25.7.11

vida simple



Se van a enojar con lo que voy a escribir, pero no se enoje nadie, o sí. Es la certeza de lo popular lo que me impulsa a escribir unas pequeñas líneas, como quien aliviana una valija para seguir andando.

Tomamos por cierta la variable que la gente está bien, contenta, porque está bien economicamente. Eso me hace sentir feliz. La gente te vota alegre. Y la gente te vota un tipo feliz, te vota un consumo, no hay mayor problema ahí. Salvo para los talibanes del modelo. Los talibanes del modelo no tienen humor, no la disfrutan, no viven con alegría la recuperación económica, la asignación universal, el matrimonio igualitario, la recuperación de las AFJP. La viven con la pesadez de algo incomprensible.

Se me enojan por que digo eso, excomulgenmé.

Me tiene sin cuidado la solemnidad ante una experiencia popular. Se votó, hay una elección, es la experiencia máxima de la encuestología, es la más aritmética posibilidad de analizar el pensamiento de la gente. Cuando te dicen, eh, la gente, qué es la gente. Bueno, la gente es el voto. Es un censo. Parcial, legislativo, territorial, no extrapolable, pero un censo.

Hay carreras de comunicación, diseño, propaganda. Gente que estudia esas cosas. Muchas de esas personas capaces. Todas las que terminan esas carreras lo son. Hay que usarlas. No dije nada que no haya dicho antes. Sólo que ahora lo que digo cobra una dimensión mayor, por cuestiones relacionadas a la democracia, ese milagro.

Ahora es cuando se me van a enojar, no hay proceso sin carisma, no hay modelo sin personas. La ideología tiene que ser canalizada por los mejores comunicadores, no por los más comprometidos con el modelo.

Hay una lógica del consumo en las personalidades políticas, que se deberá asumir.

Cristina va a ganar en primera vuelta en las presidenciales porque es un producto maravilloso, no por cómo piensa, por su ideología, si no porque es una mujer desenvuelta, inteligente, rápida, graciosa, emotiva, capaz, valiente, política. Todo esto sin contar la raíces melodramáticas que encarna su maravillosa personalidad.

Lo popular.

Cristina va a ganar porque es popular. No por lo que desde el microclima se cree que se generó para ganar. Va a ganar porque conmueve a la gente.

Cristina, ese ser maravillloso, va a ganar las elecciones porque es una mujer entera, didáctica, generosa, no por los juicios a los genocidas, la matriz industrialista, una política inclusiva, la ley de medios. Va a ganar por eso que los analistas no le piensan.

Ahora sí, buenas noches.

23 comentarios:

Inmanente dijo...

Ridículo

Mauri K dijo...

A mi no me enoja, te entiendo perfectamente y comparto.Mas q eso: compro.
Pero me parece q no es solamente eso.Que lo q ella trae e impulsa es lo decisivo.

Néstor Sbariggi dijo...

Comparto Matías.

Saludos

Todo Para Todos dijo...

Estoy de acuerdo con la idea principal de asumir al votante como consumidor y empezar a hacer encuestas cualitativas. No que eso sea lo fundamental, sino, tenerlo más en cuenta.


Pero ¿cual es el carisma de Binner?
¿Cristina te parece carismática?
Es discutible, porque para muchos es soberbia maestra ciruela.
Me parece que lo que describís es cómo nosotros vemos a Cristina, no como la ve "el pueblo" o "la gente".

_Ariel_ dijo...

de acuerdo en todo, perfecto!

Claudio dijo...

Si alguien puede rebatir todo el texto, ese fue De La Rúa. No tenía carisma y no era popular.
Te podría decir, si.. pero no. No digo que no haya algo de eso, pero me parece excasa como explicación, es un poco mas complicado el tema, no?

Anónimo dijo...

Coincido con tu texto, pero es parcial, es una observación de la mitad del asunto que se te hace evidente desde tu lado, la cosa es q hay mas tela para cortar q eso! Sobre el carisma, por ejemplo, te parece q Binner lo tiene, o Bonfatti? Aplican tus apreciaciones tb a Buenos Aires con Filmus? Cierta gente se motiva con un espiritu triunfalista que como una droga te va tomando de a poco y transforma tu personalidad hasta q dejas de pensar por vos mismo y empezas a pensar como militante, y eso te hace sentir bien... Pero los otros, no te ven feliz y te siguen, te copian o imitan, los otros te ven sobervio, mandaparte, finalmente "ignorante", y te temen o se burlan, en este caso, los otros te han castigado, con el voto, y eso no significa que las políticas que apoyás sean malas o contrarias al pernsamiento de eso otros, ni significa que ese gran militante, ese u otro, no sea un buen comunicador o carismatico, significa que la gente se harta de un estilo, sobervio, sin humildad, sobrador, q es la esencia del estilo K, cosa q no sirve mas q para drogar militantes, visto q a los votantes les revuelve el estomago! Y si ahora se van a enojar, q se enojen, pero como perdedores, sin derecho!

