11.6.08

¡Carajo! ¡Mierda!

- Bueno, ¿cómo están? Ja ja... –ríe Mirtha algo nerviosa, los globos entre las piernas, bajando las clásicas escaleritas de su programa de almuerzos- Estoy toda enredada. No puedo. Les juro que no puedo – intenta dar con el copete mientras el vestido largo se le enreda con los miles de globos-. Bueno... a ver… voy a intentar... esperen un momentito... esperen… esperen… con paciencia… Un momentito, ¡con paciencia! ¡Por favor!

La diva descubre que la cámara está tomando su perfil menos favorable, y se enoja: Con esa cámara no, corte, corte. Así, yo no. ¿Así? ¡No! De perfil allá –señala el monitor- ¡No! ¡No me gusta! ¡No me gusta! Retoquen el pelo, por favor. ¡No me gusta! ¿Voy a estar una hora acá? Yo soy una mujer grande, no puedo estar así.

Daniel Tinayre, un poco cansado de los divismos de su mujer, le miente: “No había Perfil”, ¡para qué! Mirtha responde muy segura: “Había perfil, había perfil” y cambia de tema “¿me arregla esto por favor? ¿Hay peinadora? ¡Ay! ¡Qué horror!"

Daniel sale del control y llega hasta el piso del estudio para conversar con su mujer y convencerla de que se tranquilice. Le dice: “Si querés no lo hacemos. Así está perfecto, si queres no lo hacemos”. A Mirtha eso es como torearla, con lo profesional que es, y le contesta: “Es que yo estaba segura. Dije, 'le va a fallar algo'. ¡Ya de entrada le falló la cámara! ¡Ya de entrada ta ta ta ta ta ta… corte! Le salió mal... ¡Después resulta que no le graba! ¿Pero nos está tomando el pelo?"

- ¿Pero pod qué te ponés en este estado? -le retruca Daniel.

- Pero… -alcanza a decir Mirtha.

- Pedo –la interrumpe Daniel- ¿pod qué te ponés en este estado? ¡Calmate!

- ¡No me calmo nada!

- ¡Calmate!

- ¡No me calmo nada!

- Entonces te pedjudicás. Si no te calmas, te pedjudicás vos. –sentencia Daniel.

- ¡Qué barbaridad! ¡Qué barbaridad! –se lamenta Mirtha, buscando tranquilizarse.

- ¡Denle un vaso de agua pod favor! –indica Daniel, con algo de sorna.

- ¡No! –explota definitivamente Mirtha- ¿Qué agua? ¿Qué se creen? ¿Qué soy estúpida yo? ¡Tengo el cerebro muy bien!

- Yo no creo que ponedse así sea beneficioso –intenta razonar Daniel.

- ¡Pero mirá! –señala un monitor Mirtha y enumera- hace tres días que estoy grabando copetes, ¡y hace tres días que estoy repitiendo! ¿Sí o no? ¿El equipo? ¡¡Tres días que estoy repitiendo!! ¡Qué barbaridad! ¡Dios mío! ¡Esa técnica de mierda! ¡¡Ese tipo que me arruinó un año de trabajo!! ¡Que nunca apretaba el botón que tenia que apretar! –Visiblemente irritada Mirtha se saca de encima una colaborada- ¡No quiero! ¡No quiero! Yo no necesito agua, muchas gracias. ¡Es indignante! ¡Juegan con la salud de una! ¿Qué se creen? ¿Qué una tiene veinte años? ¡¡Demasiado esfuerzo hago!! ¡Carajo! ¡Mierda!

5 comentarios:

Cloe dijo...

Jajajaja, lo del principio fue buenísimo, casi podía oir a Mirtha hablar.

Capitana del Espacio dijo...

Qué genial Mirtha, mi Dios!!
Durante más de un año tuve las últimas frases de este texto en mi celu y cada vez que me llegaba un mensaje me reía yo y la gente que tuviera alrededor en ese momento.

Una grande la Chiqui, pero qeu insoportable debe ser tenerla cerca no?

Saludos!!

Anónimo dijo...

Basta con el mito de que la chiqui es una grande! Es una vieja de mierda!

besos,
marie

Mer dijo...

Decididamente, Mirtha es una gran mentira más de este país. En una época hasta se la llegó a pensar como una candidata política, pero no en el sentido que la piensa uno a Moria o a Cherasny, sino en serio. Porque claro, ella y los emdios se encargan deponerla como una mujer culta e informada. Culta e informada con qué fuentes???? Oligarca, facha, aliada con lo peor de este país. Cuand pasó lo de carajo mierda, develó su perfil choto. Un día se le verán las costuras de sus 80000 liftings y todos sentiremos asco por la vieja esa. Dinosaurio que podría ser lo más bien de los que habla Charly en su tema.

natanael amenábar dijo...

Mer, no te pongas así que te perjudicás. Yo no creo que ponedse así sea beneficioso.

Gracias a todas por pasar, les dejo un saludo atento.