Hulu.

Facebook es el rey de las redes sociales... AHORA, pero hasta hace 2 años el rey era MySpace en el mundo y Fotolog en la Argentina.
Facebook se puso al frente y ahora MySpace, que fue comprado por News Corp por u$s 580.000.000, no vale dos centavos.

Entonces el problema es que servicios como Google, YouTube o Facebook corren el riesgo de desaparecer de un día para el otro y no hay NADA que el dinero pueda hacer al respecto (ver el caso de MySpace).

Por lo cual intentar competir localmente significaría un esfuerzo enorme de recursos y dinero que difícilmente alguien esté dispuesto a arriesgar (Estado o privados).

El gran 'problema' es que, al ser gratuitos estos servicios, la gente cambia de uno a otro todo el tiempo sin ningún tipo de problema.

Hoy existe Taringa!, el día de mañana aparece 'the next Taringa!' y Taringa! lentamente pasará a mejor vida.

El problema sería entonces encontrar quien financie a sabiendas de que de un día para el otro podes pasar a ser Fotolog, Altavista o ICQ y toda tu inversión de TIEMPO y dinero duró lo que un pedo en una canasta.

El Comandante Rivero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Vamo-losestóóóóons.
Bien

Mauri K dijo...

Impresionante.
Me quedaron 2 cosas:
"Google es el Ricardo Darín de las marcas", altisima frase.
Y la informacion que hay bajo la superficie que domina google, tenes razon, da escalofrios.
Y solo pensar ue añño tras año esa carga se da en proporciones geometricas da mas miedo q la estrella mas grande.

saludos che.

Kluivert dijo...

Siempre navegó en mis pensamientos, sin hacer tierra (?), esa admiración por Google por lo que marcás en el tercer item: gana más dinero que otras potencias similares pero sin cobrar por su servicio. Notable. Por otra parte, también me resulta interesante lo señalado en el primer punto: Google te da mucha información, pero la prioriza sobre otra, que queda oculta. Convengamos, también, que hay tanta información sobre todo que ¿cómo hacés para que no ocurra eso?

Quijote dijo...

Compañeros: Cómo bien expresó Anibal en un video, la solución a este tipo de problemas respecto a los monopolios y el control de la información pasa en gran parte por la utilización y desarrollo del Software Libre. Otro gran paso es modificar el esquema descentralizado, el cual permite que se generen estos monstruos con tanta facilidad. Debemos "Distribuir" la información, en el sentido de la topología de la red. Con estas soluciones nos estamos sacando dos problemas de encima (como mínimo):
a) El control de la información por parte de unos pocos.
b) Nos cagamos en Telefónica, Telecom, etc. en pos de servicios comunicativos e informáticos que sean del Pueblo.

¿Parece imposible?
Miren a RedBAL en Baires (www.wiki.buenosaireslibre.org/RedBAL)
Guifi.net (www.guifi.net) en España.

Hoy en día hasta se está probando un sistema Libre de telefonía GSM... Hay mucho futuro y no podemos dejar que nos lleven puestos. ;)
Salú!
P
V

Jota dijo...

Alto post.

De hecho, leía esta entrada desde, obvio, GoogleReader y la quise dejar "sin leer" para revisitarla más tarde, pero el botoncito de "Keep Unread" ya no está.

Y la pregunta que siempre evado es "¿Y si mañana no está Gmail?"