5.10.07

Analizando letras punk con contenido

Hoy: Me echaron de casa (soy un mal polvo), de Flema.

Si Ricky Espinosa hubiese sido rolinga sería Pity Álvarez y se habría salvado del suicidio al menos cuatros veces más y quizás hoy estuviese vivo y consagrado y Tognetti le haría notas en Promusica y Ricky cantaría odas a Leo Dan y sería un tipo al que las madres y las abuelas querrían de esa manera en que las abuelas y las madres gustan de querer de los chicos buenos y drogones.

Pero eso sería ciencia ficción, y no sería serio, como serio intenta ser este análisis lúcido acerca de quizás la canción más emblemática de Flema: Me echaron de casa (soy un mal polvo), una de esas canciones mantra que el punkismo internacional impuso. Su construcción necesita: una frase dicha con bravuconería y una respuesta-coro del resto de la banda, con una sola frase, que en este caso, se imaginarán, es me echaron de casa. Que se convierte en estribillo.

Primero contextualicemos el momento del rocker enamorado: tenemos un Ricky que nacía y moría cada día durante todo 1997, y editaba Si el placer es un pecado, bienvenidos al infierno, un disco oscuro, como todos los de Flema.

Otras letras de ese disco se destacan por sobre la movida punk de entonces por su inusitada destreza para retratar el sentir de los jóvenes. Algunos ejemplos: Adán se cogió a Eva y nadie le dijo nada; yo conocí a tu hermana y me la curtí; No me digas nada, yo no fui el primero. No me digas nada, yo no fui el primero (La canción de Adán y Eva). O, sólo por nombrar otra, Lo único que rescato después de tanto sufrir / Que sólo una cosa no voy a elegir. Nunca seré policía, de provincia ni de capital (Nunca seré policía). De cualquier manera la canción que prefigura lo que Me echaron de casa termina por cerrar dramáticamente son esas líneas de Anarquía en la escuela, ya míticas Agarraremos a los profesores. Los colgaremos de sus corbatas Y en sus cabezas haremos caca.

Pero vayamos directamente a lo que nos ocupa, analizar la letra más trascendente de la escena punk de aquellos convulsionados noventas. Ya de entrada Ricky se descubre rebelde e insumiso: Porque no trabajo, me echaron de casa. Y sigue, inflexible, Porque no estudio, me echaron de casa. Quizás veamos en Ricky el retrato de miles de jóvenes sin futuro durante el comienzo de la segunda presidencia de Menem. Continúa: Porque duermo mucho, me echaron de casa. Y nunca hago nada, me echaron de casa. El autor presenta a sus padres como seres despreciables que no consideran que un adolescente atribulado pueda tener algún bajón depresivo, y, en vez de ayudarlo, lo echan de su casa, sin más, cuatro veces en una estrofa.

Ricky comprende su microcosmos interno y laberintico y espeta: Yo no pedí nacer / Yo no pedí nacer. Súperfuerte.

La segunda estrofa complejiza aún más el estado de exilio del hogar. Porque tomo mucho, me echaron de casa. Claro, es más fácil echarlo que conseguirle ayuda psicológica al pobre Ricardo; él se consuela, sabiamente: Me gusta la calle/ Me echaron de casa. “Vos échame, no es un castigo, amo la calle”, parece decirles Ricky, para finalizar con dos máximas de un nihilismo inédito en nuestro país. Ricky se revela como el poeta neo-discepoliano: Dicen que soy vago/ Me echaron de casa / Me importa un carajo/ Me echaron de casa / Yo no pedí nacer.

Sin haber pedido venir al mundo, finalmente, Espinosa, nos deja en la tercera estrofa, las mejores razones para contentarse en su echada: Porque no me callo/ Me echaron de casa / Y digo lo que siento / Me echaron de casa / Odio la iglesia/ Me echaron de casa / Vivo en anarquía/ Me echaron de casa.

3 comentarios:

reinita neurótica dijo...

ah, qué épocas aquellas... con la edad y el estudio, empecé a creer que al punk argentino le faltaba el sustento teórico que hace del punk una opción inteligente, con la honrosa excepción de Los Violadores.
Saludos Nataneishon!

mi otro yo dijo...

Muy interesante este analisis y me diste ganas de escucharlos.
Me tengo que ir...

portos dijo...

carajo que lindo texto, saludos desde Bolivia, yo conocí a flema el 2000, y después de los 10 segundos de intro que tenia "anarquía en la escuela", estaba saltando y haciendo despute, para mi estos héroes, representaban mi momento "sexpistoleano" venido desde tan cerca que era imposible de creer, RICKY CARAJO... no estas muerto, ni en el cielo, ni en el infierno, por q esos lugares son demasiado pequeños apra vos... AGUANTE FLEMAAAAAAAAAAAA...