8.8.08

Acerca de la Reina de Java

Toda la vida mi vieja le dijo a mi hermana ‘¿Te crees que sos la Reina de Java?’. En cambio, sin distinción de género fue el destino de la patada en el culo que nos conducía una y otra vez al Congo Belga, del que me ocupé tiempo atrás. El tema con la famosa soberana de Java, sin embargo, es una confusión.

Sabido es que Java es una isla, que es parte de Indonesia, que tiene 114 millones de habitantes paseándose casi desnudos, y que en ese sitio insular se encuentra la capital del país, Yakarta. Pero muy difícilmente haya tenido una reina, y, mucho menos, rica, que se mande la gran vida, como infería la lección materna.

Java a su vez es una ciudad en Dakota del Sur, una variedad de grano de café, una península de los Países Bajos, un estilo de música, el sobrenombre clásico de Javiera, y, en hebreo, significa ‘vida’.

Lo que sí existe es la Reina de Saba, mencionada en el Antiguo Testamento y en el Corán. Lo que me lleva a pensar que el traspaso generacional de la leyenda mutó una ese por una jota. Saba estaría en un territorio africano que hoy se reparten con sorprendente simetría Etiopía y Yemen.

En el Primer Libro de Los Reyes, la Biblia dice:

En aquel tiempo…

‘Oyendo la reina de Saba la fama que Salomón había alcanzado por el nombre de Jehová, vino a probarle con preguntas difíciles. Y vino a Jerusalén con un séquito muy grande, con camellos cargados de especias, y oro en gran abundancia, y piedras preciosas; y cuando vino a Salomón, le expuso todo lo que en su corazón tenía. Y Salomón le contestó todas sus preguntas, y nada hubo que el rey no le contestase. (…) Y dio ella al rey ciento veinte talentos de oro, y mucha especiería, y piedras preciosas; nunca vino tan gran cantidad de especias, como la reina de Saba dio al rey Salomón. (…) Y el rey Salomón dio a la reina de Saba todo lo que ella quiso, y todo lo que pidió, además de lo que Salomón le dio. Y ella se volvió, y se fue a su tierra con sus criados.’

Es palabra de Dios.

Te alá, vamos, señor.

Excelente. Entonces la Reina de Saba sí cuadra con lo que trasfería mamá en sus dichos de manera metonímica.

Madre se excusa de no ser culpable de tamaño equívoco: se lo endilga a mi abuela, exculpándose. Pero vamos a darle la razón a madre igual porque el error está tan extendido que hasta hay un dicho popular que confirma el equívoco social.

No es lo mismo decir ‘la reina de java’ que ‘se dejaba la reina’.

De cualquier manera, lo más cercano a la verdad sobre la Reina de Java es este logo del lenguaje de programación desarrollado por Sun Microsystems para softwares de alta gama:

java - Share on Ovi

9 comentarios:

ImagaZool dijo...

Cuando vi el titulo del post, por asociacion y sin terminar de leer la frase, autocomplete "la reina de Saba".
pero no. Era Java.
Pero versaba sobre la otra.
Que tamaña coincidencia, yo que he pensado en esta señora en los ultimos dias, a colacion de una pelicular terriblemente buena que pensaba recomendar pronto por polalaroids.

Estamos alineados. ; )

Slds!

ImagaZool dijo...

Si te fijas en el logo que subiste, arriba de las letras rojas, los firuletes celestes se podrían interpretar como una corona.

Quizá sí existe una Reina de Java.

Habria que preguntarle a los muchachos de Sun.

algo esconden.

Jose dijo...

No puedo dar muchos datos de la reina se Java, pero aun a riesgo de caer en el off/topic te dejo algo mas sobre el Congo Belga

El corazón de las tinieblas (Heart of Darkness) es el título del más célebre relato corto de Joseph Conrad. Escrito en 1899 y publicado en 1902. Ambientado en África, El Corazón de las tinieblas es una narración autobiográfica inspirada en los seis meses que Joseph Conrad pasó en el Congo colonizado y devastado por el rey Leopoldo II de Bélgica.

A través de un personaje ficticio (el viejo marinero "Marlow", Conrad describe una travesía por el río Congo en busca del señor "Kurtz" que es el jefe de una explotación de marfil. El encuentro con Kurtz, será la confirmación de la hipócrita actitud colonialista y pone en tela de juicio su carácter de cruzada moral y comercial.


Francis Ford Coppola se basó en este breve relato para su película Apocalypse Now, que si bien estaba ambientada en la guerra de Vietnam, mantenía el espíritu del relato de Conrad.

El area a la que Conrad se refiere como The Company Station estaba en donde hoy se encuentra Matadi, un lugar ubicada 200 millas rio arriba desde la boca del Rio Congo. La Estacion Central era una localidad llamada Kinshasa y la cual se ubicada en un lugar del rio con un paso muy dificil

La Compania en verdad era una empresa formada por el Rey Leopoldo II de Belgica quien en 1892 declaro al Estado Libre del Congo como propiedad personal.

Este permitio a los Belgas tomar todo lo que desearan del pais, sin necesidad de comerciar con los nativos del lugar, esto causo una debastacion y una suma de atrocidades por partes de los comerciantes Belgas.

El Estado Libre del Congo dejo de ser propiedad personal del rey en 1908 y paso aser una colonia regular del estado Belga en 1908, luego de conocerse las atrocidades llevadas a cabo durante el imperio de Leopoldo, las cuales fueron conocidas en parte gracias al relato de Conrad.

Saludos

Bichicome dijo...

Java, de Java, sun, yo que se, viva peron.

Anónimo dijo...

excelente aclaración sobre las reinas de saba y java, mi mamá tiene la misma confución y aún sigue diciéndome esa expreción jaja.. saludos ile

Anónimo dijo...

excelente aclaración sobre las reinas de saba y java, mi mamá tiene la misma confución y aún sigue diciéndome esa expreción jaja.. saludos ile

Anónimo dijo...

excelente aclaración sobre las reinas de saba y java, mi mamá tiene la misma confución y aún sigue diciéndome esa expreción jaja.. saludos ile

Anónimo dijo...

Mama tambien me lo decia siempre, y ahora se lo digo a mi novio, cuando me dice: quien te pensas que sos??
La Reina de JAva, obvio!!!!

Anónimo dijo...

http://en.wikipedia.org/wiki/Ken_Dedes