19.10.07

"debemos aceptar a los putos constitucionales"

Un pueblo sin memoria (…) es una masa; una multitud imprudente e inepta para la política. Hacer intervenir en política a esa masa desmemoriada, no sólo es una imprudencia, sino un fraude.
(…) Este presunto deber para con la religión democrática se continúa (…) con la aceptación de los resultados como (…) la prohibición de discriminar entre normales y anormales.
(…) Debemos aceptar como legítimos a los putos constitucionales.
(…) En otros tiempos, (…) todo católico un poco leído sabía que el ideal igualitario de las personas y las clases era perverso e inhumano.
¿La Jerarquía nos ordenará votar?, por Marcial Castro Castillo. Páginas 17, 18 y 19.

Resumo un poco el resto porque no tengo ganas de trascribir más. El director, Caponnetto, valga la redundancia, defiende en las páginas 20 y 21 a von Wernich. El capellán R. P. Christian von Wernich, desde la prisión de Marcos Paz, “pabellón de “máxima seguridad””, refuta lo que se acuerda de lo que el tipo que lo mando en cana expuso en el juicio. Antes había una publicidad de Arte Nacionalista, www.artenacionalista.com.ar, al servicio de Dios, la patria y Occidente, que vale la pena observar, y después una de músicos de “folk hispano”, como preludio de un breve panorama con ínfulas literarias de Luis Alfredo Andregnette Capurro, corresponsal en España, que nos hace una coyuntura sobre la “el gobierno marxiliberal zapateril”. Más adelante, con ironía cuidada, que hasta me despertó una risa cómplice, Aníbal D´Angelo Rodríguez se tira contra Gran Hermano, una holandesa troskista, las FARC, el lobby israelí en los Estados Unidos, Bailando por un Sueño, la UBA, la televisión basura en general y como corolario le pega al suplemento ADN de La Nación. Para ir cerrando tranca unos jóvenes autodenominados “revisionistas” mandan una carta de lectores en la que cuentan que hicieron un happening en la torre de los ingleses desplegando insignias patrias “y de Gibraltar” hasta que la policía los instó a retirarse “por ofender a la comunidad británica”, que en palabras de un oficial de policía suena culto y hasta revolucionario. Antes de cerrar el número y al no haber vendido la retiración de contratapa se despechan con un recordatorio al Día de la Hispanidad celebrado el pasado 12 de octubre.

De yapa, porque los quiero, les dejo la contratapa: sin desperdicios.

cabildeando

¡Hasta noviembre muchachos de Cabildo! ¡Que no se corte!

3 comentarios:

Pumplafiz! dijo...

Ojalá nunca censuren a esta revista, si no, de qué nos vamos a reír?
Por Dios santo... Cuánto paparulo suelto...

Anónimo dijo...

Eso, pumplafiz!, ya va siendo hora de que te encierren de una buena vez.

Y aguante Cabildo, dicho sea de paso.

Firma: Palomero.

Amigurumis Maryanhans dijo...

y....la verdad es asi....la democracia y su irresponsabilidad por su anonimato nos empuja cada vez mas a la miseria y a ser corderos de unos pocos...la democracia es el gobierno que nos permite elegir cada cuatro años a quien darles la soga para que nos ahorque....gonzalo montoro