16.8.07

digo

carrio

-A ver… digo… -mira para afuera, para adentro, Carrió, haciendo sentir a Bonelli y a Silvestre como que no están ahí en su programa, en A dos voces y dice- se están cayendo las máscaras.

Sonríe.

-Digo… lo avise hacer tres años, Uberti, la valija, digo, es la corrupción institucionalizada de este gobierno –vuelve a sonreír, mira afuera del set como buscando un cómplice que sabemos no ve por la luz de los reflectores, vuelve a sonreir. Acepta desde su gestualidad al fin una pregunta.

-¿Cuán corrupto es este gobierno? –pregunta Silvestre.

-Todo –se enajena en placer Carrió por la palabra que dijo.

- ¿Este gobierno es corrupto? -pregunta Bonelli.

Sonríe.

–A ver… digo… lo venimos diciendo desde hace más de tres años. ¿Es casualidad? Ahora saltan todos los hechos de corrupción del régimen. Lo avisamos. La bolsa de Miceli; la valija con los 800.000 dólares; los sobreprecios en la construcción de los gasoductos; el caso Skanska… a ver… digo. Todo es una serie de eventos de corrupción que desemboca en el Ministerio de Planificación. Es Julio De vido –sonríe desencajada Carrió y pasea sus pupilas de izquierda a derecha una y otra vez como una máquina de escribir.

-¿Está diciendo que Julio De Vido es corrupto? –espeta un filoso Bonelli.

-Digo… creo que está claro. A ver… no me importa la carcel, el deshonor, la justicia controlada por el régimen –se acomoda un mechón y sonríe cáusticamente-. Digo… -dice- si tengo que pagar con la carcel por decir la verdad, estaré feliz, porque voy a tener mis libros, mi eucaristía diaria, digo. A ver…

- Esto que dice está relacionado con el juicio que tendrá que enfrentar este viernes…-se autointerrumpe Silvestre.

-Digo… -sonríe a la nada Carrió y disfruta del silencio que crea como buscando las palabras-. A ver… no sabíamos quién era Uberti cuando apareció su nombre hace tres años, investigamos con el ARI a Conapresa, y ahí saltó Uberti, que, digo, es Kirchner. A ver… es Julio de Vido… la valija con 800.000 pesos… Todo termina en la oficina de De Vido –se acomoda la chalina Carrió.

¿Este lugar testimonial que Usted se…? –se autointerrumpe Bonelli.

-A ver… -dice Carrió-. Quiero pedirle perdón a la ciudadanía argentina por haber denunciado hace tres años estos manejos cuando nadie nos quería escuchar. Digo –sus pupilas se mueven como un flipper sobre lo blanco de sus ojos trescientas veces por segundo, se acomoda un mechón y busca un cómplice afuera- Si la gente no quería escuchar, nosostros teníamos el deber de denunciar.

Hace un silencio.

-Por más que no querían escucharnos debíamos decir qué era lo que estaba pasando. Y hoy el tiempo nos da la razón. Digo –se lleva la mano derecha al rosto y hace un gesto de reverencia Carrió, lo repite tres veces y agrega-. Se empiezan a caer las caretas del poder –se siente a gusto con lo que dijo, se sonríe a si misma Carrió y vuelve a pasearse sus ojos como el movimiento de un delineador y sonrié. Y mira la nada. No mira, en realidad.

-Gracias Carrió.

Asiente Carrió y sonríe y se acomoda un mechón y mira hacia afuera y dice: -No gracias a Ustedes.

Link: vienen por el agua

3 comentarios:

wallyzz dijo...

Le creo a la carrio (aunque sea radical) que voy a hacer???
Soy asi.

Juan dijo...

y daaale con Pernía...

digo, a ver... "yo soy honesto, todos los demás son corruptos... digo, a ver... kirchner es corrupto, yo soy buena y transparente"... digo, lingüísticamente, todos nos enunciamos como santos, digo... y los pecadores son los demás, a ver... eso.

eso no significa que kirchner no sea corrupto... pero vistesss, siempre el otro es pior. siempre.

guZtavo dijo...

Amenábar: por esta noche simplemente me alegro de haber encontrado este blog. Siendo un neófito de los mismos –los blogs–, ya es bastante con eso por hoy.
Un saludo cordial.