Anónimo dijo...

ADA E IDO DICEN: El otro dia fuimos al banco a hacer un tramite, al sector de atencion al publico( no las cajas). Usualmente podes tener 5 o 6 personas adelante santes de que te atiendamn , pero estavez tenia 60 personas adelante. Que mierda pasa???? pense. Pregunte y la repsuesta fue, es por los telvisores de la presidenta me dijeron.
Los peronistas de izquierda tiene que empezar a acostumbrarse que vivimos en una sociedad de consumo capitalista y que no va a haber ninguna revolucion que supere un plasma de 32 pulgadas a pagar en 5 años.
Encima que al estado no le debe salir mucho porque de ultima esa generacion de tv ya son viejos reemplazados por los leds.
Pero a quien le importa, Vivimos en un pais donde la gente no necesariamente quiere tener lo "ultimo" sino estar adentro.

De Vierde Man dijo...

Creo que Cristina es forma y contenido. Macri es forma, forma moldeable a las circunstancias.
Muchos votarán a Cristina por la "impronta de la muerte" sobre el votante, otros por mera simpatía, otros por comodidad y buena vida, otros, como yo, por talibanes del modelo. Y gozo, porque el modelo en sí es el goce.
Un texto impecable.

Barullo dijo...

No sé si estoy totalmente de acuerdo con tu post, pero hay algo innegable: el Chivo Rossi fue un mal candidato. Amargo como pocos. Cero carisma. Y además mal tipo.
Bonfatti no tiene carisma, pero la gestión provincial de Binner no tiene brillos pero tampoco sombras, y con eso alcanzó. Hay fanáticos (de este lado) que dicen que el gobierno de Binner fue malo. No me parece. Y además tiene la buena imagen de que "no pelean".

Silsh dijo...

Binner tiene carisma? Reuteman? De La Rúa ? Me parece que es no ver la realidad ni escuchar a los vecinos o parientes. A la clase media/media baja no le importa si la economìa del paìs funciona bien. Su "medidómetro" es el sueldo y hasta dónde puede acceder al consumo. Un corte de calle lo asocian a obreros que protestan contra el Gob.Nac., los aumentos en el supermercado lo viven como un error del gobierno, y asì todo lo "visible".

MarianoMundo dijo...

No Mati, así como Cristina tiene carisma para mucha gente, no la tiene para mucha otra que sin embargo la va a votar. Mauricio es un ser desagradable, y gana.
Es más complejo todo. Creo que la buena situación a nivel nacional favorece a los oficialismos locales, y da la sensación que a tanta política y debate le aparece una contracara más liviana con emergentes que no provienen de ese espacio.
Lo que cabe preguntarse es si realmente tenemos una sociedad politizada, como creemos, o solo somos un grupo más o menos importante con pretensiones de totalidad.

sin dioses dijo...

Bonfatti no tiene carisma alguno sin embargo ganó la elección -menos mal- Reutemann ganó multiples veces en Santa Fe y tiene menos carisma que todos juntos. Esa cuestión del carisma se le puede vendera a los niñitos a mi no. Por ej Ma Eugenia Bielsa es tan parca como los 2 antes mencionados. ¿Que nos equivocamos de candidato? No lo se, orgulloso vote a Rossi y fue maravilloso el laburó que generó en las bases peronistas. Veníamos de una catástrofe política en SF, levantamos en el proyecto y mucho. Otro es el camino de Córdoba sin candidato y dejándole el espacio a los aliados de la Mediterranea.

Victor Taricco dijo...

Igual hay un problema en este análisis y es que en esta lógica se puede construir cualquier cosa, incluso un fascista. Ahora bien, el problema central es que estas elecciones corta la sensación de crecimiento continuo que se tenía desde la muerte de NK. Pues bien, estés es el escenario dónde hay que actuar. Entonces: Cómo seguimos creciendo? cómo seguimos incorporando demandas y por ende construyendo legitimidad y adhesión política? O sea el problema central de este tipo de procesos es que si paras (de crecer políticamente, de profundizar el modelo) te caes. Después de todo esto, si quieren discutimos la comunicación. Si me preguntan a mi me gustaría una comunicación que signifique el proceso y genere expectativas de futuro, porque si Cristina va a lo de Tinelli, el título de Clarín, las editoriales de la Nación y de los que conducen TN va a ser: Preocupada por el resultado, Cristina cerró su campaña con Tinelli igual que De la Rua y Menem.
Complicado no?
Abrazos

Barullo dijo...

