27.8.07

algunas molestias cotidianas y la iglesia católica: hagamos donaire

Soy un hombre feliz, y no vivo en un país libre, pero preferiría no tener que hacer estas cosas, y quiero que me perdonen, por este día, los muertos de mi felicidad.

  • Colgar pantalones de vestir, molestia radicada en su comportamiento huidizo.
  • Pelar cualquier tipo de verdura, preferentemente tubérculos (más que nada su versión ipomoea batatas).
  • Movilizarme para tener que pagar algo simbólico desde la contraparte (expensas, la luz, el alquiler, los diarios que ya leí a fin de mes).
  • Atarme los cordones.
  • Evitarme decir algo porque sé que por más que lo diga no va a producir cambios en la otra persona y encima, muy probablemente, me pueda llevar un “disgusto” por enunciarlo.
  • Cepillarme los dientes.
  • Afeitarme.
  • Cortarme el pelo.
  • Cortarme las uñas.
  • Los horarios fijos.
  • Ciertas obligaciones contractuales.

PicaPicaBajadaCordón de la nota de Verbitsky del domingo: ¡uhhh!

La última monarquía absoluta del mundo explica cómo debe ser la democracia (…) con su particular concepción del Estado de Derecho, también sostuvo que las leyes sólo deben ser obedecidas cuando no contradicen los dictados de la propia Iglesia (…) Que una institución que todos los años organiza una colecta para repartir limosnas entre los pobres fustigue las dádivas y el clientelismo y que un club de sexagenarios célibes dictamine sobre la vida marital y sexual de los jóvenes, es para hacer donaire.

4 comentarios:

wallyzz dijo...

Doblar pantalones del traje es sumamente horrible, pero lo mas horrible de todo es: elejir una corbata que me guste, tengo muchas pero solo amo a 2, y eso me pone en una situacion muy comprometida, ademas pienso que la gente me mirara y me dira: -otra vez con esa corbata, pibe????

Cortarme las uñas todo un teme MAN, ultimamente me da como fobia...(estoy empeorando)
Afeitarme, cada 30 dias, solamente, mi mundo lo sabe, es mas tengo amigos que descubren que cambio el mes, gracias a mi afeitada...
bueno despues sigo, chau

Matias Nicolaci Moreno dijo...

El último párrafo de Verbitsky es de lo mejor que escuché.

Saludos!!

Martín Zariello dijo...

Los pantalones de vestir son horribles. En el verano trabajé en un Hotel, debía usar pantalones de vestir y me sucedió lo que a todo largo y flaco: los pantalones se arrugaban.
Afeitarse: tengo barba porque cada vez que me afeito me corto. Otra "horribilidad" de la vida.
En otras cosas estoy en desacuerdo: me gusta cepillarme los dientes, atarme los cordones (y atar).
Saludos.

Pumplafiz! dijo...

Qué me quiere explicar un cura cómo ser una buena madre de familia! Si no es mujer ni esposa, ni tendrá hijos paridos!