Sin dioses: ¿Vos lo viste alguna vez al Lole entre la gente? ¡Claro que tenía carisma! Incluso así seriote como lo ves...

Quizás también era más joven.

Grunkel Abramov dijo...

También coincido en todo.
Objetaría que este análisis no sirve para explicar el resultado de la interna del 22/05.
En Santa Fe no votan sólo los afiliados al partido en la interna, cualquiera puede hacerlo aunque sólo en una.
En esas internas Rossi sacó cerca del 40% de los votos.

Abrazo.

Barullo dijo...

¿40% de los votos? Pero no, hombre! Muchos de esos votos eran de Perotti y los que votan a Perotti no necesariamente votan a Rossi.

Grunkel Abramov dijo...

No Barullo, a lo mejor me expliqué mal. En las elecciones internas del PJ Rossi sacó el 39.94%, Perotti el 29.97%, Bielsa el 28.40% y Mercier el 1.68%.
http://tribunalelectoral.santafe.gov.ar/anteriores/elec2011/prima2011/resulprov.php

Anónimo dijo...

Coincido con el post, aunque hay que agregar que no solamente se necesita una buena campaña para ganar una elección (aunque sí una mala campaña puede destrozarla), hay cuestiones relativas a la idiosincracia argentina que le escaparon al análisis kirchnerista en las elecciones porteñas (esto es por escucharnos demasiado entre nosotros, quizás mirar demasiado 678 o rodearse de los prolijitos chicos bien de la cámpora). Entre ellas que todavía no estamos tan lejos de los noventa y que aunque éste proceso está modificando culturalmente a todo el país, estas cosas no se hacen de un día para otro.
El ascenso social tiene una contracara identitaria muy curiosa. Cualquiera que sale de los sectores populares y tiene un poquito más, busca con fuerza diferenciarse de su lugar de origen. Es el síndrome del nuevo rico, en menor escala. Los 'vecinos de soldati' no son mucho más ricos que los que toman el parque, son personas que accedieron a una vivienda gracias a un plan de vivienda. Se pusieron la gorra cuando los que no accedieron al plan encontraban la manera de tener una casa. ¿qué somos? ¿todos lo mismo?.
El porteño quiere Europa. Le repulsa su origen popular y se considera más cercano a la oligarquía que al pueblo. Esto es así desde años incontables. Y el Macrismo esto lo sabe muy bien e hizo campaña como lo hace una marca de ropa. Construyó una imágen que, más que intentar reflejar la realidad concreta del votante, le puso una promesa de futuro blanco y modernizante frente a los ojos. Votame que accederás. Serás bienvenido. Un ideal al que aspirar más que un espejo donde mirar sus propias miserias. Abdominales planos, desodorantes que atraen al sexo opuesto y vacaciones en miami. Nadie quiere verse en ese espejo que le muestra quién es realmente, quiere verse amplificado por la televisión, bailando por un sueño. ¿Esto está mal? ¿es una consecuencia de la alienación capitalista? me importa muy poco el juicio de valor (se lo dejo a los muchachos del FIT), lo concreto es que esto atraviesa a todo el mundo y mejor sacarnos la careta antes de salir a hacer declaraciones de principios. Ganar una elección implica conocer al electorado y saber interactuar no con los convencidos, sino con los que no. Y en eso, nuestra campaña falló porque fue absolutamente endogámica y porque subestimó al electorado porteño que, en su mayoría, más que pensar en mejorar el hospital público, quiere atenderse en la maternidad suiza, como lo hace la gente que baila en la tele (y muchos de los chicos de la cámpora, que denostan a la mayoría de la ciudad por aspirar justamente a lo que ellos tienen -un buen trabajo, un blackberry, un auto-). Es fácil ponerse en juez de las aspiraciones miserables del otro cuando uno las tiene sin trabajar por ello. Sino pregúntenle a los troskos. Centramos la campaña en valores ideológicos y discusión política. Tenemos que reservar eso para la militancia o la universidad y prometerle al porteño lo que el porteño quiere (no es cambiar nuestro discurso, ni mentir, es una cuestión de qué decimos primero ¿o no pensamos hacer algo con la basura? ¿o el transporte? ¿o no vamos a plantar arbolitos? ¿estamos en contra de la bicicenda? ¿porque nadie dijo nada de sacar el cemento de las plazas y volver al pasto?)
El error de la campaña en la ciudad fue leer a los porteños desde página/12. Creer que el votante de capital está interesado en algo más que su existencia cotidiana. Que el hambre del tipo que corta la calle le importa un carajo más que su llegada tarde al laburo (tenemos que decir 'no va a haber más cortes de calles' antes que 'vamos a hacer un plan de viviendas para que todos y todas tengamos un techo'). Este es el error, convencernos de la epopeya kirchnerista del cambio de época y revolución cultural.
Para esto, falta mucho, por ahora somos básicamente los mismos.

Martín (Latino) dijo...

No coincido para nada Matías, la idea de que la gente vota a los carismáticos y no a los aburridos o serios como Filmus o Rossi es cierta para dos o tres casos. Cuando analizas en el tiempo y el espacio esa afirmación, no se confirma. De la Rúa fue uno de los tipos menos carismáticos que se hayan visto, el propio Bonfatti es una momia... no, para nada, no coincido. En el blog rescaté un cacho de lo que publicaste para explicar por que disiento.
Salutes.

Anónimo dijo...

Basta de triunfalismo berreta y sentimentalismos absolutamente subjetivos sin anclaje en la realidad, por favor... ESO NO ES PERONISMO; eso es una especie de alcahuetismo autocomplaciente, es como masturbarse, no sirve más que para uno mismo.

BASTA, BAS-TA.

No le ganamos a nadie todavía.. a nadie.



¿¿¿Nadie habla del MAMARRACHO PIANTAVOTOS DE LA RE-ESTRUCTURACIÓN DEL FÚTBOL ARGENTINO???

¿¿Nadie habla de la marcha prevista para el martes 2 a ls 19Hs -LLEVADA A CABO NO POR CLARÍN, POR LOS HINCHAS, ¡POR LOS HINCHAS!- en contra de la AFA y el Gobierno Nacional???


Las cosas se complican cada vez más, y estos análisis pelotudos nos adormecen (ciertas encuestas, también). Guarda, porque el golpe que nos podemos dar en Octubre puede ser duriiiiiissssiimoooo.

Encuentro Latinoamericano dijo...

"¿¿¿Nadie habla del MAMARRACHO PIANTAVOTOS DE LA RE-ESTRUCTURACIÓN DEL FÚTBOL ARGENTINO???"

Perdón compañero, pero... ¿nos vamos a hacer cargo de cada operación? Porque así nos volvemos locos, en serio.

No podemos aceptar la falacia infundada de que el gobierno mandó a reestructurar el futbol argentino. Que presenten pruebas, porque cada vez que pasa cualquier boludez es obra y gracia de Cristina, Aníbal Fernández o el espíritu de Néstor. Dejémonos de joder, autocrítica si, pero aceptar cualquier boludez no. Si los hinchas se quieren juntar porque están en contra del gobierno, están en todo su derecho, hay muchos que están en contra del gobierno, no es nada nuevo.

Saludos.

cimarronpampa dijo...

Comparto considerando que va a ganar porque ADEMAS DE LA GESTION EXITOSA tiene un gran carisma y personalidad. Acá es donde hace agua la comparación con tinner, bobati, juez que huyó de la intendencia por el desastre que hizo: la gestión explica una parte y el carisma la otra. Gestión sin carisma dan a tiner reelecto en rosario, ni gestion ni carisma dan a tiner teniendo que impugnar 150mil votos del midachi para que gane bobati la provincia. A CFK la conocían muchos antes de que Néstor sea candidato, a bobati siguen sin conocerlo ni los que lo votaron, a pesar de tener el mismo cargo que Aníbal en la nación. De La Rúa sin carisma huyó por la gestión... no sé si algo de onda capaz que lo ayudaba. el hijo bobo de macri sin gestión pero con un carisma raro apuntalado por barbas arrasó, pinino con carisma pero sin rumbo fracasó. Del sel con puro carisma ganó santa fe y la entregó porque era todo un juego para él. El que cree que el corredor no tenía un algo especial desconoce que logró que los barrios que inundó lo votaran de nuevo mayoritariamente... si eso no es carisma!!!! Uno diría que el motonauta no tiene carisma y es más popular que la mierda.

Lo que me parece claro es que sin carisma no se puede remontar nada, y en la política siempre surgen contratiempos e imprevistos. El carisma es muchas veces la diferencia entre salir improvisando o hundirse como ibarra en la cámara del 13 con los falsos admiradores.

No es todo... pero cómo ayuda, la gestión no siempre puede llegar a todos lados, el carisma sí...